Enfermedad de Paget, qué es y cuál es su tratamiento más efectivo


La enfermedad de Paget también se la conoce como osteítis deformante porque esta patología tiene la característica de destruir el hueso y regenerarlo de manera anormal. El hueso afectado con esta enfermedad crece de gran tamaño, pero de manera débil. Por lo tanto, corre un alto riesgo de quebrarse.

Se trata de una patología inflamatoria que afecta al tejido óseo metabólico y puede atacar cualquier hueso del cuerpo, incluso puede atacar a varios de ellos al mismo tiempo, pero en ningún caso se extiende a todo el esqueleto.

Enfermedad de Paget

Los sitios más propensos a desarrollar esta patología son la columna vertebral, el cráneo, las piernas, brazos, clavícula y la pelvis.

Se desarrolla con mayor frecuencia en hombres de avanzada edad y si no se trata adecuadamente esta enfermedad puede generar otras patologías como artritis y pérdida de la audición.

Causas de la enfermedad de Paget

Las causas del desarrollo de esta enfermedad todavía no están claras. Aunque varios estudios han demostrado que se puede tratar de una neoplasia benigna de las células que forman el hueso, una infección viral o de genética como herencia familiar. Existen casos en todo el mundo, pero una mayor concentración en los países de Europa, Australia y Nueva Zelandia. Aunque ha disminuido notoriamente en las últimas cinco décadas.

Síntomas de osteítis deformante

Existe un gran número de personas que padecen esta enfermedad y no lo saben porque no sienten ningún síntoma. Generalmente se descubre por casualidad, al realizar una radiografía. Otra razón por la que se puede detectar la presencia de esta enfermedad es tener un nivel muy alto del calcio en el laboratorio de sangre.

En caso de la persona presenta síntomas se encuentran los siguientes dependiendo de la zona que está atacando:

  • Dolor o cierta rigidez en las articulaciones del cuello. La intensidad del dolor puede ser intensa y permanecer en el tiempo.
  • Deformación visible en las piernas como arqueamiento.
  • Fractura de huesos sin una razón que lo justifique.
  • Dolor de cabeza, acompañado de una disminución de audición.
  • La estatura general disminuye.
  • La zona afectada muestra una piel caliente.

Diagnóstico de la enfermedad de Paget

El diagnóstico de esta enfermedad se realiza a través de un estudio de gammagrafía óseo o radiografía ósea. Otra manera de diagnosticarla es a través de valores excesivos a comparación de los rangos regulares de las sustancias formadoras del hueso. Tales como calcio, isoenzima de la fosfatasa alcalina y N-telopéptido entre otros.

Generalmente son los huesos más grandes del cuerpo los que son atacados por esta enfermedad. Cuando esta patología ataca a un solo hueso se denomina monostótico. En cambio, si ataca a varios huesos se denomina poliostótico.

Enfermedad de Paget

Tratamiento de osteítis deformante

Cuando en el análisis de sangre tiene valores levemente anormales o no tengan dolores ni ningún síntoma de que la enfermedad esté activa, la persona no necesita realizar ningún tratamiento.

Sin embargo, en todos los casos se aconseja mantener un peso ideal estable para no forzar los huesos.  Principalmente aquellos que tienen que soportar peso como los huesos de la cadera y piernas, porque pueden provocar fracturas.

En esos casos, se necesita seguir un tratamiento para frenarla y reducir a la vez todo riesgo de sufrir fracturas. El mismo tratamiento se sigue en caso de que el hueso afectado sea el cráneo porque puede provocar una disminución auditiva importante. También en el caso de sentir síntomas o niveles elevados de calcio.

Medicación para tratar osteítis deformante

El tratamiento consiste en la toma de algunos fármacos que tienen el objetivo de frenar la descomposición y mala formación ósea. Entre los medicamentos involucrados en dicho tratamiento están los bifosfonatos.

Con esta medicación se trata de disminuir la formación ósea exagerada. Se pueden administrar oralmente o vía intravenosa. Junto con esta medicación se administra un suplemento de calcio y de vitamina D. Los resultados se pueden observar a través de rayos X luego de 6 meses aproximadamente.

Calcitonina es una hormona que también se incluye en el tratamiento para tratar el metabolismo del propio hueso. Se administra a través de un aerosol nasal o inyección subcutánea. Mientras que para el dolor se receta paracetamol o antiinflamatorios no esteroides.

La mayoría de las personas reaccionan positivamente ante este tratamiento y la pueden controlar en pocos meses. En casos graves, donde sea necesario corregir alguna deformidad, se puede recurrir a una cirugía ortopédica.

Algunas personas pueden necesitar una artroplastia y en muy pocos casos se puede tratar de osteosarcoma, un tipo de cáncer de hueso.

Aquí puedes encontrar más información sobre:Oosteosarcoma .

Terapias alternativas para acompañar a la medicación

Como ayuda psicológica de las personas que tienen esta enfermedad existen grupos de apoyo integradas con personas que tienen la misma afección.

Complicaciones de esta enfermedad

Las posibles complicaciones que puede tener esta patología depende del hueso que está afectando. Entre ellas se encuentran las fracturas de huesos, deformidades, hipercalcemia, estenosis en columna, sordera, insuficiencia cardíaca y paraplejia entre otros.

Cuándo se debe hacer una consulta con un médico

Ante cualquier sospecha o síntoma de esta enfermedad se debe consultar con el médico para un diagnóstico adecuado.

Prevención de la osteítis deformante

No existen medidas de prevención que se puedan tomar para prevenir la enfermedad de Paget. Solo hacerse el estudio necesario en caso de sospechar de tener esta enfermedad para comenzar con el tratamiento adecuado y seguir un estilo de vida saludable.