Beneficios de la miel de Thym, la gran desconocida


¿Te gusta la miel? Ya sea a cucharadas o como acompañamiento de una comida o edulcorante de un plato o bebida, ese toque de miel puede cambiar por completo el sabor de tu alimentación. Pero la cosa va mucho más allá de una cuestión «superficial»: los diferentes tipos de mieles, sea cual sea tu preferido, aporta una fuente increíble de salud, propiedades que el cuerpo necesita. Hoy vamos a darte a conocer un tipo de miel bastante desconocido, aunque su escasa fama no le hace ningún favor: la miel de Thym es una de las mejores que podemos consumir. 

También te interesará: Sirope de ágave, ¿conoces sus beneficios?

canela y miel
La miel es un alimento básico al que no deberíamos recurrir solo cuando estamos enfermos

¿Qué es la miel de thym y cómo se obtiene?

La miel de thym, también conocida como miel de tomillo, es la que se obtiene como su propio nombre indica de la producción de las abejas en las flores del tomillo. Es posible que te la encuentres en una gama diferente de colores: desde un tono más claro casi amarillente a un rojo semi intenso.

Su sabor es bastante agradable, dulzón sin resultar pesado.

miel de thym
Aunque podemos encontrarla en diferentes colores, habitualmente la miel de thym presenta un tono rojizo muy característico

Beneficios y propiedades de la miel de thym o miel de tomillo:

Además de servirte para endulzar tus comidas de una forma sana, diferente y absolutamente deliciosa, podemos (y debemos) resaltar algunas de las mejores propiedades de la miel de thym o miel de tomillo como un pequeño homenaje a sus beneficios. La miel de thym está especialmente indicado en cuestiones respiratorias, sobre todo aquellas de tipo inflamatorio. Dicho en cristiano, esto significa que nos puede ayudar en episodios de tos muy frecuente, aquella que permanece durante días e incluso puede llegar a desvelarnos y no dejarnos dormir bien durante la noche. Asimismo, en este mismo sentido también influye positivamente en personas asmáticas: se recomienda una cucharada de miel de thym al día para hacer que los episodios de asma sean cada vez más espaciados y menos intensos.

Además, también es un buen regulador de la tensión arterial, por lo que no será raro que tu médico te lo recomiende si tienes algún tipo de problema de salud relacionado con esto.

Por último, en temporadas de bajón energético o debilidad, la miel de thym es un reconstituyente natural que te dará energía y te hará estar más activo. Muy recomendable, por ejemplo, en primavera, esa época del año en la que la mayoría de nosotros nos encontramos más cansados sin motivo aparente, pero también para otros momentos de la vida en los que necesitamos un extra de energía: épocas de exámenes, períodos de mayor desgaste deportivo, menopausia o incluso episodios de depresión.

Si te ha gustado, también te interesará leer: ¿Qué otros tipos de mieles conocemos?

miel de brezo
Hay muchos tipos de miel, todos ellos con excelentes cualidades. Busca la más aconsejada para ti según los beneficios que persigas