Aliviar el dolor de oído con estos remedios caseros fáciles


Si alguna vez has sufrido dolor de oído, seguro que no quieres ni que te lo mencionemos. Es realmente incómodo y doloroso y no es tan fácil acabar con él en según qué ocasiones. Por ello, hoy queremos detenernos en este asunto y tratar de poner nuestro granito de arena para ayudarte a aliviar el dolor de oído con algunos remedios caseros fáciles de hacer. 

Como siempre que hacemos este tipo de artículos, queremos recordarte que lo mejor siempre es la atención médica, ya que un profesional siempre va a encontrar la mejor solución para ti según las causas de tu trastorno.

Pero si quieres probar con remedios naturales para aliviar el dolor de oído, no te pierdas estos consejos.

Otros artículos de interés: Molestias relacionadas con el oído

Remedios naturales para aliviar el dolor de oído

El dolor de oído puede deberse a múltiples causas aliviar el dolor de oido
En la mayoría de las ocasiones el dolor de oído lo puedes resolver con remedios caseros

Calor:

Aplicar calor en la zona del oído inflamado es una fantástica manera de aliviar el dolor de oído. ¿Qué tendremos que hacer? Basta con poner sobre el oído una almohadilla térmica (¡cuidado! pon un trapo entre el oído y la almohadilla, nunca directamente!) durante unos 15 minutos y, si fuera necesario, ir renovando el calor en caso de que se enríe.

Aceite de oliva:

Unas gotas de aceite de oliva te ayudarán a actuar como lubricante dentro de tu oído y aliviar el dolor de oído. Calienta un poquito de aceite en el microondas, pruébalo sobre tu muñeca antes para asegurarte que no esté demasiado caliente (mejor que quede un poquito templado a que queme, el oído es una zona muy delicada) y, con ayuda de un gotero, pon dos gotas dentro del oído. Puedes repetir este procedimiento dos veces al día.

Aceites esenciales
Utiliza aceites naturales para destapar oidos

Zumo de ajo:

El ajo es fantástico para todo y, en el caso de aliviar el dolor de oído, no iba a ser una excepción. En este caso, necesitaremos su líquido. Exprime bien un diente de ajo y, con el líquido resultante, viértelo dentro del oído. Puedes hacerlo un par de veces al día.

Chicle:

Seguro que, si se te taponan los oídos al volar, alguien te ha recomendado que lleves chicle antes de subir al avión. Y sin duda es un gran consejo que también te sirve para aliviar el dolor de oído. Al masticar chicle se aliviará la presión ejercida en el interior del oído. Hazlo 3 veces al día y poco a poco desaparecerá el dolor.

Si el dolor de oído se acompaña de secreciones y o sangre acuda a su medico
Acuda al médico de inmediato si el dolor de oído aparece repentinamente acompañado de mareos, vértigos o inestabilidad

Y, sobre todo, no te impacientes, pero tampoco te descuides. Es cierto que el dolor de oídos tiene sus días, pero te recomendamos visitar un doctor para comprobar que no se trata de una infección más grave. Es posible que necesites algún tipo de medicación, por lo que cuanto antes comiences con ella, mejor para todos.

Sigue leyendo: Otitis y otros problemas de oído