Cómo afecta la obesidad al cerebro: todos los datos que debes conocer


Mantener un peso saludable ya no es cuestión de estética, según los avances científicos la grasa corporal nos afecta más de lo que pensamos. En este artículo hablaremos específicamente de cómo afecta la obesidad al cerebro.

Los resultados de varios informes científicos concluyeron desde hace años que la grasa corporal afecta al funcionamiento de los órganos principales como el corazón, hígado y riñones. Ahora están surgiendo resultados de estudio relacionados con la obesidad y el cerebro.

El cerebro pesa tan solo un kilo y medio y en él se pueden desarrollar las más complejas operaciones. Las cuales pueden ser resueltas por la compleja red de centenares de millones de neuronas que se encuentran dentro de él.

Cómo afecta la obesidad al cerebro

Pero como es un órgano de nuestro cuerpo también sufre modificaciones de acuerdo al estilo de vida que optemos.  

Cómo afecta la obesidad al cerebro

Desde el volumen a la funcionalidad de cada parte del cerebro, e incluso el estado de los circuitos de la red neuronal, todo está relacionado con la obesidad. Por ejemplo, el área del cerebro donde se trabaja la programación y autocontrol tiende a tener menos actividad en aquellas personas que tienen sobrepeso.

Eso tiene sentido, si se piensa en que el motivo del sobrepeso es porque no pueden llevar un autocontrol de su estilo de vida alimentario. Incluso existe una red de neurona que se activan cuando hay un intento de controlar la alimentación.

En cuanto al tamaño de la materia gris que hay en el cerebro, según los estudios, se ha demostrado que las personas que tienen un mayor volumen de grasa corporal tienen menos es el volumen de la materia gris en el cerebro.

Es más, el volumen de las áreas más importantes que se encuentran en el cerebro tienden a ser menor en cuanto mayor es el nivel de grasa en su cuerpo.

Cómo actúa la obesidad según el sexo

Si bien la grasa corporal hace que la persona desarrolle menos materia gris en su cerebro, no es lo mismo en el hombre que en la mujer.

Según los resultados de los estudios realizados la grasa afecta más al hombre que a la mujer. También se vieron algunas diferencias en el estado de algunos circuitos donde se procesan las recompensas, además de afectar algunas otras estructuras cerebrales, como por ejemplo, las que se encargan de controlar los movimientos voluntarios.

La conclusión reveló que la grasa corporal no solo afecta al cerebro del hombre en el desarrollo de materia gris, sino que también en otras estructuras cerebrales. En cambio, en la mujer, la grasa solo afecta al sector del cerebro donde se controlan los movimientos voluntarios.

Cómo afecta la obesidad al cerebro

El hecho de que el cerebro contenga una menor cantidad de materia gris significa que tenemos menos cantidad de neuronas y si hay modificación en la materia blanca, significa que también podría afectar a las conexiones interneuronales.

Próximo interés científico relacionado con la obesidad

Los resultados de los estudios están revelando conclusiones muy interesantes acerca de cómo afecta la obesidad al cerebro. Ahora, los científicos han comentado su interés en detectar si existe alguna relación entre el prorrateo de cantidad de grasa en qué zonas del cuerpo y el cerebro.

Así como se ha demostrado que la grasa llamada visceral por su ubicación tiene relación con el metabolismo, se intente determinar dónde almacena la grasa que puede perjudicar al cerebro.

Como mejorar el estado de nuestro cerebro

Las funciones del cerebro al igual que todos los órganos principales de nuestro cuerpo mejoran cuando seguimos una dieta nutritiva y una rutina de ejercicios.

Alimentación nutritiva

Pero cuando se trata del cerebro podemos elegir algunos alimentos que poseen propiedades que pueden ayudar más a las funciones cerebrales. Son los alimentos ricos en antioxidantes y ácidos grasos omega. Entre ellos se encuentran los frutos secos como las almendras y las nueces.

Los vegetales de colores oscuros y las frutas también poseen vitamina E, especialmente los arándanos, el brócoli y la espinaca. En cambio, la batata y el pimiento rojo son ricos en betacaroteno.

El ácido graso omega 3, es uno de los nutrientes que favorece a la función cognitiva y se encuentra en el atún, la caballa y el salmón.

Cómo afecta la obesidad al cerebro

Rutina de ejercicios para mejorar la salud del cerebro

¿Cómo es posible que hacer ejercicios mejore las funciones del cerebro si no es un músculo? Aunque no se trate de un músculo, el cerebro se beneficia de los ejercicios físicos que realicemos porque mejora nuestro sistema circulatorio, cardiovascular y previene el envejecimiento, entre otros beneficios más.

Sabemos que algunas de las formas de cómo afecta la obesidad al cerebro es disminuir la cantidad de neuronas. Pero el cerebro puede generar más neuronas, gracias al proceso llamado neurogénesis que puede ser activado por el ejercicio aeróbico. También genera serotonina que ayuda a prevenir cualquier trastorno depresivo.

Entre otros aspectos funcionales mejorados por la actividad física se encuentra la concentración, flexibilidad cognitiva, memoria y otras más. Pero quizás lo más importante es que al realizar ejercicios físicos el cerebro rejuvenece.

Ejercicios mentales para activar las funciones cerebrales

Todas las partes del cerebro poseen lo que se denomina plasticidad neuronal. Esta característica permite que se generen nuevas conexiones entre las neuronas. Así que adem´s de saber cómo afecta la obesidad al cerebro, te enseñamos algunos ejercicios mentales que te ayudarán a potenciar tu capacidad cognitiva.

Relaciona un olor con una acción

Por ejemplo, huele una planta aromática, como menta y memoriza un número de teléfono. Cada vez que huelas menta el número de teléfono te vendrá en tu mente. Prueba ir incorporando otros sentidos para potenciar tu memoria.

Repasa antes de dormir

Si realizas un repaso de todo lo que realizaste en el día tratando de recordar la mayoría de detalles. Al otro día al levantarte trata de hacer lo mismo y verás cómo te acuerdas de todo. Este ejercicio mejorará tu memoria a corto y largo plazo.

Visualiza mentalmente mapas

Trata de realizar mapas mentalmente del recorrido que has hecho en el día. Además de incentivar tu creatividad también mejorarás tu memoria.

Desarrolla el sentido del tacto

Las personas que son ciegas desarrollan nuevas sinapsis en el cerebro, para leer en braille, por ejemplo. Por lo tanto, si realizas ejercicios donde puedes practicar el tacto. Un ejercicio muy común es colocar monedas de diferentes valores en una taza y determinar su valor solo con el tacto, manteniendo los ojos cerrados.

Utiliza la mano que no es dominante

Si eres diestro trata de realizar las actividades diarias con tu mano izquierda. Estas acciones harán que tu cerebro active nuevas relaciones cognitivas.

Ahora que ya sabes que tu estilo de vida influye directamente en todo tu organismo, incluso cómo afecta la obesidad al cerebro, es hora de ponerse en acción y mejorar nuestra calidad de vida.

Aprende: Cómo oxigenar tu cerebro diariamente