Cómo eliminar los malos hábitos en nuestro día a día


Los hábitos son rutinas de actividades que las tenemos incorporadas a nuestro día a día. Las realizamos sin ni siquiera pensar en ello. Cuando éstos no son saludables nos cuesta cambiar. Por eso aquí te contamos pasos muy simples de cómo eliminar los malos hábitos e incorporar otros más saludables.

El hábito queda registrado en el cerebro

Precisamente la repetición es la clave para que una actividad se transforme en un hábito y lo realices hasta de manera inconsciente. Esto sucede porque el cerebro identificó como una tarea segura a seguir. La conexión entre neuronas ya existe y cada vez que lo repites el cerebro lo realiza de manera más eficiente. Tan eficaz que ya lo realiza de manera automática.

Esta situación tiene una gran ventaja, la actividad adquirida como hábito la realizas sin sentir ningún tipo de esfuerzo. La desventaja es que es difícil deshacerse de un hábito, naturalmente el cerebro buscara repetir el antiguo hábito.

Cómo eliminar los malos hábitos

Esa es una de las razones por la que es tan difícil incorporar un nuevo hábito y deshacerse de uno de ellos, cuando no es saludable. El cerebro no identifica si es saludable o no, solo trata de ser más eficiente y realizar tareas automáticamente.

Por lo tanto, apenas descubra un patrón a seguir, lo adquirirá y tratará de ejecutarla como una acción inconsciente. Dejando espacio para que puedas pensar y resolver como realizar otras actividades.

Hábitos saludables y no saludables

Es muy simple distinguir entre un hábito saludable y uno que no lo es tanto. Cuando una actividad beneficia de manera directa o indirecta a nuestro bienestar físico y mental es un hábito saludable.

En este grupo se encuentra el aseo personal y del ambiente donde normalmente estamos, alimentación sana, rutinas de ejercicios regulares, descansar adecuadamente entre otros muchos más.

Mientras que un hábito no saludable afecta de manera negativa a tu salud física o mental de manera directa o indirecta. Entre estas acciones se encuentra una mala elección de comida o bebida, sedentarismo, fumar, beber alcohol y muchas otras más.

Aunque no nos cueste diferenciarlos, para nuestro  cerebro no existe diferente entre uno saludable o no. Siempre intentará realizar esa actividad que la has repetido constantemente por años.

Cómo eliminar los malos hábitos

Por lo tanto, para incorporar un nuevo hábito requerirá de nuestra fuerza de voluntad para repetirla tantas veces sea necesaria, hasta que nuestro cerebro la reconozca como tal. Otro elemento muy importante a la hora de incorporar un nuevo hábito es que el cerebro lo desee repetir. Esto se logra con una recompensa.

Entonces, nuestro cerebro registrará a una acción nueva como un hábito si nosotros recordamos esa actividad, la ejecutamos y luego obtenemos una recompensa de ello. Este ciclo repetido por un tiempo se convertirá en un hábito.

Ese ciclo fue el que realizamos con cada hábito que tenemos incorporado a nuestra vida diaria, sea saludable o no.

Cómo eliminar los malos hábitos

Para lograr un crecimiento personal y poder liberarnos de los malos hábitos te damos una secuencia pasos muy efectiva de cómo eliminar los malos hábitos.

Toma la decisión

Es importante que tú tomes la decisión de sacar ese hábito no saludable de tu vida. De nada sirve que otra persona lo haga por ti. Tú eres la persona que se enfrentará cada día con el deseo de volver a hacerlo.

Para tomar la decisión correcta tienes que pensar en las desventajas o daño que está produciendo en ti el hábito del cual te quieres deshacer. Luego piensa en las ventajas que obtendrás si no lo tienes más entre tus rutinas.

Relación con el hábito

Un hábito es parte de nuestra vida por alguna razón, existen circunstancias que hicieron que aparezca. Tienes que descubrir cuáles son los desencadenantes ambientales que te llevan a realizar esa actividad.

Piensa y anota todo lo que sucede en los momentos anteriores a realizar ese hábito, incluyendo el momento del día y sentimientos. Este paso es muy importante y puedes volver aquí las veces que sean necesarias hasta descubrir todos los detalles de esta relación.

Creación de estrategias

Una vez que conozcas la situación que provoca que realices una actividad que no deseas volver a realizar, puedes comenzar a trabajar en estrategias que te ayudarán a detener el hábito. Cuando te encuentres repitiendo el hábito que deseas dejar, para de hacerlo inmediatamente y vuelve al paso anterior.

Anota toda la situación y comienza ahora a trabajar en evitar llegar al mismo ambiente que te lleva al hábito no saludable.

Cómo eliminar los malos hábitos

Reemplaza el hábito por otra acción

Busca una actividad alternativa para no realizar el hábito no saludable que quieres eliminar de tu día a día. Este es un paso importante que te ayudará a olvidar la otra actividad. Piensa que puedes hacer en ese preciso momento que tu cerebro te está indicando el mal hábito.

Esa nueva actividad alternativa te debe generar placer, para que nuble la idea de seguir la conducta que deseas eliminar.

Persevera y triunfarás

Repetir una y otra vez la misma acción es lo que te lleva al éxito. No sirve trabajar duro una semana, tómalo como un estilo de vida y sin darte cuenta ya lo tendrás fuera de tu vida. Sé constante y realiza todos los pasos una y otra vez, hasta que consigas erradicar definitivamente el mal hábito.

Crea recompensas por cumplir objetivos a corto plazo. Eso reforzará toda tu energía para seguir esforzándote.

Rompe con tendencias de repetición

No te desanimes si el deseo que tienes de repetir un mal hábito es muy fuerte. Trata de comenzar de nuevo cada día. Cada día logrado es un objetivo cumplido y tienes que sentirte feliz por ello y obtener una recompensa que así te haga sentir.

Si hoy toda la situación logró abrumarte, no te preocupes, no es fácil, comienza ahora de nuevo. Porque los beneficios de deshacerte de los malos hábitos valen la pena.

¡Siguiendo estos pasos de cómo eliminar los malos hábitos lo lograrás!

Conoce: Cuáles son los hábitos más perjudiciales