Sustituir ansiolíticos por productos naturales, ¿es posible?


Tambien Los ansiolíticos son fármacos cuya acción depresora actúa sobre nuestro sistema nervioso central. Los ansiolíticos están destinados a disminuir los síntomas de ansiedad que presenta una persona.

También te va a interesar: ¿Quieres saber más sobre la ansiedad?

En tal sentido, estos medicamentos logran su cometido, pero, como todo fármaco también pueden tener efectos negativos sobre la salud y la vida de un paciente, pues si bien son capaces de calmar la ansiedad que experimenta la persona, pueden tener un efecto sedativo que va más allá de lo deseado.

Manifestaciones de ansiedad
Los ansiolíticos están destinados a disminuir los síntomas de ansiedad que presenta una persona

Ansiolíticos Vs Productos naturales

Salvo casos en que la enfermedad este claramente diagnosticada y donde los ansiolíticos son la única prescripción posible en aras de mejorar la salud mental de un paciente, estos pueden ser sustituidos por productos naturales.

Hoy en día se conocen los efectos del consumo de barbitúricos, ansiolíticos por excelencia, pero que debido a su estrecho margen de seguridad provocan a menudo sobredosis involuntarias. En los barbitúricos resultaba muy difícil establecer una línea divisoria entre su acción ansiolítica y la acción hipnótica.

Uso de ansiolíticos

El uso de ansiolíticos puede y debe ser considerado como problemático. A la larga el uso continuado de un medicamento puede generar trastornos. No obstante, los ansiolíticos son medicamentos eficaces contra la ansiedad y el insomnio, si se emplean adecuadamente y por prescripción médica.

Sin embargo, debemos particularizar en el hecho de que se debe evitar el uso de benzodiacepinas de acción larga. Pues estas tienen riesgo de acumularse en sangre, lo que incrementa su toxicidad.

De igual modo es importante conocer que cuando existe un uso continuado de ansiolíticos farmacológicos, pueden aparecer somnolencia y otros trastornos. También se puede producir deterioro cognitivo y pérdida del equilibrio, efectos que atentan contra la salud física y mental de una persona y que pueden causar trastornos asociados.

Las benzodiacepinas

En el caso de las benzodiacepinas, está reportado que su uso incrementa la probabilidad de que los pacientes consuman otros tipos de drogas ilegales. De igual modo el consumo legal o ilegal de estas drogas se asocia en muchos países con crímenes y delitos.

Las personas que utilizan este tipo de ansiolítico suelen asociar su consumo al de la heroína o las metanfetaminas.

Se conoce que las benzodiacepinas son ampliamente utilizadas entre los usuarios habituales de las anfetaminas. Esto justifica por qué entre aquellas personas que abusan de esta combinación, la presencia de trastornos mentales es mucho mayor que en otros grupos de adictos a las drogas. De igual modo, para estas personas es más común que ocurra un deterioro social y su salud se vea notoriamente afectada.

Las personas que utilizan las benzodiacepinas a modo de inyección, tienen una probabilidad aun mayor de compartir las jeringuillas. Por lo tanto, son más susceptibles de contraer enfermedades, que en otros grupos de adictos. Esto resulta valido para aquellos que utilizan drogas no- benzodiacepinicas.

Este tipo de drogas constituye uno de los de mayores riesgo de disfunción psíco-social.

Estres y ansiedad aparecen frecuentemente de conjunto
En la epoca que vivimos el estres esta casi siempre peresente y genera, en muchas personas, estados de ansiedad

Efectos adversos de las benzodiacepinas

Las benzodiacepinas tienen una gran variedad de efectos adversos entre los que se destacan:

  • Somnolencia
  • Vértigo
  • Malestar estomacal
  • Visión borrosa y otros cambios en la visión
  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Depresión
  • Trastornos de la coordinación
  • Trastornos del ritmo cardíaco
  • Temblor
  • Debilidad
  • Amnesia anterógrada
  • Efecto resaca (tambaleos)
  • Sueños inusuales o pesadillas
  • Dolor de pecho
  • Reacciones paradójicas

En estas últimas pueden ocurrir un incremento en el nivel de irritabilidad del paciente y aumentar su hostilidad hacia quienes le rodean. Estas reacciones ocurren de manera similar a las desinhibiciones que se producen con el consumo de alcohol y el paciente consumidor de benzodiacepinas puede comportarse de un modo violento.  Este tipo de reacción ocurre fundamentalmente en infantes y personas de la tercera edad.

Está claro que el consumo de estos fármacos solo puede realizarse por estricta indicación médica. Dadas las numerosas contraindicaciones asociadas a los mismos, hemos de ser muy cuidadosos con su uso. Se conoce incluso un problema mucho más grave asociado al consumo de esta droga. Y es que, cuando se produce la ingestión de sobredosis de benzodiacepinas puede conllevar incluso a un estado de coma.

No obstante, y a pesar de que los ansiolíticos han de ser consumidos con enorme cuidado, también hemos de decir que en situaciones determinadas por aquellas personas que están facultadas para prescribir su uso, estas pueden resultar ideales.

¿Cómo podemos sustituir estas drogas y evitar sus males?

Por su parte, la naturaleza, ha dotado a la humanidad de numerosos productos de tipo natural que ejercen una acción ansiolítica sin que lleven asociadas las contraindicaciones antes descritas.

Numerosas plantas han demostrado que sustituir a los fármacos genera un riesgo muy bajo. Debemos añadir que nos da la inmejorable ventaja de no generar adicciones. O en todo caso, con una probabilidad muy baja. Sobre todo si lo comparamos con el de drogas tales como los barbitúricos o las benzodiacepinas.

Los medicamentos de tipo natural contienen principios activos capaces de resolver la ansiedad. Sin embargo, las dosis que estas poseen son menores y menos “invasivas” que las que brindan la actual farmacología.

Uso de plantas medicinales

El uso de hierbas y plantas medicinales tiene una larga tradición y probada efectividad. Su uso no tiene contraindicaciones y si se acude a un especialista o a la literatura apropiada, se pueden encontrar remedios para casi cualquier padecimiento, lo que combinado con los tratamientos convencionales puede dar resultados excelentes.

Plantas medicinales en el tratamiento de los cuadros de ansiedad
Muchas plantas medicinales tienen [propiedades como ansioliticos entre ellas el tilo, la manzanilla, la pasiflora entre otras
Para mejorar o eliminar la ansiedad existen plantas como el tilo o la pasiflora cuyo uso es especialmente recomendado por sus efectos ansiolíticos e hipnóticos. Otras como la manzanilla son menos conocidas en esta faceta, pero igualmente efectivas contra la ansiedad. Todas estas plantas están recogidas en tratados de herbolaria por sus efectos medicinales y especialmente por sus propiedades sedativas.

El tilo

Es un género de árboles de la familia de las malváceas originaria de las regiones septentrionales del hemisferio norte. El tilo es uno de los remedios tradicionales contra la ansiedad y para conciliar el sueño.

Entre las propiedades curativas que se atribuyen al tilo están las de combatir catarros y afecciones similares, pero siempre ha sido utilizado, principalmente como tranquilizante o somnífero y ha sido consumido históricamente en forma de infusión.

Cuando se emplea esta planta ante síntomas de ansiedad, se utilizan tanto sus hojas como sus flores. Las propiedades antiespasmódicas, somníferas y relajantes presentes en el tilo se deben a que la misma contiene numerosas sustancias entre las que se destacan las siguientes:

  • alfa-pineno
  • limoneno
  • nerol
  • eugenol
  • ácido cafeico
  • quercetina
  • terpineol

y todas ellas hacen del tilo un relajante ideal. Sin embargo, debemos destacar que los efectos del tilo dependen de la fisiología de la persona que la consuma y no tiene el mismo efecto en todos los pacientes.

La manzanilla

Esta planta tiene propiedades antiinflamatoria, antiespasmódica y ansiolítica. Esto justifica su aplicación si se quiere reducir o evitar el consumo de fármacos.

La manzanilla es mucho más conocida en el ámbito de la medicina tradicional, por ser indicada para las malas digestiones y los problemas estomacales en general. Sin embargo, esta planta tiene comprobados efectos ansiolíticos y sedantes. Por esta razón puede ser empleada, tanto para conciliar el sueño como para tratar a aquellas personas que presenten alguna afectación en el sistema nervioso central.

Esta, la manzanilla, puede ser ingerida a modo de infusión, pues es una planta aromática, aunque su sabor es ligeramente amargo.

manzanilla y canela
Aprende a preparar la receta de manzanilla y canela y disfruta sus beneficios

Mejorana

Su nombre científico es Origanum majorana y es una hierba de la familia de las lamiáceas originaria de Asia y el Mediterráneo.

La mejorana puede ser ingerida como cocimiento o infusión y constituye un magnifico sedante, incluso en casos ligeros de histerismo.

También es conocida por su uso en padecimientos estomacales, pero se desconoce que dicho uso, al igual que como ocurre en la manzanilla, se debe precisamente a su efecto sedativo. Esto le permite aliviar los espasmos y mejorar la digestión del paciente.

Pasiflora

Esta planta puede ser la más conocida de cuantas se utilizan para remediar la ansiedad. Su uso está muy extendido y se le considera un remedio casi infalible ante el insomnio y la ansiedad.

Las partes aéreas de la pasiflora son ricas en sustancias tales como los flavonoides y los fenoles, las que contribuyen con el marcado carácter sedante de esta planta.

La pasiflora ha sido empleada durante muchísimos años cuando de insomnio o de crisis de ansiedad se trata. Esta bien reconocido el hecho de que esta planta puede disminuir la presión arterial y el ritmo cardíaco.

Se emplean principalmente sus flores, las que, tomadas como infusión, puede ser utilizada en personas de la tercera edad y niños, pues no tienen prácticamente toxicidad.

La Camellia sinensis

La Camellia sinensis o simplemente Té, es el nombre común por el que se conoce a esta planta. Su ingestión como bebida es de consumo habitual y que tantos beneficios aporta a nuestra salud física y psicológica. En contraposición a lo que popularmente se dice, no está recomendada como sedante pues su efecto es contrario.

Los efectos del té sobre la salud han sido estudiados desde los tiempos del legendario emperador Shennong, quien desde hace miles de años ya afirmaba que el consumo del té resultaba útil para el tratamiento de afecciones de todo tipo. Ya fueran tumores o problemas de vejiga, servía para reanimar a quienes les vencía el agotamiento físico o mental.

De hecho es considerado como un reconstituyente y un estimulante, pero no tiene ningún efecto sedante en quien lo toma.

La gran mayoría de los estudios que históricamente se han realizado sobre esta planta, especialmente con la variedad de té verde, han atribuido a la misma efectos contra la aterosclerosis, el cáncer, las enfermedades inflamatorias, la diabetes, la hepatitis, para conseguir la pérdida de peso, enfermedades neurodegenerativas, halitosis y por supuesto como ansiolítico natural. Esta última aplicación es un error pues en realidad no existen pruebas concretas de ninguno de estos efectos y si de la presencia que tienen en esta planta la teína y la cafeína.

El té posee grandes cantidades de teína, Este es un compuesto similar a la cafeína, un conocido alcaloide psicoactivo que actúa como estimulante. Por lo tanto, el uso de té en casos de crisis ansiosa es absolutamente contraproducente.

Igualmente está contraindicado en caso de que una persona padezca insomnio, ni debe ser empleada cuando se padece ulcera o gastritis.

El comino

El comino es uno de esos condimentos que está casi siempre presente en nuestras cocinas y cuyos efectos ansiolíticos son prácticamente desconocidos. Tambien puede ser usado por sus efectos diuréticos, aperitivo, eupéptico, carminativo, espasmolítico o antihelmíntico. Pero en casos de ansiedad el comino puede ser un buen sedante y está casi siempre al alcance de la mano.

comino infusiones para los gases
El comino es una especia que podemos utilizar con muchos propósitos

La valeriana

Por último, queremos hablar de esta planta tan poco conocida entre los jóvenes y que durante siglos fue muy popular. El uso de la valeriana esta reportado desde la antigüedad. Se le conoce como hierba medicinal desde la antigua Grecia y en el Imperio romano. Tanto Hipócrates, como el famoso Galeno, dejaron constancia de las propiedades ansiolíticas de la valeriana. Este último, Galeno, la prescribía como remedio, precisamente, para el insomnio.

La valeriana es una hierba que constituye uno de los remedios más efectivos ante manifestaciones psicológicas alteradas. Está más que demostrado que su uso es efectivo y que esta planta puede ser utilizada como sedante. Sobre todo se aplica si estamos ante casos de histerismo o manifestaciones neurasténicas.

Esta hierba puede emplearse ante casos de insomnio o neurosis. Igualmente se recomienda para cólicos, híper excitabilidad, entre otros usos.  Cuando existen alteraciones menopáusicas, la valeriana está muy recomendada. Se le considera antiespasmódica y se le tiene por muy efectiva en ese sentido.

Igualmente puede ser consumida en extracto. Este puede ser obtenido por medio de la fermentación de la planta o sencillamente consumiéndola directamente como infusión.

Como podrás apreciar el amplio arsenal de productos naturales con que contamos para su uso como ansiolíticos nos permite mirar con otra óptica, mucho menos agresiva para nuestra salud, los frecuentes cuadros de crisis de ansiedad, tan frecuentes en nuestros tiempos.

Otros artículos de interés: ¿Nervios en el estómago? Te enseñamos a controlarlos