Cómo quitar la tos, remedios caseros para evitar tomar medicina


Cuando tenemos tos suele ser una acción de nuestro cuerpo para intentar eliminar cualquier cuerpo extraño que se haya podido alojar en ella. La forma que tiene de hacerlo es provocando contracciones espasmódicas de forma repentina, en ocasiones de forma repetitiva si no ha conseguido eliminar lo que sea que le haya podido molestar. Al expulsar de esa forma violenta el aire de los pulmones es cuando se produce ese sonido “de tos” que tanto conocemos. Pero hay ocasiones en las que la tos no está provocada por nada que se haya colado en la garganta, y si se repite mucho puede ser muy molesto y producir incluso dolor. Para evitar que eso ocurra te vamos a explicar cómo quitar la tos de forma efectiva y con remedios caseros, te encantarán estos trucos.

te puede interesar conocer: lo mejor que puedes tomar para el dolor de garganta

Quitar la tos
Tenemos una serie de trucos que te explicarán cómo quitar la tos y que deje de ser un incordio para ti y para los que están contigo

Cómo quitar la tos con remedios caseros

Aunque la tos se puede provocar de forma voluntaria lo más habitual es que sea un acto reflejo de nuestro cuerpo y puede ser bastante molesto si se produce de forma continua durante un periodo de tiempo. Tres días se pueden hacer muy largos si tienes este problema y la tos no te deja ni siquiera dormir, lo que te hace estar cansado e irritable durante todo el día… Además de seguir teniendo que aguantar esa tos tan desagradable.

Si has llegado a este punto no te preocupes, tenemos una serie de trucos que te explicarán cómo quitar la tos y que deje de ser un incordio para ti y para los que están contigo. Esto será adecuado siempre que no sea provocada por alguna enfermedad, en ese caso deberás acudir al médico de inmediato para que valore tu situación y te recete los medicamentos que sean más adecuados a tu caso.

Cómo quitar la tos con miel

La miel ayuda a suavizar y aliviar los síntomas de una garganta irritada, de este modo la tos seca se reducirá de forma casi inmediata. La miel también ayuda a reducir los síntomas de personas que padecen las, cada vez más frecuentes, alergias de primavera.

Para que la miel te ayude a reducir la tos solo tendrás que disolver una cucharada en una infusión caliente. Si la tos es especialmente molesta durante la noche puedes tomar un vaso de leche calentita con miel antes de meterte en la cama, dormirás como un niño durante toda la noche. Pero también puedes tomarla directamente en la cuchara, si no es muy fuerte será como una pequeña golosina que además quita la tos.

Si eres de los que sufren alergia a ciertas plantas de tu localidad, acostumbra a tomar miel de tu zona para endulzar lo que tomes, así tu cuerpo se habituará a esas plantas y los síntomas y la tos serán mucho menores.

Miel para quitar la tos
La miel ayuda a suavizar y aliviar los síntomas de una garganta irritada, de este modo la tos seca se reducirá de forma casi inmediata

Si tienes niños con tos seca puedes darles miel para aliviarles siempre que sean mayores de dos años. Si son menores de esa edad nunca debes dársela, ya que se pueden intoxicar de forma muy grave. Mejor no tentar a la suerte.

Cómo quitar la tos con agua con sal

Hay casos en los que la tos seca puede estar producida por una sequedad excesiva de la garganta. Una de las mejores formas de tratar esto es haciendo gárgaras con agua y sal. Estas gárgaras ayudarán a que tu garganta vuelva a humedecerse y al no estar tan seca la tos desaparecerá.

Para preparar estas gárgaras solo tendrás que calentar un vaso de agua y diluir en ella media cuchara de café de sal. Ten cuidado de que el agua no esté demasiado caliente para evitar quemarte, solo tiene que estar templada. Toma un sorbo de agua cada vez, realiza gárgaras durante un minuto y escupe el agua ¡no te la tragues! Además te servirá para limpiar la garganta de posibles restos o pus que se hayan podido formar.

Agua caliente para la garganta
Una de las mejores formas de tratar la sequedad de garganta es haciendo gárgaras con agua templada y sal

Quitar la tos con eucalipto

Si en vez de tos seca tienes tos con mocos, el eucalipto puede ser tu aliado, ya que contiene un elemento que se llama cineola que es un expectorante muy potente y ayuda a aliviar la tos. Puedes encontrar eucalipto ya preparado de muchas formas: pastillas para la tos, jarabes, pomadas… Y puedes adquirirlo casi en cualquier farmacia y herbolarios.

Aunque es muy bueno tendrás que tener en cuenta ciertas precauciones. Por ejemplo nunca debes tomar la planta de eucalipto directamente, ya que es muy tóxica. Si lo que tienes es la planta prueba a frotar un poco en el pecho o bajo la nariz para aliviar la congestión y reducir la necesidad de tu cuerpo de toser.

También puedes prepararlo en infusión. Es tan sencillo como dejar que 3 hojas hiervan en agua durante 15 minutos, después cuela la infusión antes de tomarla. Puedes tomar esta infusión hasta tres veces al día.

¡Atención! No debes usar eucalipto si sufres asma, tensión arterial alterada, enfermedad de algún órgano o convulsiones.

Beneficios de las planta
El eucalipto puede ser tu gran aliado si sufres de tos con mocos, pero debes tener cuidado y ciertas precauciones al usarlo

Prevenir la tos seca está en tus manos

Antes de llegar a sufrir un problema y preocuparte de cómo quitar la tos, si sigues estos consejos podrás evitar tener una tos seca molesta que llegue a irritar la garganta y los ánimos.

El primer  consejo que te puedo dar para prevenir la tos seca es que dejes de fumar. No te voy a dar una charla sobre lo malo que es el tabaco, que eso ya lo sabes. Lo que quizás no sepas es que fumar es de los motivos más habituales por los que se padece tos crónica. Si te decides a dejar de fumar ten en cuenta que las primeras 2-3 semanas la tos puede aumentar, eso es normal, pero pasado ese periodo notarás grandes mejorías en tu salud en general.

Otro consejo que te puedo dar para para reducir en gran medida la tos seca y prevenirla es beber muchos líquidos. Cuando la garganta se resiente por falta de hidratación, una de las respuestas de nuestro cuerpo es comenzar a toser y la tos hace que la garganta se seque, por lo que entramos en un círculo vicioso. Para prevenir y reducir esto hay que procurar estar bien hidratado, y beber más si tenemos tos seca. Las bebidas templadas ayudan más que las bebidas frías.

Baño caliente
El vapor que genera el agua caliente ayuda a humedecer todo el conducto respiratorio al inhalarlo, por lo que ayuda a prevenir y a aliviar la tos. Además es una forma genial de relajarte y pasar un buen rato

El último consejo es quizás de los más placenteros: toma un baño caliente. El vapor que genera el agua caliente ayuda a humedecer todo el conducto respiratorio al inhalarlo, de este modo puedes reducir las ganas de toser y notar menor congestión si la padeces. Si quieres beneficiarte de este vapor, lo mejor es que pongas una toalla en el suelo, tapando el hueco que queda bajo la puerta para que se concentre en el baño todo lo posible. Permanece sumergido en agua caliente y respirando este vapor durante 20 minutos, al terminar estarás mucho más aliviado y relajado. También puedes poner agua a calentar en una olla y, con una toalla sobre la cabeza y la olla, respirar el vapor que genera, pero es mucho menos divertido y puede agobiarte el estar así mucho tiempo con el calor tan directo y tan cerca de la cara.

descubre: remedios naturales con cosas de casa