Aporta calcio a tu dieta con estos sencillos platos


Contenido

Calcio, necesario para nuestro cuerpo

Desde Alimentos Ricos, ya os hemos hablado de lo importante que es el calcio para nuestro organismo, de todo lo que nos aporta y  cómo nos ayuda a cuidar de nuestro cuerpo. Este mineral es esencial para el correcto mantenimiento de huesos y dientes y también para la salud de nuestros músculos. Con este nuevo artículo, en el que os presentamos una serie de recetas ricas en calcio, os queremos ayudar a incorporarlo a vuestra dieta de una manera muy práctica, sana, natural ¡y sabrosa!

calcio-flan
Aprende a tomar calcio de una forma muy saludable

Ensalada de apio y brócoli

Esta fresca ensalada no sólo es rica en calcio, sino que resulta muy fácil de preparar.

Ingredientes

  • 1 brócoli
  • 3 ramas de apio
  • 1 lechuga
  • 1 cebolla
  • Media remolacha
  • Sal
  • Vinagre
  • Aceite
  • Semillas de girasol (si queremos)
  • Sésamo (es opcional)

¿Cómo lo preparamos?

  • Picamos el brócoli, el apio, la lechuga, la cebolla y la remolacha.
  • Aliñamos con la sal, el vinagre y el aceite.
  • Podemos añadir semillas de girasol, sésamo, un chorro de limón y un poco de azúcar, al gusto de cada uno.

Pastel salado de mozzarella y sardinas

Un plato muy rico en calcio e ideal para sorprender si tenemos invitados en casa.

Ingredientes

  • 250 ml de leche
  • 3 huevos
  • 80 g de harina
  • 1/2 sobre levadura
  • 1 bola de queso mozzarella
  • 250 g de tomate
  • 1 latilla de sardinas en aceite
  • 30 g de queso parmesano rallado
  • Sal
  • Pimienta
  • Albahaca

¿Cómo lo preparamos?

  • Mezclamos la harina, los huevos, la levadura y la leche. Salpimentamos y mezclamos bien hasta que quede una masa uniforme.
  • Colocamos la masa en un molde apto para horno.
  • Troceamos la mozzarella y la ponemos sobre la masa.
  • Cortamos el tomate en dados y lo incorporamos.
  • Desmenuzamos las sardinas y también la colocamos sobre la masa.
  • Añadimos el parmesano y la albahaca.
  • Metemos en el horno que previamente habremos calentado a 180 º y dejamos que se cocine durante 50 minutos. ¡Buen provecho!

Revuelto de garbanzos y espinacas

Este clásico de la cocina es un plato con altas dosis de calcio entre sus ingredientes.

Ingredientes

  • 1/2 kilo de espinacas frescas
  • 1/2 kilo de garbanzos cocidos
  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 puñado de pasas
  • Otro puñado de piñones
  • Pimentón
  • Sal
  • Aceite

¿Cómo lo preparamos?

  • Picamos la cebolla y la doramos en una sartén.
  • Añadimos los dientes de ajo laminados.
  • Cuando estén hechos, incorporamos la salsa de tomate y el pimentón. Mezclamos bien y rehogamos con cuidado de que el pimentón no se queme (daría un sabor muy malo y nos estropearía todo el plato).
  • Lavamos las espinacas y las incorporamos. Cuando hayan ido soltando agua y perdiendo volumen, añadimos los garbanzos y dejamos que todo el conjunto se rehogue en la sartén.
  • Rematamos incorporando las pasas y los piñones, que son una fuente estupenda de calcio.

Crema de calabaza

Además de calcio, esta crema nos aporta fibra, que también es perfecta para poder cuidarnos.

Ingredientes

  • 1/2 kilo de calabaza
  • 1 litro de caldo (puede ser de pollo, verduras…)
  • 100 gramos de queso rallado
  • Sal
  • Aceite
  • Unos picatostes, si queremos acompañar

¿Cómo lo preparamos?

  • Troceamos la calabaza y la cocemos en agua.
  • Colocamos la calabaza cocida en una olla, junto al caldo. Dejamos que hierva, a fuego lento, durante 20 minutos.
  • Incorporamos el queso y un chorro de aceite y lo trituramos.
  • A la hora de servir, podemos acompañar con unos picatostes de pan. ¡Riquísimo!

Flan de queso

Para terminar, nada mejor que un buen postre lleno de calcio. ¿Qué os parece un delicioso flan?

Ingredientes

  • 1/2 litro de leche
  • 2 yemas de huevo
  • 250 de queso fresco
  • 1 vaso de cuajada
  • Azúcar
  • Caramelo líquido

¿Cómo lo hacemos?

  • Mezclamos en la batidora la leche, las yemas, el queso fresco, la cuajada y el azúcar (el azúcar al gusto, depende de cómo seáis de golosos).
  • Cuando quede una mezcla uniforme, lo calentamos en un cazo y llevamos a ebullición, removiendo de forma constante para que no se pegue.
  • En una flanera, colocamos el caramelo líquido.
  • Echamos la mezcla en la flanera.
  • Dejamos enfriar y… ¡listo para hincarle el diente!

Advertisements