¿Es el estrés el culpable de que nos salgan canas a una temprana edad?


Uno de los mitos más arraigados es que el estrés acelera la aparición de canas. Hace unos años, las personas con canas eran consideradas sabias, porque habían vivido una cierta cantidad de años que les permitía tener un punto de vista más interesante de la vida.

Según las estadísticas las canas están apareciendo tanto en hombres y mujeres cada vez más jóvenes. Por esa razón se cree que algo más que los años están afectando a la salud de nuestro cabello.

canas

¿Por qué aparecen canas?

Los melanocitos son las células que se encargan de fabricar melanina. La encargada de pigmentar los cabellos. A medida que pasan los años, estas células van envejeciendo produciendo una menor cantidad de melanina.

Esta es la razón principal de la aparición de canas. Sin embargo, existen algunos factores que aceleran el envejecimiento de los melanocitos. Dejando de lado a la genética, de la cual no podemos escapar, una mala alimentación y malos hábitos, son los mayores causantes.

Aunque según los científicos de la Universidad de Harvard han descubierto o mejor dicho confirmado que el estrés es el peor enemigo de la salud del cabello. Año tras año se descubren más trastornos relacionados con las situaciones de estrés.

Según otro estudio, se confirma que el estrés afecta al color de nuestro cabello.

¿Existe alguna razón biológica por la que el estrés produce el cambio de color?

Pasar por una situación de estrés activa en nuestro organismo un gran movimiento. Es una defensa prehistórica contra una situación de vida o muerte. El sistema nervioso simpático toma el poder y comienza a organizar todos los movimientos que no necesitan que pensemos para realizarlos.

Entre ellos se encuentra la respiración, pulsaciones, digestión y sistema inmunológico. Por otro lado, este estado de piloto automático también permite que distingamos el peligro y qué hacer para protegernos.

canas

Esta alteración nerviosa causa daño de manera permanente a las células regeneradoras del pigmento desde los folículos capilares. Si esto ocurre en nuestro cabello, uno de los tejidos más visibles piensa en cómo nos puede afectar internamente.

En efecto, si el estés es capaz de envejecer a las células melonocitos, lo hace atacando a las dichas células y esto solo es posible a través del sistema inmune.

El sistema nervioso simpático es el último recurso que utiliza el organismo para defendernos de una gran amenaza. Sin embargo, este sistema se activa cada vez más seguido por causas que no son de vida o muerte.

Los melanocitos se encuentran en el centro del bulbo del folículo piloso y aun así son atacados por el estrés. Una vez que son eliminados no se regeneran, desaparecen para siempre.

Otros efectos del estrés en el cabello

Además de la pérdida del color, el estrés produce su caída. El cabello normalmente pasa por tres fases. La primera de ella es su etapa de crecimiento y dura años. La segunda etapa se llama de transición. Para dar lugar a la última fase que se denomina telógena. Durante la cual es cabello se separa de la papila y luego del folículo para dar paso al crecimiento de otro cabello.

Generalmente se pierde un centenar de cabellos en el día. Sin embargo, una situación de estrés puede producir lo que se conoce como efluvio telógeno o caída masiva del cabello.

canas

Existen otros factores que también producen esta situación en nuestro cuero cabelludo. Entre ellos se encuentra el exceso de rayos solares, cloro de piscinas y salinidad del mar, entre otros.

Si notamos una aceleración de aparición de canas o caída del cabello, pensemos si no hemos pasado por una situación estresando unas semanas atrás.

¿Cómo evitar la aparición de canas prematuras?

Meditación para manejar el estrés

La relajación es nuestra única defensa contra el estrés. No existen medicamentos que sean más eficientes que la relajación para evitar el envejecimiento de nuestro cabello y de todo nuestro organismo.

Antioxidantes

Seguir una dieta rica en antioxidantes puede ayudar a retrasar el envejecimiento y disfrutar de unos años más del color natural de nuestro cabello.

Actividad física

Realizar ejercicios de manera frecuente también ayuda a mantenernos jóvenes, porque nos ayuda a combatir el estrés y mejora la circulación sanguínea.

Protección solar

Los rayos ultravioletas también afectan a la salud del cabello, interfiriendo en la producción de melanina. Por eso se recomienda el uso de sombreros o gorras cuando se sabe que estará expuesto al sol durante varias horas.

Vitamina B

Para dar una mayor fortaleza al cabello no olvides ingerir vitamina B a través de los alimentos. Entre los más conocidos se entra el pescado, los frutos secos, yema de huevo, vísceras y granos enteros.

Hierro

El hierro también se encuentra en la lista para favorecer a la producción de melanina. Entre los alimentos más ricos en este mineral se encuentran los siguientes. Tales como las carnes rojas, hígado, pescados, maíz, frutos secos, vegetales verdes.

canas

Cebolla

Este alimento se utiliza en este caso como remedio casero aplicándolo directamente en la raíz. Su acción principal es proteger a los folículos capilares de una agresión externa. Para recibir su efecto se debe cortar la cebolla en rodajas o licuarlas y pasar el jugo por el cuero cabelludo.

Dejar actuar por unos veinte minutos y luego lavar el cabello con el champú que utilizas frecuentemente.

Aceite de coco

Su riqueza en vitamina B, aminoácidos y ácidos grasos lo convierte en uno de los aceites preferidos para el cuidado del cabello desde su raíz. Para su aplicación se recomienda realizar un masaje que estimule la circulación sanguínea.

Se deja que actúe por media hora y después de enjuaga hasta retirar todo el producto.

Romero

Preparar té de romero y dejar enfriar puede ser un enjuague ideal para mantener el tono castaño de los cabellos. Esto se debe a su riqueza en ácido cafeico y rosmarínico, los cuales ofrecen todas sus propiedades antioxidantes.

Palta

La palta es conocida por su riqueza de ácidos grasos, vitamina E y proteínas. Los cuales son muy importantes para la nutrición del cabello y retrasar el envejecimiento del mismo.

¿Qué no hay que hacer para evitar la aparición prematura de canas?

Así como existen algunos trucos para retrasar la aparición de las canas, existen algunos hábitos que debemos desterrar. Entre ellos se encuentra el tabaquismo, alcoholismo y el estrés psicológico.

¿Cómo disimular las canas naturalmente?

Una vez que las canas se instalaron en nuestras cabezas no se puede retirar, cortarlas ni arrancarlas. Solo nos queda lucirlas orgullosamente o teñirlas con el color que deseamos. Para no causar daño al cabello podemos recurrir a la henna. Un polvo natural que tiñe el cabello sin causarle daño.

Otro remedio natural que permite teñir las canas de manera natural es el té de hojas de nogal. Esto se debe a la juglona, una sustancia que se considera como un colorante natural.

Mira más consejos: Cabellos canosos, secos o grasos