Aborto retenido o diferido, ¿qué es y cómo evitarlo?


El embarazo no siempre es esperado, pero es innegable que las complicaciones no son plato de buen gusto para nadie. Los abortos naturales son más frecuentes de lo que nos pensamos, especialmente entre madres primerizas o en aquellas mujeres que presentan algún tipo de complicación. En ocasiones, el aborto no sucede como tal, si no que se queda retenido dentro del cuerpo. En este caso, recibe el nombre de aborto retenido, aborto diferido o aborto involuntario.

Sin duda es un tema que reviste una gran preocupación entre los futuros padres, por ello, hoy queremos ayudarte y contarte más sobre él: qué es el aborto retenido, cuáles pueden ser sus causas, sus síntomas y cómo evitarlo para que no te ocurra.

Otros artículos de interés: ¿Cómo debe ser la alimentación durante el embarazo?

Todo sobre el aborto retenido o aborto diferido

Distingue los tipos de sangrados y concurre a tu médico ante la menor duda

¿Qué es el aborto retenido?

Seremos breves y concisos, aunque la explicación rápida sea un poco dura. El aborto retenido o aborto diferido es la muerte del feto en el interior del útero sin ser expulsado. Esta segunda parte es la que lo diferencia del aborto normal, y es que en este caso, no hay expulsión ni de restos ni de placenta ni nada.

Lo complicado viene porque, al ocurrir normalmente al principio de la gestación, la mujer no se da cuenta de que hay problemas en el interior. No suele haber expulsión de nada, ni siquiera sangrado, por lo que es muy difícil detectarlo de forma natural.

Lo habitual, es darse cuenta en una de las visitas y revisiones del ginecólogo. Si el médico detecta que no hay latido o que el feto tiene un desarrollo normal, se pondrá en marcha los mecanismos para comprobar que efectivamente se trata de un aborto retenido.

Si te ocurre, lamentamos decirte que es más habitual de lo que parece. De hecho, un 20% de los embarazos terminan en aborto.

Causas y síntomas del aborto retenido:

Tú puedes hacer mucho para evitar un embarazo de alto riesgo menstruación después del aborto
Hay numerosos aspectos que tú puedes controlar para evitar un embarazo de alto riesgo

Las causas más habituales nos hablan de anomalías en la formación del feto, aunque también puede ocurrir por problemas en la madre.

Como hemos comentado anteriormente, este tipo de problemas suelen ser asintomáticos y en la mayoría de ocasiones solo se pueden detectar mediante una ecografía.

Para ayudar a la mujer a que expulse los restos de embarazo, se pueden utilizar ciertos medicamentos o recurrir a un legrado, según lo avanzado que estuviera.

¿Cómo evitar el aborto retenido?

flores de bach
Durante el embarazo se pueden experimentar emociones como soledad, tristeza, impaciencia o miedo. Utiliza las Flores de Bach para neutralizarlos

Los médicos recomiendan esperar 2 o 3 ciclos menstruales antes de volver a buscar el embarazo, para así ayudar a que el cuerpo vuelva a preparar el cobijo para un nuevo ser.

Si no hay problemas añadidos, lo normal es que, tras el primer aborto, el segundo llegue  a buen puerto, por lo que no debes preocuparte. Sigue siempre las indicaciones de tu ginecólogo y confía en que todo saldrá bien.

Más vale prevenir que curar: ¿Es verdad que no debería tomar Ibuprofeno estando embarazada?