¿Debemos comer las cáscaras y pieles de las frutas?


Sí, todos conocemos la importancia de tomar fruta, pero en la mayoría de los casos, seguimos la misma rutina incorrecta. Cogemos la pieza, la lavamos y retiramos las cáscaras y pieles de las frutas. ¡Error! Muchas frutas tienen precisamente en su cáscara y piel los mayores beneficios y propiedades y desechándolas estamos quitándonos también una fuente impresionante de salud y nutrientes.

¿No te lo crees? Hoy te vamos a contar algunos de los beneficios que conseguirás si comes las cáscaras y pieles de las frutas. Evidentemente, no todas se pueden comer y en cualquier caso siempre debemos lavarlas muy, muy bien.

Otros artículos que te interesarán: Frutas de verano, ¿conoces cuáles puedes tomar ahora?

Propiedades y beneficios de las cáscaras y pieles de las frutas

alimentos ricos en quercetina
Las manzanas es uno de los alimentos ricos en quercetina, un flavonoide beneficioso para el corazón

Son buenas para la digestión

En las cáscaras de las frutas podemos encontrar nutrientes y flavonoides que facilitan las digestiones. Además, tienen propiedades antiinflamatorias y nos ayudan también a aliviar la acidez de estómago, los gases y la diarrea. También dormiremos mejor, muchas veces el causante del insomnio es una digestión pesada y es tan fácil como consumir los alimentos correctos.

Hay algunas cáscaras duras que pensamos que no podemos consumir, como la cáscara de la naranja o el limón, sin embargo contienen un gran número de vitaminas y nutrientes que es una pena desperdiciar. ¿Cómo podemos tomarlas? Rallándolas o por ejemplo, elaborando con ellas una infusión y después colándolas.

Disminuyen la grasa y aumentan el músculo

Este es uno de los mejores deseos de todos: restar grasa y sumar músculo, una combinación que no siempre sabemos cómo lograr. Las mejores frutas para lograr este objetivo son las manzanas y peras, muy habituales en nuestra cocina, ¿verdad?

Reducir el azúcar en sangre

De nuevo las manzanas y peras aparecen como las mejores cáscaras para controlar los niveles de azúcar en sangre y por tanto beneficiarnos con el tema de la diabetes. En este caso, es fácil tomarlas, lava bien las piezas de frutas y cómetelas a bocados o trocéalas sin quitarles la cáscara.

La manzana es un importante quema grasa
El fruto prohibido será nuestro mayor aliado

Controlar el colesterol

El colesterol y los triglicéridos, esos grandes enemigos de nuestra salud coronaria. Solemos recurrir a la medicina para tratarlos y, aunque sin duda en muchos casos es imprescindible, en otros basta con cuidar la alimentación para mantenerlos a raya.

Consume la cáscara de manzana, pera y ciruelas y bajarás el colesteorl y los triglicéridos.

Luchar contra la obesidad

Y de nuevo nos encontramos con el ejemplo de la manzana: su cáscara nos ayuda a quemar grasa gracias a su riqueza en ácido ursólico, pero también a subir el gasto de energía, algo básico para acabar con la obesidad.

Después de comer estos beneficios de las pieles de las frutas, ¿seguro que volverás a pelarlas?

Lee más: Frutas de otoño, ¡cómetelas todas!

manzana
La piel de la manzana tiene muchas propiedades y beneficios