Cinco maneras de comer calabacín sabrosas y sencillas


Contenido

Al rico calabacín

El calabacín es una de las verduras más agradecidas. Sabroso, nutritivo, lleno de elementos saludables, fácil de preparar… Sin embargo, muchas veces este estupendo alimento queda relegado, como guarnición de otro ingrediente. Hoy, desde Alimentos Ricos queremos reivindicar al rico calabacín y os presentamos una serie de platos que lo tienen como elemento estrella. ¿Preparados para que se os pongan los dientes largos?

Calabacín
Calabacín, bajo en calorías, sabroso y muy versátil

Revuelto de setas y calabacín

Este plato que combina varias verduras se puede preparar con un toque oriental, al wok y con salsa de soja.

Ingredientes (Para 4 personas)

  • Medio kilo de setas (del tipo que prefiráis)
  • 2 calabacines
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración

  • Pelamos y picamos el ajo y la cebolla. Lo ponemos al fuego con una sartén y aceite.
  • Cuando se hayan hecho, agregamos el calabacín partido.
  • Añadimos las setas, lavadas y cortadas.
  • Salpimentamos.
  • Añadimos vino y subimos el fuego para evaporar su alcohol.
  • Bajamos el fuego y dejamos que se cocinen los ingredientes hasta que las setas estén hechas.

Crema de calabacín

Ésta es una variante de la clásica receta de crema, mucho más ligera, ideal para personas que están a dieta.

Ingredientes (Para 4 personas)

  • 2 kg de calabacín
  • 125 g de cebolla
  • 125 g de puerros
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

  • Partimos el calabacín, la cebolla y los puerros.
  • Lo colocamos en una cazuela con agua y dejamos que cueza durante media hora.
  • Trituramos las verduras. Para darle mayor ligereza a la crema, podemos añadir, a nuestro gusto, agua. Si empleamos la que hemos usado para la cocción, ganaremos en sabor.
  • Salpimentamos y ¡listo!

Calabacines con ajo y perejil

Esta receta sorprende por lo sencilla de preparar que resulta… y por lo riquísima que está.

Ingredientes

  • 2 calabacines
  • 4 dientes de ajo
  • 1 manojo de perejil
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • 50 g de parmesano

Elaboración

  • Cortamos los calabacines en forma de dados.
  • En una cazuela, los ponemos a hervir con agua y sal.
  • Una vez se han cocido, los colocamos en una bandeja para horno.
  • Por otro lado, picamos el ajo y el perejil y los mezclamos en un bol. Añadimos el pan rallado y volvemos a mezclar.
  • Espolvoreamos esta mezcla sobre el calabacín. Aliñamos con aceite de oliva y lo metemos al horno hasta que estén dorados.
  • Antes de servirlo, ponemos por encima el queso parmesano. ¡Veréis qué delicia!

Calabacines rellenos de atún

Los calabacines rellenos son un plato muy popular en nuestra gastronomía. Os ofrecemos una opción muy sencilla y baja en calorías.

Ingredientes

  • 3 calabacines
  • 1 lata de atún
  • 1 tomate
  • Aceitunas
  • Tomate frito
  • Aceite
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración

  • Cortamos los calabacines en dos mitades de forma longitudinal. Con una cuchara, sacamos la carne de su interior, procurando no llegar a la piel. Una buena medida puede ser la dejar más o menos un dedo de grosor.
  • Cocemos los calabacines durante un minuto en agua hirviendo a la que hemos añadido sal y aceite. También podemos usar el microondas.
  • Picamos la carne que hemos extraído de los calabacines, el tomate y las aceitunas. Añadimos el atún escurrido y rellenamos los calabacines.
  • Salpimentamos y cubrimos con tomate frito.
  • Metemos unos minutos al horno y ¡a comer!

Escabeche de calabacines

Las opciones gastronómicas del calabacín son muchas. Dejaos sorprender por esta receta de escabeche que está, simplemente, deliciosa.

Ingredientes

  • 1 kg de calabacines
  • 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 vaso de vinagre
  • 1/4 vaso de agua
  • 1 hoja de laurel
  • Tomillo
  • Comino
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

  • Cortamos los calabacines en rodajas (sin quitar la piel)
  • Los freímos en aceite de oliva hasta que se doren. Los escurrimos bien en papel absorbente.
  • Partimos la cebolla y la sofreímos en aceite junto a las especias y los ajos machacados. Dejamos que el aceite se enfríe.
  • Cuando el aceite se haya templado, añadimos el agua y el vinagre y dejamos cocer unos cinco minutos o hasta que se haya evaporado el vinagre.
  • Ponemos los calabacines en un bol. Vertemos el contenido de la sartén por encima.
  • Tapamos el bol y dejamos que se enfríe en la nevera al menos durante 5 horas antes de comer.