4 rutinas para adelgazar fácil, rápido y sin esfuerzo


Alcanzar nuestro peso ideal puede ser de las cosas más difíciles de conseguir dentro de nuestra lista de propósitos. Para conseguirlo necesitamos un esfuerzo constante de nuestra parte, cambiar nuestra vida y, sobre todo y lo más difícil, cambiar nuestra alimentación y dejar de lado esos alimentos grasosos que tanto nos gustan. Para ayudarte en ese proceso vamos a explicarte 4 rutinas para adelgazar que debes hacer todas las mañanas y harán que el camino sea mucho más sencillo y llevadero.

Te puede interesar conocer nuestros batidos para perder peso

Sin romper la báscula
Perder peso puede ser de los objetivos más difíciles de lograr, pero para ayudarte vamos a explicarte 4 rutinas para adelgazar que debes hacer todas las mañanas y harán que el camino sea mucho más sencillo y llevadero

4 rutinas para adelgazar a realizar cada mañana

Es posible que te preguntes por qué tienes que hacer estas rutinas para adelgazar en la mañana, que aun estás dormido, se te pegan las sábanas o no tienes tiempo. La respuesta es muy sencilla, y es que la mañana es el momento más favorable para que el cuerpo queme grasa, de modo que si quieres poner estas técnicas en práctica lo mejor es que te organices para poder hacerlas de la forma correcta.

Ten en cuenta que el cuerpo utiliza la noche y las horas de sueño para descansar y repararse de todo el esfuerzo y estrés del día a día, por la mañana debe estar renovado y con energía para enfrentar el nuevo día que comienza. Éste es el mejor momento para llevar a cabo las rutinas para adelgazar.

Primera rutina: Levantarse más temprano

Para lograr llevar a cabo las nuevas rutinas necesitas de un tiempo extra que lo más seguro que ahora, por cómo tienes organizada tu mañana, no dispones de él. Tienes que levantarte una hora antes de o que lo estás haciendo ahora para lograr tus objetivos.

Levantarse una hora antes de lo que estás acostumbrado requiere de un gran esfuerzo y fuerza de voluntad por nuestra parte. Es algo difícil de lograr pero nos ayudará a tener más autocontrol, que es algo muy importante si quieres perder peso.

Madrugar adelgaza
Para llevar a cabo las nuevas rutinas para adelgazar necesitamos disponer de tiempo y para ello nos tendremos que levantar al menos una hora antes

Segunda rutina: Activa tu metabolismo con una bebida

Lo primero que debes hacer al levantarte es tomar alguna bebida que te ayude a activar el metabolismo y a desintoxicar tu cuerpo, una opción muy buena es el agua tibia con limón.

Para prepararlo solo tienes que exprimir el zumo de medio limón en un vaso de agua tibia. Al estar el agua algo caliente ayuda a que nuestro cuerpo se active, pero no añadas el limón con el agua muy caliente porque perdería propiedades. Esta bebida es muy depurativa y nos ayudará con la eliminación de líquidos y grasas acumuladas.

agua con limón
Lo primero que debes hacer al levantarte es tomar un vaso de agua tibia con limón que te ayude a activar el metabolismo y a desintoxicar tu cuerpo

Tercera rutina: Hacer ejercicio

Ya que tenemos tiempo al levantarnos antes y hemos activado el metabolismo con un buen vaso de agua con limón nos toca activar el cuerpo completo. Ponte las zapatillas, enciende tu mejor música y a quemar grasa.

Lo mejor sería que pudieras correr durante diez o quince minutos seguidos, pero para comenzar quizás sea mucho pedir. Si es tu caso comienza andando rápido durante 20 minutos por lo menos, y comienza a correr poco a poco.

Adelgazar corriendo
Correr es uno de los deportes más completos que hay, si lo incorporas a tus rutinas para adelgazar lograrás tus objetivos más rápido

Cuarta rutina: Toma un desayuno completo

Quizás parezca contradictorio, pero si quieres perder peso debes tomar un buen desayuno cada mañana. Se acabó tomar el café rápido y salir a trabajar, y mucho menos pienses en saltarte el desayuno nunca.

Al tomar un buen desayuno, además de hacer que el metabolismo trabaje, tendremos una sensación de saciedad durante todo el día. Eso nos ayudará a no picar entre horas y no sentir ese “gusanillo” que nos hace meter la pata y echar por tierra nuestros esfuerzos.

Un desayuno completo debe tener cereales, fruta, fibra, líquidos y proteínas. Todo esto debes comerlo de forma lenta, procurando masticar bien todos los alimentos (recuerda que la digestión comienza en la boca) para que se digieran mucho mejor y no tengamos sensación de pesadez ni la barriga hinchada. Incluye un buen desayuno en tus rutinas para adelgazar y todo tu cuerpo lo agradecerá.

Come para adelgazar
Se acabó salir de casa solo con el café. Incluye un buen desayuno en tus rutinas para adelgazar y tu cuerpo lo agradecerá

Te interesa leer nuestro artículo: ¿es posible perder peso rápidamente?