¿Conoces la orquitis y cómo te afecta?


La inflamación de los testículos se conoce como orquitis y es consecuencia de una infección causada  por diferentes bacterias y virus.

El más común de los virus que se encuentra como causa de la orquitis es el de las paperas. Y este cuadro puede ser considerado como una complicación de las paperas en niños que hayan pasado la edad de la pubertad o en adultos jóvenes entre 19 a 35 años.

La orquitis habitualmente se desarrolla entre 4 a 6 días con posterioridad al inicio de las paperas. Las paperas se han convertido en  una enfermedad  rara en los países desarrollados pues se cuenta con vacunas que se aplican desde edades tempranas y evitan la afección sobre todo después de la pubertad.

La orquitis también puede suceder de forma simultánea  con infecciones del epidídimo y de la próstata.

En otras ocasiones la orquitis está causada por alguna de las infecciones de transmisión sexual (ITS), como pueden ser gonorrea, clamidia, o sífilis (Treponema pallidum).

La orquitis es la inflamación de los testículos causada por bacterias o virus
La inflamación de los testículos se conoce como orquitis

Podemos encontrar otras bacterias que pueden causar la orquitis u otras infecciones del tractus urinario son Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Pseudomonas aeruginosa y Staphylococcus.

La orquitis y la epididimitis causada por este tipo de infecciones de transmisión sexual son más frecuentes en los hombres que estén comprendidos entre los 19 a 35 años de edad.

La orquitis también puede estar relacionada con anomalías congénitas, es decir, haber nacido con condiciones anatómicas anormales en el tracto urinario o también por haber mantenido un catéter o instrumentos médicos insertados en el pene por otras causas como puede ser dificultades para orinar, la llamada retención urinaria ocasionada por aumento de tamaño de la próstata.

Síntomas de orquitis

Los síntomas que con mayor frecuencia aparecen en hombres afectados por orquitis habitualmente se desarrollan de repente, aunque pueden emerger de forma gradual y pueden variar de leves a graves. Entre estos podemos incluir:

  • Sangre en el semen (Hematospermia)
  • Sangre en la orina (Hematuria)
  • Hinchazón en los testículos, que puede aparecer en uno o en ambos
  • Dolor en los testículos que puede ser de leve a severo
  • Enrojecimiento de los testiculaos
  • Molestias al sentarse
  • Sensibilidad en uno o ambos testículos, que puede durar semanas
  • Fiebre
  • Náuseas
  • Secreción en el pene
  • Dolor al orinar
La orquitis o inflamación de los testículos genera malestar general
La orquitis causa dolor intenso

Factores de riesgo de la orquitis

Si la causa de la orquitis no está vinculada con relaciones sexuales podemos considerar que entre los factores de riesgo más frecuentes encontramos:

  • Tener anomalías congénitas en el tracto urinario
  • La posibilidad de no haber recibido la vacuna contra las paperas. Esta condición, el estar vacunado, se considera como la mejor medida de protección contra el padecer de orquitis.
  • Padecer de infecciones periódicas del tracto urinario
  • Recibir cirugía en las vías urinarias o en los genitales en razón directa del potencial riesgo de infección.

Practicar el sexo seguro contribuye de forma determinante en la protección contra enfermedades de transmisión sexual. La práctica de relaciones sexuales que potencialmente pueden conducir a enfermedades de transmisión sexual (ITS) también ponen en riesgo el padecer de orquitis. Y entre estos factores podemos encontrar:

  • Promiscuidad sexual al tener múltiples parejas sexuales.
  • Mantener relaciones sexuales con personas que tengan ITS.
  • Sexo sin condón.
  • Usar el condón o preservativo desde el inicio de la actividad sexual hasta que esta finalice.
  • Practicar relaciones sexuales habiendo ingerido grandes cantidades de alcohol.
  • Antecedentes personales de ITS.

Complicaciones de la orquitis

En la mayoría de las personas que padecen de orquitis las manifestaciones clínicas mejoran sin que existan complicaciones. Sin embargo, la orquitis puede provocar diversas complicaciones entre las que podemos encontrar:

Atrofia testicular: los testículos disminuyen de tamaño y pueden llegar a perder su función.

Absceso escrotal: cuando existe un absceso escrotal el tejido infectado se llena de pus.

Epididimitis crónica: esta afección puede llevar a episodios repetidos de inflamación del epidídimo.

La orquiepididimitis conlleva la inflamación de testículos y epidídimo
La orquiepididimitis es la inflamación de testículos y del epidídimo

Infertilidad: en un pequeño número de casos se puede presentar infertilidad causada por la orquitis, no obstante, si esta sólo afecta a uno de los testículos, la infertilidad es menos probable.

De cualquier manera evitar la posibilidad de padecer orquitis es posible. ¡De ti depende!