Castigos y recompensas del siglo XXI para que los niños obedezcan


Los niños, esos pequeños diablillos. Hay algunos que son traviesos por naturaleza y otros que, a pesar de que tengan un interior noble y, en general, se porten bien, tarde o temprano hacen alguna trastada. Nuestro deber como padres es educarles, enseñarles un poco de modales y demostrarles que no pueden ir por el mundo haciendo lo que quieran sin pensar en las consecuencias. Si queremos criar buenos adultos para el futuro, tenemos que hacerlo.

Sin embargo, si te paras a pensar, seguro que los castigos y las recompensas que empleaban tus padres en su día ya no servirían de nada. Los tiempos han cambiado y la forma de educar también.

Por ello, hoy queremos darte algunas ideas para castigar o gratificar el comportamiento de los niños.

Otros artículos de interés: Enséñales a dar las gracias

niños travesuras
No dejes que las travesuras se queden sin castigo. Aunque te dé pena, les estarás haciendo un flaco favor si no intentas llevar su comportamiento por el buen camino

Ideas de castigos y recompensas para los niños de hoy en día

Cómo castigarles

niños travesuras
Hoy en día, quitarles internet es uno de los peores castigos que se les puede dar a los niños

Lamentablemente, lo de castigarles sin salir a la calle ya no funciona demasiado bien, tienes que saberlo. En casa tienen todo un mundo de distracciones y, de hecho, muchos niños prefieren quedarse jugando en su habitación que salir a la calle a darle cuatro patadas a un balón. ¿Consideras que es una pena? Bueno, es otra forma de ocio, y siempre que no les afecte a su rendimiento escolar o a su capacidad de sociabilizar, no tienes que alarmarte.

Por ello, parece que hoy en día el mejor castigo está relacionado con la tecnología. Quítales la videoconsola o el ordenador (siempre que no lo necesiten para estudiar, pero ojo, que no te engañen con esto), cámbiales la clave del WiFi o requísales el smartphone. Verás como no falla.

Cómo gratificarles:

niños pizza
Invita a sus amiguitos a comer pizza en casa y verás lo bien que se lo pasan todos

Para gratificarles, podrías decir que puedes hacer lo contrario que en el punto anterior: cómprales un móvil nuevo, déjales jugar un ratito más los fines de semana o dale barra libre de Internet. Eso es lo fácil. Sin embargo, queremos darte otras ideas de recompensas precisamente para inculcarles también a los niños que hay otras maneras de ser felices y que no implica estar pegados 24/7 a una pantalla.

Regálales un día de excursión a algún sitio donde lo podáis pasar bien toda la familia: un parque de atracciones, un zoo, un museo divertido o, simplemente, una ruta de senderismo para disfrutar de un par de bocadillos bajo el sol mientras admiráis la naturaleza.

También, puedes proponer ir a ver a los tíos que viven lejos o invitar a sus amigos a casa a una tarde de pizza y cuentos.

Lo importante de todo esto es que los niños aprendan que todo comportamiento debe tener siempre una gratificación o un castigo. Aprenderán la lección para cuando sean mayores.

Sigue leyendo: Tecnología y niños, ¿es una buena idea?