Cómo enseñar a ordenar su cuarto a los más pequeños de la casa


Aunque parezca un objetivo difícil de cumplir, cómo enseñar a ordenar a los más pequeños, es muy simple si sigues los consejos que te daremos a continuación. A los niños les encanta disfrutar de su cuarto ordenado. Además, muchos de ellos aprenden a valorar su limpieza, cuando lo tienen que hacer ellos. Así que enseñarles a ordenar su cuarto hará que adquieran buenos hábitos de limpieza.

Por qué no aprovechar estos días que debemos compartir en casa para adquirir buenos hábitos entre todos los habitantes de la casa.

Cómo enseñar a ordenar a los más pequeños

Cómo enseñar a ordenar a los más pequeños

Los niños imitan a los mayores

Es posible que hayas escuchado muchas veces esta frase y es realmente acertada para este tema. Así como los acompañas a jugar así le debes a acompañar a juntar los juguetes, una vez que el juego terminó.

No sirve decirles que vayan a ordenar su cuarto y nosotros nos quedamos en la sala. Debemos acompañarlos y ayudarlos, especialmente en los primeros años de su vida, hasta que lo hagan por sí mismo.

Generar espacios

Cómo enseñar a ordenar a los más pequeños es una tarea simple si se cuenta con un lugar para cada cosa. Si el cuarto del niño es un poco amplio, se puede agregar rincones especiales de lectura, de juegos, de camping. Estos sitios especiales suelen ser una gran motivación para ordenar.

Pero no contar con el espacio suficiente no tiene que ser un problema. En esos casos se debe recurrir a la imaginación y crear espacios de guardado que estén a la altura de ellos. Tales como baúles con tapas livianas, cajones que son fáciles de abrir debajo de la cama. Estantes bajos para sus juguetes preferidos y un canasto para colocar su ropa para lavar.

Pequeños objetivos para cumplir una meta más grande

La idea principal es crear un hábito y para eso debe ser realizada con ganas y de manera frecuente. No sirve arreglar todo el cuarto una vez al mes. Las pequeñas tareas diarias son las que cuentan. Como por ejemplo, guardar los juguetes con los que estamos jugando en su cesa o estante.

Esta tarea se realiza diariamente y el niño lo hará una y otra vez porque siempre es mejor jugar con el juguete guardado que uno tirado en el piso. Repitiendo esta acción diariamente, el niño irá adquiriendo un buen hábito que lo guiará a ordenar cada día más.

Cómo enseñar a ordenar a los más pequeños

Espacio de estudio

Uno de los sitios más conflictivos es mantener el orden de los escritorios. Lo cual es muy importante para fomentar a la concentración. Para ayudarlos podemos brindarles diferentes canastos para que puedan clasificar los útiles y los ordenen fácilmente. Dar color a los cajones, también los motiva a guardar en él los cuadernos y libros adecuados.

Ordenar nunca es aburrido

Las tareas diarias no tienen por qué ser aburridas. Uno de los trucos que sirve en cómo enseñar a ordenar a los más pequeños es inventar una canción propia. O incluso una coreografía para guardar los juguetes en su correspondiente lugar. Los canastos o estantes pueden ser del mismo color que los juguetes que se guardarán en su interior. De esta manera los relacionará y lo hará de manera casi automática.

Las actividades que puede realizar estarán limitadas por su edad y contextura física

Si son pequeños puede ser que no puedan tender su cama. Pero podrán ayudarte a hacerlo e incorporar esta actividad como parte de la rutina de limpieza del día.

A partir de los dos años ya pueden ayudar a juntar sus juguetes, por ejemplo. Siempre y cuando se realice de manera sana y divertida. Recuerda que el juego es la mejor herramienta para aprender. Cuando se canta y baila se estimula mucho más a su conciencia.

El objetivo es que el orden se convierta en una rutina

La clave de cómo enseñar a ordenar a los más pequeños es convertirlas en una rutina y para eso se deben realizar una y otra vez. Aunque se trate de una rutina no tiene que ser aburrida, tal como lo aclaramos en el punto anterior. Pero debe realizarse siempre a la misma hora y un orden. Por ejemplo, luego de jugar o pintar se debe guardar todo.

Mira cómo armar: Fiestas temáticas durante la cuarentena

Cómo incentivar a los niños a guardar sus juguetes

Inventar un juego

Por ejemplo, cuando es hora de ordenar te puedes convertir en un robot ordenador. Y junta los juguetes simulando los movimientos de un robot. Dependiendo de su edad, se puede utilizar un disfraz para el Mr. Ayudante de la casa.

Adaptar un juego

Una manera muy divertida de dividir las tareas es tirar un dado. El que tiró un mayor valor junta determinadas cosas y el otro lo demás.

Cómo enseñar a ordenar a los más pequeños

Escuchar música

Poner un tema movido, puede incentivar a ordenar. El niño relacionará a la tarea de limpiar y ordenar como algo divertido que se realiza en familia.

Decorar a su gusto

Cuando son un poco más grandes se les puede dar lugar a crear sus propios espacios. De esta manera les encantará ver ordenado su lugar preferido.

Ordenar es una actividad didáctica

Cuando son pequeños se puede utilizar la actividad de ordenar para que aprendan los colores, los números y nombres de animales y cosas. Incluso se les puede enseñar algunas palabras en otros idiomas.

Qué hacer cuando el cuarto está muy desordenado

Si su dormitorio o habitación de juegos es un caos, no se le debe desanimar. Al contrario se le debe dar ánimo y ayudarlo. Comenzando por ejemplo con los juguetes de un tipo o de un color.

Aunque al finalizar la actividad, el resultado no sea el esperado, alienta a tu hijo por su esfuerzo. Cuando se realiza el trabajo de manera ordenada y juntos se logran los objetivos.

Ordenar junto a tu hijo será la mejor inversión del tiempo. No solo le darás la oportunidad de desempeñarse mejor en el futuro. Sino que también crearás momentos increíbles que los unirán para siempre.