Adelgazar en verano es posible y no deberías posponerlo


El verano es la época preferida por la mayoría de nosotros. Playa, piscina, buen tiempo, vacaciones (si eres un afortunado que las coge ahora), sol… En general, en verano estamos más alegres y el buen tiempo y las vacaciones (nuestras o de los demás) invita a que salgamos más, a que hagamos más planes y a que estemos más optimistas. Además, tendemos a olvidarnos de la Operación Bikini porque pensamos que ya, total, ¡para qué! Ya ha llegado el verano y no hemos conseguido adelgazar ni un gramo desde aquellas cenas copiosas de Navidad y, una vez más, posponemos nuestra decisión de perder peso. ¡Error! También se puede adelgazar en verano, solo tienes que planificarte y actuar con sentido común.

Que busques perder peso en verano no significa que no puedas disfrutar de él. A continuación te damos algunos trucos y consejos para que puedas ir perdiendo peso a la vez que vives el mejor verano de tu vida.

Otros artículos de interés: Zumos naturales sanos y deliciosos

Trucos para adelgazar en verano

Apuesta por las comidas y bebidas frías:

como hacer gazpacho adelgazar en verano

El verano es la época ideal para tomar comida y bebida fría. El cuerpo nos pide cosas fresquitas y no le apetece, en general, ingerir comidas muy calóricas o pesadas, así que es el momento ideal para ponerte hasta las botas de gazpachos, salmorejos y otro tipo de sopas frías que, aunque no te lo creas, también sacian igual que una comida normal y te servirá para refrescarte y para darte un buen chute de hortalizas y verduras.

Si de normal no te gustan las verduras y te cuesta comerlas, ahora es el momento de aprovechar. Además, su elaboración es extremadamente fácil y lo podéis tomar toda la familia.

Si no te apetece como comida principal, opta por ellos para el picoteo de mediodía o para la cena. Nada más sano que una sopa fría de hortalizas en verano, un buen gazpacho casero o un salmorejo rico, rico.

Los helados, mejor naturales y de frutas:

Uno de los alimentos estrella en verano son los helados. A todos nos gustan, niños y mayores, y todos disfrutamos de una buena sobremesa o una merienda con nuestro helado favorito entre manos, ¿verdad?

No renuncies a ellos aunque quieras adelgazar en verano. Lo ideal es que los prepares tú mismo en casa o que preguntes en la heladería habitual a la que sueles ir a diario o los fines de semana cuáles son caseros y elaborados 100% con frutas. Huye de los artificiales que encontrarás en la zona de congeladores de tu hipermercado.

Hacer un helado en casa con frutas es realmente fácil, totalmente sano y natural, sin calorías y con un sabor exquisito. Además, puedes ir variando de fruta (y por lo tanto de sabor) casi cada día y tu cuerpo (¡y tu báscula!) te lo agradecerán.

Comer sano fuera de casa también es posible:

alimentos bajos en grasas

Otro de los problemas a los que nos enfrentamos en verano para poder adelgazar es que nuestra vida social crece mucho más que en verano y a veces nos resulta imposible seguir una dieta. ¿Es tu caso?

No pienses en quedarte en casa, ni mucho menos. Aprovecha para salir, disfrutar y darte vida. Si a cambio de esto coges unos kilos, bien cogidos estarán. Sin embargo, no tiene por qué ser así si sabes qué pedir en el bar de turno.

Evita las bebidas gaseosas y come siempre que puedas con agua. A la hora de pedir, mira en el menú las opción vegetales o light, todos los bares y restaurantes tienen una zona de la carta baja en calorías precisamente para las personas que están a dieta o que por algún motivo no pueden comer algo más calórico.

Por ejemplo, si quedáis para comer en un chiringuito puedes pedir una gran ensalada o pescado a la plancha acompañado por agua. Si quedáis para cenar, opta por alguna bebida no gaseosa ni azucarada y evita pedir para comer fritos, pan o hidratos en general.

Aunque creas que es difícil compaginar una buena alimentación con una intensa vida social fuera de casa, es posible. Solo tienes que saber pedir, fijarte bien en las opciones que tienes disponibles en la carta y no dejarte llevar por esos platos hipercalóricos que te sonríen desde la foto del menú… al menos no a diario. Date el homenaje de vez en cuando, que no hemos venido al mundo a sufrir, y el resto del tiempo hazte un favor y cuídate.

La natación será tu aliada:

Una vez que hemos hablado de la comida, toca hablar del ejercicio. Parece imposible seguir una rutina deportiva ahora en verano, ¿verdad? La excusa que nos solemos poner es que hace mucho calor para salir a la calle a hacer deporte, pero lo cierto es que si quieres también tienes otras maneras de adelgazar en verano con el deporte y el ejercicio físico.

Por ejemplo, la natación es la mejor opción para conseguirlo. Puedes practicarla en la playa o en la piscina (tanto en una de pago como en la de tu urbanización, si madrugas la tendrás entera para ti). Busca ejercicios que puedes realizar en el agua, si no te gusta hacer largos continuamente siempre puedes practicar aquagym o similares.

Estarás fresquito a la vez que disfrutas del agua, una de las mejores cosas del verano, y sigues cuidando tu cuerpo.

¿Y si aprovechas para ir al gimnasio?

ejercicios para aumentar los glúteos y las lesiones

Pero si no tienes una piscina o una playa disponible, siempre puedes apuntarte al gimnasio. Probablemente esto te suena a locura, ¿verdad? No lo es.

De hecho, el verano es la mejor época para apuntarte al gimnasio. La afluencia de gente baja muchísimo y estarás mucho más tranquilo, lo que también significa que la matrícula te saldrá más barata o que incluso conseguirás descuentos y promociones en tu cuota durante los meses de julio y agosto.

Además, recuerda que aunque en la calle haga calor, en el gimnasio hay aire acondicionado, por lo que no tendrás la sensación de estar en verano muriéndote de calor y en el momento en que entres allí volverán las ganas de hacer ejercicio y seguir cuidándote.

Por otro lado, la actividad física es algo que no deberíamos dejar nunca. ¿Por qué? Porque no solamente es buena para adelgazar en verano o en cualquier otra época, si no porque tiene muchísimos más beneficios para nuestra salud: nos ayuda a dormir mejor, levanta el estado de ánimo, mejora diferentes aspectos de nuestra salud, por ejemplo, cardiovasculares o de huesos, entre muchos otros. Tener una rutina deportiva es fundamental para seguir sumando años y mantenernos jóvenes por dentro y por fuera. Te aseguramos que si no lo haces en el futuro te vas a arrepentir de no tener una buena forma física y cuánto más tiempo dejes pasar será peor.

Ya sabes, adelgazar en verano es posible y muy útil. Quizás no llegues ya a tiempo para perder todos los kilos que querías dejar antes de meterte en el bikini, pero al final, se trata de un estilo de vida saludable. Este año no, pero lo importante es no seguir sumando y deshacerte de lo que puedas. Propóntelo como una meta a largo plazo, te costará menos esfuerzo y los resultados serán mucho mejores. ¿Le decimos hola a la Operación Bikini 2019? Empieza hoy y consigue tus objetivos.

Sigue leyendo: Las mejores frutas de verano