14 Curiosidades sobre el sexo… algunas te sorprenderán


El sexo es un tema que muchas personas eluden por considerarlo tabú. Pero de seguro estas curiosidades sobre el sexo, muchas de ellas basadas en cifras estadísticas y serios estudios científicos, te van a interesar, sorprender o incluso puede que encarames una ceja en signo de extrañeza.

Como quiera que reacciones a ellas, recuerda que en materia de sexo hay tantas opiniones como personas: ni siquiera tienes que coincidir con lo que las cifras indiquen, pero nunca está de más saber cómo se comporta la media de la Humanidad.

1.- Los hombres piensan más en el sexo y se masturban más

Sé que te sonará a estereotipo, pero así es. Como promedio, los hombres no solo piensan más en sexo y se masturban más, sino que además saldrán a divertirse con la idea de tener sexo más a menudo que las mujeres. Claro, que es solo un valor estadístico: no refleja el comportamiento de todos los hombres… ni de todas las mujeres tampoco.

2.- La masturbación no es dañina… pero hay veces que puede ser perjudicial para la relación de pareja

En la mayoría de los casos la masturbación es segura y saludable: puede mejorar la función sexual y en los hombres se postula que previene el cáncer de próstata. No obstante, si esta práctica interfiere en las relaciones de pareja de quien las practica o conllevan una disminución del deseo sexual puede ser no conveniente. También la masturbación puede ser dañina para la salud si es demasiado frecuente o vigorosa, pues se puede irritar la piel del pene o lastimar la uretra. Si alguna de las situaciones anteriores está presente, debe buscarse ayuda profesional para evitar esa conducta obsesiva.

La masturbación
La masturbación es un procedimiento normal tanto en hombres como en mujeres, pero lo que no debe conducir es a un deterioro en las relaciones sexuales de pareja

3.- Tener sexo frecuente no es tan común

Solo el 24% de las mujeres casadas y el 21% de los hombres casados refieren tener sexo 4 o más veces por semana. En los solteros la cuestión no mejora: solo el 2% de los hombres solteros entre los 18 y los 24 años tienen sexo 4 o más veces por semana. En una encuesta efectuada en 30 000 personas, se consideró que los beneficios son superiores cuando se llega a una práctica sexual semanal.

4.- La frecuencia de las relaciones sexuales varia en relación con la edad y el país

Lo cual equivale a 66 veces al año. Los matrimonios cuyos integrantes tienen edades por debajo de los 30 hacen el amor unas 109 veces al año (cada tercer día), cifra que cae en las parejas por encima de los 40 a 70 veces al año. Los mayores de 50 tienen sexo 52 veces durante el año, lo cual equivale a una vez a la semana. Se considera que estos números son cuatro veces superiores a la realidad. Por otra parte los especialistas aconsejan que es más importante la calidad y el disfrute en pareja que la frecuencia.

Relaciones sexuales frecuentes
La frecuencia de las relaciones sexuales varía entre países y acorde con la edad de la pareja, pero más importante que la frecuencia es la calidad de las mismas

Una encuesta efectuada en 29 mil personas mayores de 18 años, pertenecientes  a 26 países, revelo que Grecia es el país sexualmente mas activo. Le siguieron en orden descendente Brasil, Rusia, China e Italia. Entre los primeros 10 se encuentran también Polonia, Malasia, Suiza, Espanna y México.

5.- Las inclinaciones sexuales están menos definidas en las mujeres

Mientras los hombres tienen una forma rígida y específica de manifestar sus inclinaciones sexuales (sean homo o heterosexuales), las mujeres tienen criterios menos definidos sobre sus gustos al respecto. Según los especialistas, las féminas tienden autodefinirse como bisexuales con mayor facilidad, y sus inclinaciones sexuales son más influenciadas por factores sociales y culturales.

6.- ¿Cuál es el tamaño promedio de un pene erecto?

Erecto, entre 5 a 6 pulgadas (que equivalen a 12.7- 15 centímetros). Cuando está flácido, el pene promedio mide unas 3.5 pulgadas (8.89 centímetros). Esto es una característica muy individual y estos valores solo son estimados.

Tamaño del pene
El tamaño del pene puede variar, durante la erecciones es de 5 a 6 pulgadas o sea entre 12.7- 15 centímetros. Pero cuando el hombre está sometido a estrés severo puede disminuir y hasta inhibirse la erección

7.- El estrés disminuye el tamaño del pene

Aunque de forma temporal, una alta dosis de estrés disminuye el tamaño del pene en estado flácido. Al igual que como mecanismo de defensa frente otros factores ambientales como el contacto con agua helada o bajas temperaturas, el estrés hace que el sistema simpático acorte la porción visible del pene. Esto, claro está, no tiene ninguna relevancia durante el acto sexual y es completamente reversible.

8.- Las mujeres prefieren llegar al orgasmo por sexo oral más que los hombres

Solo un 10% de los hombres prefiere llegar al orgasmo con sexo oral, mientras en las mujeres este porcentaje sube al 18%. Los hombres llegan al orgasmo con mayor facilidad durante el sexo vaginal, mientras las mujeres pueden llegar al clímax mediante múltiples prácticas sexuales, que incluyen tanto la penetración como el sexo oral.

Entre los resultados de una encuesta, destacan que el 66% de los encuestados aceptaron haber dado o recibido sexo oral. Las mujeres estaban más dispuestas a darlo que los hombres, pero en contraste el 63% de los hombres afirmaron haberlo recibido en contrate con un 44% de las mujeres.

Sexo
El sexo oral es practicado por 63% de los hombres en comparación con un 44% de las mujeres, en términos generales es una opción para el 66% de las parejas

9.- Los hombres eyaculan en 5.4 minutos como promedio

Un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine, realizado en 500 parejas heterosexuales pertenecientes a 5 países, arrojó como resultado que el tiempo entre la penetración y el orgasmo masculino es como promedio de 5.4 minutos. Los resultados se esparcieron entre un orgasmo a los 6 segundos de penetración hasta un coito que duró 53 minutos. La mayoría de los valores se encuentran dentro del rango de entre 4 a 11 minutos: cualquier coito superior a los 21 minutos puede ser considerado una “rareza” estadística.

10.- Las píldoras anticonceptivas no disminuyen el deseo sexual

De hecho, algunas mujeres manifiestan un aumento de la libido, aunque sin base científica. Los productos a base de testosterona ni aumentan ni disminuyen el deseo sexual, aunque pueden resultar beneficiosos para el aumento de la masa muscular y la densidad ósea.

11.- Las mujeres maduras prefieren el sexo fuera del contexto de una relación

Este fenómeno se manifiesta fundamentalmente en mujeres divorciadas o viudas de 50 años o más, que refieren que llegan más fácilmente al orgasmo si no están en una relación estable con su pareja sexual.

12.- Hombres y mujeres no experimentan el orgasmo por igual

Mientras el 75% de los hombres refiere llegar al orgasmo durante el coito, solo el 29% de las féminas llegan al clímax en sus relaciones sexuales.

13.- El famoso punto G es una zona erógena, no una estructura anatómica

La existencia del punto G, ubicado en la pared anterior de la vagina, es cuestionada… al menos, desde el punto de vista anatómico. Popularizado por un libro en 1982, a esta zona detrás del hueso púbico se le atribuye un efecto catalizador del orgasmo vaginal y de la eyaculación femenina, pero no existe una estructura anatómica única como el clítoris que pueda ser identificada. Por ello, el mencionado punto G sería una zona erógena, no una parte de la anatomía femenina y su estimulación puede no causar ningún efecto en algunas mujeres.

Pareja mayor
El sexo en la tercera edad no tiene efectos negativos en las parejas mayores, se ha demostrado que inclusive puede disminuir la incidencia de infartos

14.- En la tercera edad, el coito no es un factor de riesgo

Aunque aquellas personas que tienen historial de derrames o ataques al corazón deben consultar con un especialista en relación a su actividad sexual, el coito se considera un ejercicio saludable para las personas de la tercera edad. De hecho, un estudio de 20 años de duración con 914 hombres que tenían sexo dos veces por semana o más demostró que esta actividad reduce el riesgo de infarto a la mitad.

Te invito a leer: SEXO POR PRIMERA VEZ… ¿ESTÁS PREPARADO PARA HABLAR CON TUS HIJOS?