Bizcocho con leche condensada, recetas fáciles para todos los gustos


Las recetas de bizcocho con leche condensada parecen muy fáciles de hacer pero… no todas las leches condensadas son iguales, además de que deben utilizarse con prudencia debido a sus altos contenidos de azúcar y grasas.  Sin embargo pueden representar una verdadera solución si lo que necesitas es hacer un bizcocho rápido y sin complicaciones.  A continuación, la mejor colección de recetas de bizcocho con leche condensada recopiladas especialmente para ti.

Encuentra aquí más recetas: Bizcocho de cebra

bizcocho con leche condensada
El bizcocho con leche condensada es facil y rapido

¿Qué es la leche condensada y cuál es su valor nutricional?

Antes de comenzar, es interesante saber un poco más acerca de la leche condensada.  Además, como algunas recetas de bizcocho con leche condensada son tan fáciles que las puedes hacer con los niños, compartir información sobre la leche condensada será un motivo para conversar, aumentar los conocimientos y enriquecer el vocabulario.

Por leche condensada se entienden básicamente dos productos diferentes: leche evaporada y leche condensada, que en realidad pertenecen a la categoría de leches concentradas.  Es un producto elaborado a base de leche, por lo que contiene sus mismas vitaminas y minerales pero en mayor concentración ya que se ha eliminado el agua.  Actualmente existen leches condensadas descremadas o semidescremadas.

La leche condensada fue inventada por Gail Borden, Jr., un pionero e inventor norteamericano, en 1852.  En aquéllos tiempos aún no existían los refrigeradores y la leche era difícil de conservar, además de que eran frecuentes las intoxicaciones causadas por la contaminación de la leche durante el ordeñe.  Se inspiró en un procedimiento que había visto utilizar en las comunidades shakers, una estricta secta religiosa que vivió su apogeo entre 1820 y 1860.  Los shakers dejaron un importante legado cultural en base a su austera arquitectura, mobiliario y arte popular.

La leche condensada llegó a Europa en 1866 y comenzó a elaborarse en Suiza.  Desde sus comienzos en España, como bien lo explica el MAPAMA (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del gobierno español) fue adoptada por las familias trabajadoras por su alto valor nutritivo o recetada como medicamento para niños raquíticos.

Contiene proteínas, lípidos, calcio, fósforo y vitamina A.  Además contiene ácido fólico, zinc y magnesio.  Es muy rica en azúcares, por lo que es considerada un alimento de alto poder energético.  La leche condensada desnatada tiene menos grasa pero las mismas calorías.  El contenido mínimo de grasas de la leche condensada es del 9%.  Se debe evitar la leche condensada en dietas bajas en azúcar como el caso de la diabetes.

Una cucharada sopera de leche condensada contiene 69 Kcal, 1,8 gr. de proteínas, 1,9 gr. de lípidos totales, 11,2 gr. de hidratos de carbono, 56,8mg. De calcio, 26 mg. De sodio, 78 mg. De potasio y 44 mg. De fósforo.

Recetas de bizcocho con leche condensada

Receta de bizcocho con leche condensada básico (tomar la lata como medida)

  • Ingredientes: 1 lata pequeña de leche condensada, una medida de harina para repostería, ½ de aceite de girasol, 3 huevos.
  • Preparación: Batir los huevos y combinar con los demás ingredientes hasta obtener una pasta de consistencia cremosa.  Colocar en molde alargado tipo budín, ligeramente enmantecado y enharinado.  Precalentar el horno a 180º y cocer a media altura sin ventilador a 180º durante 35 minutos.

Bizcocho con leche condensada y zanahorias (rinde 10 porciones)

  • Ingredientes: 225 g de leche condensada, 190 gr. de zanahorias frescas ralladas o finamente procesadas, 50 ml de aceite de girasol, 240 gr. de harina para repostería, 4 huevos.  1 cucharadita de canela, ½ cucharadita de jengibre en polvo, una pizca de nuez moscada, 50 gr. de nueces picadas.
  • Preparación: Batir la leche condensada con los huevos, añadir el aceite, luego la zanahoria rallada.  Mezclar todo muy bien.  Agregar la harina tamizada, las nueces y especias.  Batir un poco más.  Verter la preparación en un molde para bizcocho rociado con spray vegetal y enharinado.  Hornear 50 minutos.  Desmoldar y dejar enfriar.  Se puede acompañar con nata montada o queso crema.
Decora el bizcocho con azúcar glass

Bizcocho con leche condensada y piña (rinde 12 a 14 porciones)

  • Ingredientes: 200 gr. de leche condensada, 1 lata de piña, 250 gr. de harina para repostería, 150 ml. de aceite de girasol, 3 huevos.
  • Preparación: Batir los huevos con la leche condensada.  Agregar el aceite  y el jugo de la lata de piña.  Agregar la harina tamizada y batir hasta obtener una pasta lisa.  Verter en un molde para bizcocho rociado con spray vegetal y enharinado o forrado con papel de manteca.  Colocar unas rodajas de piña en la superficie.  Cocer a horno precalentado a 180º durante 40 minutos.  Desmoldar y dejar enfriar sobre rejilla.

Bizcocho con leche condensada y café (rinde 12 porciones)

  • Ingredientes: 140 gr. de leche condensada, 250 ml. de café de sabor intenso, 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente, 250 gr. de harina para repostería, 3 huevos.
  • Preparación: precalentar el horno a 180º.  Batir la leche condensada  con los huevos, agregar la  mantequilla y el café.  Incorporar la tamizada y batir hasta obtener una masa homogénea. Verter la mezcla en un molde de budín previamente rociado con spray vegetal y enharinado.  Hornear durante  50 minutos.  Desmoldar y dejar enfriar sobre rejilla.

Bizcocho con leche condensada de naranja y aceite de oliva (rinde 6-8 porciones – utilizar la lata de leche condensada como medida)

  • Ingredientes: 1 lata pequeña de leche condensada, 1 medida de harina para repostería, ½ de aceite de girasol, 3 huevos, 50 ml. de aceite de oliva de muy buena calidad, 2 naranjas.
  • Preparación: precalentar el horno a 180º.   Batir los huevos y agregar los demás ingredientes, batiendo hasta obtener una mezcla cremosa.  Rallar la piel de las naranjas y calentar la ralladura a fuego muy suave en el aceite de oliva para que se aromatice.  Cortar una naranja en rebanadas muy finas y obtener el zumo de la otra.  Agregar el aceite de oliva aromatizado y el zumo de naranja a la mezcla de bizcocho, combinar muy bien y verter en un molde para bizcocho rociado con spray vegetal y enharinado. Hornear durante 50 minutos.  Desmoldar.  Colocar las rodajas de naranja en la superficie y quemar para caramelizar.

Receta de bizcocho con leche condensada sin gluten

  • Ingredientes: 80 gr. de harina de arroz, 40 gr. de fécula de maíz, 2 sobres de levadura en polvo, 3 huevos, 1 lata de leche condensada, 50 gr. de mantequilla fundida.
  • Preparación:  Tamizar las harinas con la levadura en polvo y reservar.  En un bol batir la leche condensada con los huevos de a uno.  Añadir la mantequilla derretida sin dejar de batir, luego las harinas.  Batir hasta que quede una mezcla lisa.  Engrasar un molde con spray vegetal y verter la masa.  Hornear a 180º durante 30 minutos o hasta que al introducir un palillo o cuchillo fino salga limpio.
Hacer bizcocho simple y rápido
Simple bizcocho con sencilla decoración

Aprende cómo hacer: Bizcocho de limón sin huevos