Acerca del Síndrome Respiratorio del Oriente Medio (MERS)


El Síndrome Respiratorio del Oriente Medio (MERS) es una enfermedad causado por un virus de la familia de los coronavirus que afecta el sistema respiratorio, fundamentalmente los pulmones.

La mayoría de los pacientes afacetados por MERS desarrollaron la enfermedad respiratoria aguda con síntomas de fiebre, tos y dificultad para respirar. Ante estos síntomas, es importante acudir al médico y no confundirlos con una gripe. Se reporta que en el orden de 4 por cada 10 pacientes reportados con MERS ha muerto.

El Síndrome Respiratorio del Oriente Medio (MERS) es causado por un coronavirus
Los coronavirus causan el Síndrome Respiratorio del Oriente Medio (MERS)

¿Cómo y dónde surge esta infección respiratoria?

Los primeros reportes de la enfermedad fueron aparentemente en Arabia Saudí en septiembre del 2012. Con posterioridad se conoció, mediante investigaciones retrospectivas, que había hecho su primera aparición en Jordania en abril del 2012. Hasta hace poco los casos reportados han sido asociados a países adentro y cerca de la Península arábica es que se le sigue llamando Síndrome Respiratorio del Oriente Medio; añadiéndoles a MERS el termino COV referente a que está causada por un coronavirus. No obstante ya se han reportado casos en otros países como es Corea del Sur.

De hecho MERS-COV se ha diseminado a través del contacto cercano, es decir, de personas enfermas a otros, de ahí la importancia de evitar el contacto con los enfermos.

MERS puede afectar a personas der cualquier edad, y de ahí deriva su importancia capital. Así las cosas se justifica el esfuerzo por comprender los riesgos de este virus, incluyendo la fuente, cómo se propaga, y cómo podrían ser las vías de prevención.

Síntomas y complicaciones

enfermedades mortales
Representación del MERS

La mayoría de las personas cuando están infectados con el MERS han debutado con una enfermedad respiratoria aguda con síntomas de:

  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar

En algunas personas también presentaron síntomas gastrointestinales incluyendo diarrea, náuseas y vómitos.

Muchas personas con MERS presentaron tempranas, fundamentalmente neumonía y fallo renal. Esto justifica el hecho de que entre 3 a 4 por cada 10 personas enfermas con MERS ha muerto. La mayor parte de la gente que murió tuvo una condición médica subyacente, como puede ser una enfermedad crónica del tipo de la diabetes, cáncer; enfermedades del corazón, y enfermedades del riñón. También se incluyen aquellas personas con sistemas inmunológicos deprimidos, que presentan, en su conjunto, mayor riesgo de sufrir el MERS.

El período de incubación de MERS, es decir, contando desde el momento que una persona es expuesta a MERS-COV y el momento en que comienzan a tener síntomas es usualmente alrededor de 5 o 6 días, pero puede llegar hasta los 14 días.

Vías de transmisión del MERS

El caso de MERS-COV, como otros coronavirus y otras enfermedades que afectan el sistema respiratorio, se considera que la vía fundamental para su diseminación es a través de las secreciones respiratorias de una persona infectada cuando estas tosen que esparcen microgotas que contienen los virus. Sin embargo, aun las formas precisas de cómo virus se propaga no son del todo bien entendidas.

¿Cómo se puede prevenir la infección por MERS?

mers
El MERS se ha convertido en un auténtico problema para la población de Oriente Medio

Actualmente, no hay vacuna para prevenir infección de MERS-COV.

Los consejos estriban evitar el contacto con el virus procedente de personas enfermas y para esto se recomienda:

  • Lávese bien y frecuentemente las manos con jabón y agua al menos por 20 segundos. Si el jabón y el agua no están disponibles, use alcoholes desinfectante (Hand sanitizer) para las manos.
  • Cúbrase la nariz y la boca con material desechable de forma tal que pueda ser eliminado cuando usted tosa o estornude.
  • Evite tocar sus ojos, su nariz y boca con manos sin lavar.
  • Evite contacto personal, como besarse, o compartiendo tazas o comiendo utensilios, con personas enfermas.
  • Limpie y desinfecte las superficies y objetos que se tocan frecuentemente, como pueden ser manijas de la puerta.

Tratamiento del MERS

No hay tratamiento específico, sin embargo se debe buscar apoyo médico para ayudar a aliviar los síntomas. Para los casos agudos que se sospeche MERS, el tratamiento actual incluye cuidado para soportar funciones vitales.