Infección de oído: ¿Cómo aliviar sus síntomas y evitar que vuelva?


Una infección de oído suele ser la causa principal por las que los padres llevan a sus hijos a Urgencias. Es una de las afecciones más rápidas en desarrollarse y la que más dolor produce en los niños. Generalmente se trata de una otitis media, es decir una infección en el oído medio, ubicado justo detrás del tímpano. ¿A qué se debe esa infección? ¿Qué hacer para que el oído no vuelva a infectarse?

En este artículo resolveremos estas dudas y otras más interesantes. Tales como ¿Cuáles son los tratamientos naturales y medicinales más efectivos para tratar una infección de oído?

Infección de oído
Calmar el dolor de oído

Causas de la infección de oído

Las infecciones de oído no se contagian y son más comunes en invierno, por la relación que existe con los resfríos. La trompa de Eustaquio está ubicada desde la mitad del oído hasta la parte posterior de la garganta.

En el oído medio se produce líquido, el cual es drenado por la trompa de Eustaquio. Cuando por alguna razón esta trompa está bloqueada se puede producir una infección. Aunque también se puede producir en adultos, son los bebés y niños los que más lo sufren, porque sus trompas de Eustaquio se obstruyen con mayor facilidad.

Sin embargo, todas las infecciones agudas del oído ocurren por la presencia de líquido detrás del tímpano.

Qué puede causar una obstrucción de la trompa de Eustaquio

Generalmente, los resfriados son la primera causa de la obstrucción de la trompa de Eustaquio, sin embargo también puede deberse a las siguientes afecciones:

  • Las alergias producen un exceso de moco que puede causar una obstrucción de la trompa de Eustaquio.
  • La dentición en bebés también puede ser una de las razones, porque en esa etapa se produce un exceso de moco y de saliva.
  • El adenoides se encuentran en la parte superior de la garganta. Cuando se infectan o agrandan pueden obstruir la trompa de Eustaquio.
Consulta por dolor de oído
Calmar síntomas de dolor de oído
  • Los ambientes con humo de tabaco pueden causar también una predisposición a una infección de oído.
  • Algunas actividades como natación, pueden favorecer a que el agua ingrese al oído y quede estancada dentro de él.
  • Una diferencia de altitud o presión puede generar una infección de oído.
  • La acumulación de cerumen puede ocasionar la obstrucción de la trompa de Eustaquio favoreciendo al desarrollo de una infección.

Factores de riesgo que predisponen a los niños a sufrir de una infección de oído.

Como decíamos anteriormente la mayoría de las infecciones de oído se producen por un resfrío. Por lo tanto si deseamos que no vuelva a repetirse tendremos que  extremar los cuidados para evitar contagiarse de una gripe.

  • Tratar de evitar el contacto con otros niños resfriados.
  • Cambios bruscos de altitud o temperatura del clima.
  • Exposición al humo.
  • En bebés, el hecho de no ser amamantado puede bajar las defensas y favorecer al desarrollo de infecciones.
  • Una enfermedad reciente de cualquier tipo, puede disminuir la resistencia del cuerpo a las infecciones.

Síntomas

El dolor es uno de los primeros síntomas, pero cuando son bebés lo demuestran con un cambio de carácter. Con mayor irritabilidad, llanto inconsolable y problemas para dormir.

Otro síntoma es la fiebre, al ser una infección el cuerpo puede defenderse subiendo la temperatura. Una señal que puede dar a confusiones es que el niño comience a jalarse la oreja. En esos casos no siempre se trata de una infección de oído.

Dolor de oído por infección
Consulta por dolor de oído

En los niños que hablan o personas mayores, los síntomas son más claros, porque lo pueden comunicar mejor.

  • Dolor de oídos
  • Sentir llenura en el oído
  • Sensación de malestar general por la infección
  • Hipoacusia en el oído afectado
  • También se puede sentir vómitos y/o diarrea

Es muy común que la infección de oídos ocurra luego de un resfriado.

Un síntoma a tener en cuenta es la secreción súbita de un líquido amarillo o verde del oído. Porque puede tratarse de una ruptura del tímpano.

Tratamiento de la infección de oído

En algunas situaciones no hace falta tomar antibióticos para que se alivie la infección de oído. El médico es el más indicado para decirte si necesitas o no tomar algún antibiótico. Sin embargo, aquí te damos algunos consejos que te ayudarán a aliviar el dolor y sentirte mucho mejor:

Ajo

El ajo tiene propiedades analgésicas y antibióticas por ello puede ayudar a aliviar los síntomas de dolor. Para que haga efecto tienes que preparar una solución aplastando el diente de la cabeza de ajo y mezclarlo con un poco de aceite de oliva o sésamo. Calienta esta solución y cuando esté tibia empapa un hisopo en la solución líquida y pasa por el interior del oído.

Cebolla

Este vegetal en cambio posee propiedades antibacterianas y anti inflamatorias. Por lo tanto, nos beneficia combatiendo la reproducción de las bacterias y reduciendo la hinchazón.

Remedios naturales para el dolor de oído
Remedios naturales para el dolor de oído

La puedes utilizar de dos maneras diferentes. Una de ella es extraer el jugo de cebolla y aplicarlo en el oído afectado usando un gotero. Otra, la más recomendable, es picar la cebolla y cocinarla hasta que quede tierna. Retírala del fuego, vuelca en una tela de algodón y luego apoya en la parte exterior del oído. Deja actuar por 20 minutos.

Masticar chicle

Muchas veces tenemos que pasar por altitudes diferentes sufriendo cambios de presión atmosférica, como cuando tienes que viajar en avión, por ejemplo. En esos casos no se trata de una infección de oído, solo de una molestia que puede ser aliviada con una acción similar al de masticar un chicle.

En realidad no es el chicle, sino el movimiento de masticar lo que hace que la presión provocada en el oído se libere y terminar con el dolor que puede llegar a ser muy intenso. Por lo tanto, si no tienes chicle, puedes abrir ligeramente la boca como si vas a bostezar.

Compresas con agua tibia

Cuando el dolor en el oído se debe al ingreso de agua, puedes aplicar un paño humedecido con agua caliente. La temperatura más alta que puedas aguantar para que el vapor estimule al sistema circulatorio y disminuya el dolor.

Esta situación puedes evitarla utilizando tapones especiales para oídos.

Aceite de oliva

La acumulación del cerumen puede causar dolor en el oído, para ello puedes utilizar unas gotas del aceite como lubricante natural. Coloca solo unas gotas en el interior del oído para suavizar la cera y aflojarla.

Medicina

Para aliviar el dolor puedes utilizar gotas analgésicas para el oído que son de venta libre en las farmacias. Así como también el ibuprofeno o paracetamol, especialmente si está acompañado de fiebre.

Lo que se aconseja es no darles ácido acetilsalicílico, es decir, aspirinas a los niños.

Más consejos: Cómo calmar el dolor de oído