Autoexamen de mamas, ¿qué es y cómo realizarlo?


El autoexamen de mamas es un procedimiento que te ayudará a encontrar alguna anomalía en tus mamas. Estas pueden ser consideradas un indicio de cáncer y por ello es importante que sepas cómo hacerlo. El examen por sí solo no demuestra con precisión alguna presencia de cáncer de mama. Visita a tu médico si al hacerlo observas algo extraño.

Te recomendamos hacerlo mensualmente. Pocos minutos de dedicación a tu cuidado, pueden ser la diferencia entre detectar la enfermedad a tiempo o no. Esta autoexploración consiste en realizar ciertos pasos que involucran observarte y tocar tus mamas frente al espejo.

Conoce cómo debes realizarte el autoexamen de mamas.
El mejor momento para hacerse una revisión es a los 3 ó 5 días después del comienzo del periodo.

Pasos para realizar el autoexamen de mamas

Actualmente pocas son las mujeres que realizan el autoexamen de mamas, porque les puede parecer frustrante, ya que sientes cosas que te causarán dudas. Pero ten en cuenta que mientras más lo hagas, más sabrás sobre ellas y más fácil te será detectar anomalías. Los pasos son muy sencillos, te los explico a contuacion:

Párate freten a tu espejo: con la parte superior de tu cuerpo descubierta. Trata de buscar un lugar donde no te hagas sombras.

Observa tus mamas dejando los brazos caídos: así determinarás su simetría, si la piel no está rugosa como la de una naranja, con rosetones u hoyuelos. Tus pezones no deben estar ni hundidos ni retraídos.

Levanta tus brazos: entrelázalos por detrás de la cabeza, así comprobarás el contorno inferior de tus mamas. Estas deben ser circulares, regulares y simétricas en ambas mamas. También debes realizarlo parándote de lado derecho e izquierdo.

Es momento de palpar: coloca tu mano izquierda sobre la nuca (detrás de la cabeza), y con la mano derecha palpa la mama izquierda. Repítelo con la mama derecha. Utiliza  los dedos índice, medio y anular. Realiza movimientos en círculos de afuera hacia adentro, en líneas verticales y horizontales.

Tócate con suavidad pero con firmeza: así descartarás los bultos extraños. En la zona entre la axila a la mama es donde se detectan 60% de los casos. Presta mucha atención en esa área.

Acostada en la cama: recuéstate boca arriba y coloca una almohada bajo el hombro izquierdo y pálpate la mama izquierda. Palpa de igual manera que el 3er paso en ambas mamas.

Evalúa los pezones: con el índice y el pulgar comprímelos para observar si sale algún tipo de líquido y debes tomar nota de sus características, el resultado llévalo a tu médico. Si realizando el autoexamen de mamas, observas algo fuera de lo habitual, no esperes mucho para consultar con tu doctor.

Realizarse un autoexamen de mamas es fácil y sólo lleva unos pocos minutos.
También puede ayudar a detectar quistes u otros problemas mamarios benignos (no cancerosos).

Cuándo es el momento preciso para realizar el autoexamen de mamas

Según especialistas, el autoexamen de mamas debes realizarlo siete días después de la menstruación. Si ya no ves periodo, fíjate un día en específico. Si lo olvidaste, hazlo lo más pronto posible. Es un procedimiento importante y debes hacerlo parte de tu rutina. Una opción para recordarlo, es fijar una alarma en tu celular o poner una nota en cada día del calendario.

Si te acostumbras a hacerlo con regularidad, conocerás mejor tus mamas y sabrás con más certeza algún cambio. Es aconsejable que comiences a hacerlo desde los 20 años. Durante el embarazo y la menopausia también debes realizarlo.

Si por alguna enfermedad especifica, estas tomando hormonas, consulta con tu médico el día en que puedes realizarte la autoexploración. Ten en cuenta que la mayoría de las anomalías encontradas durante el autoexamen de mamas, no son señales de cáncer. Sin embargo, debes ir al médico sin postergarlo, para descartar o confirmar algún padecimiento.

Evita realizarlo durante el periodo o pocos días antes. Pues en este tiempo las mamas suelen estar hinchadas y más sensibles. También presentan nódulos o bultos que son sumamente normales en esos días y ello puede resultarte confuso.

No sustituye otros exámenes médicos afines

Debes saber que el autoexamen de mamas es un procedimiento de prevención y diagnóstico precoz de cáncer de mamas. Por ello no te aconsejo, que confíes como único método para la detección de la enfermedad. Visita a tu ginecólogo por lo menos una o dos veces al año. Y realízate según tu edad, una mamografía o ecografía mamaria con regularidad.

Aprende a diferenciar tus mamas

Antes de realizarte el autoexamen de mamas, debes saber que ellas poseen zonas bastante diferentes. En la superior externa (cerca de la axila) puedes encontrar los bultos y protuberancias más destacadas. En la mitad inferior puede que se sienta como un cúmulo de arena de playa y debajo del pezón como granos de maíz.

Por último te aconsejo que comiences un diario, donde registras los resultados de cada autoexploración. Recuerda anotar todo con sumo detalle. Hay días del mes que aparecen bultos que desaparecen después, dependiendo del día del ciclo. Solo las que duran más de lo habitual o poseen un tamaño pronunciado son las que debes consultar con tu doctor.

En el autoexamen de mamas procura tener buena iluminación y trata de evitar las sombras intensas.
En mujeres con menopausia basta con realizarse el chequeo el mismo día de cada mes.

Conoce: 7 síntomas del tiroides que no debes obviar si te suceden