3 trucos infalibles para mantener tu casa siempre limpia y ordenada


No sabes cómo lo haces, pero te pasas el domingo limpiando y ordenando la casa y el martes cuando vuelves a mirar, ya está todo otra vez como una leonera. ¿Qué pasa? La cuestión es clara: todo necesita un mantenimiento. No te vamos a pedir que te pases todo el día con el plumero en la mano, porque sabemos que tu rutina no te da tiempo para eso, pero sí que tenemos tres pequeños trucos que te van a ayudar a que tu casa siempre esté visible y lista para visitas. 

Eso sí, antes de nada, recuerda que esto lo debes hablar también con los otros miembros de tu familia o con las personas que vivan contigo: un solo remo no mueve un barco.

Otros artículos de interés: Cómo cuidar las toallas para que estén siempre como nuevas

3 trucos para tener la casa limpia y ordenada

Mantenimiento:

limpieza del hogar y de la casa
Una casa ordenada es la clave para que parezca que todo está perfecto (aunque no sea así)

Sabemos que te da mucha pereza dedicarte todos los días a la casa, pero si sigues esta rutina, no te costará esfuerzo. Imagínate esto: terminas el domingo de limpiar y todo está perfecto. Pero no vuelves a hacer nada hasta el siguiente domingo. El resultado, ya te imaginarás cuál es. Al final, el esfuerzo de limpiar no te sirve para nada, porque te pasas el resto de la semana con todo sucio y en desorden.

La clave está clara: mantenimiento. Dedica 30 minutos al día a la casa. Solo ese tiempo será suficiente para que todo esté perfecto y, además, el domingo te cueste mucho menos tiempo y esfuerzo terminar tus tareas. En estos 30 minutos, dale prioridad al orden: una casa ordenada es la clave para todo. Con el tiempo que te sobre, ve limpiando por estancias: un día repasas el polvo, otro día barres, otro le das un repaso a la cocina…

Colaboración:

limpieza del hogar y de la casa
Si no vives solo, siéntate con el resto de miembros y haz que todos cumplan con su rutina

Si vives acompañado, recuérdales a los demás que la limpieza y el orden es cosa de todos. Si todos invertís estos 30 minutos diarios, a diferentes tareas, la casa estará siempre perfecta. La unión hace la fuerza, no lo olvides.

Planificación:

limpieza del hogar y de la casa
Deja las tareas más complicadas y extensas, como limpiar ventanas o planchar la ropa, para un día a la semana que quieras y puedas dedicarle más tiempo

Y por último, planifica. Las tareas más pesadas a las que no te dé tiempo a hacer entre semana (por ejemplo, planchar, limpiar ventanas…) déjalas para tu día libre de trabajo. Si las haces a primera hora, tendrás más energía, las harás antes y antes podrás comenzar a disfrutar de tu tiempo libre.

Y tú, ¿qué trucos tienes para tener una rutina de limpieza y orden y así llevar tu casa siempre al día? Comparte tus experiencias y opiniones con nosotros y construyamos entre todos una vida mejor.

Sigue leyendo: ¿Sabes cuál es la mejor forma de organizar los armarios?