10 causas por las que tu peso puede variar: conócelas para tratar de evitarlas


Si eres una de las numerosas personas que se propusieron en el 2019 bajar de peso, estarás muy atento a lo que marca tu báscula. Hoy queremos explicarte por qué tu peso puede variar y no por ello demeritar el gran esfuerzo que has realizado en dieta y ejercicios.

Te invito a leer: Las 18 mejores dietas del 2019 para la pérdida de peso y mucho más

Puede ser que seas uno de los que están obsesionados y se pesa varias veces en el día y habrás notado que tu peso puede variar. Y esta diferencia puede oscilar entre 1 y 2 y medio kilogramos.

Tu peso puede variar
Tu peso puede variar por diferentes razones no relacionadas ni con la dieta, ni con el ejercicio, aquí te explicamos las más comunes

Las diferencias previamente mencionadas se asocian a  las propias funciones que realiza el organismo. Y que de forma resumida se relacionan con la ingestión de alimentos, los líquidos que tomes, las veces que visites el baño y la actividad física.

Todas estas variaciones pueden tener una explicación. Aquí tienes algunas de ellas. También debes tener en cuenta que la báscula solo mide las libras o los kilogramos de peso. Para que realmente la pérdida de peso se relacione con un mejor bienestar y estado de salud deben ser evaluadas otras mediciones como la proporción de grasa corporal y la de masa muscular.

Tu peso puede variar por diversos motivos como:

1.- Los alimentos que consumas…

Se estima que el balance entre las calorías que consumes y las que gastas son las que básicamente determinan que tu cuerpo se modifique. Los especialistas consideran que para perder una libra al día, las colorías consumidas deben ser 500 por debajo de las que tu gastas diariamente durante una semana.

2.- Tu peso puede variar por errores en el uso de la báscula

La escala y el peso que indique tu balanza pueden variar ampliamente si la superficie donde está colocada no es completamente plana y dura. Si la escala no está calibrada en el 0 tu peso puede variar. También se modifica acorde con la posición de tus pies y de la ropa que utilices. Por lo general las balanzas digitales son más precisas.

De lo anterior se desprende que para confiar en el peso de tu báscula debes de estabilizar esas posibles fuentes de error.

3.- La hora del día influye en tu peso

La mañana es la hora mejor para que te peses, es un mejor reflejo de tu peso real. Durante el día el peso puede variar por factores diversos que seguiremos analizando. Los especialistas consideran que el peso es una expresión de las actividades que realizas a diario, lo más aconsejable que te peses al despertarte y después de haber ido al baño. De esta manera tu peso será más real.

Después del ejercicio tu peso puede variar
Después del ejercicio tu peso puede variar por eso es conveniente que te peses en ayunas, antes de efectuar la rutina de ejercicios

4.- Tu peso puede variar con los ejercicios

Por lo general los que desean bajar de peso, combinan la alimentación con una rutina de ejercicios. Después de una sesión de ejercicios o entrenamiento se pierden entre una y dos libras. Si son atletas puede producirse una perdida entre un 6% a un 10% del peso corporal.

Medicamentos
Tu peso puede variar por el consumo de medicamentos y también debido a diferentes enfermedades

5.- Problemas de salud y consumo de medicamentos

Hay diversos problemas de salud que se suelen acompañar de cambios en el peso corporal no esperados. Entre ellos la insuficiencia cardiaca que motiva una retención de líquidos y su acumulación en miembros inferiores provocando un incremento. Por su parte la diabetes tipo I, el cáncer, las enfermedades intestinales, los desórdenes del apetito, las enfermedades infecciosas pueden causar una pérdida de peso. Ante disminuciones o aumentos bruscos de peso se debe acudir a la consulta médica.

Hay medicamentos que favorecen el aumento de peso, otros por su parte provocan pérdida de peso. Cuando el médico te recete o tu decidas consumir un medicamento debes informarte sobre sus efectos secundarios y si tu peso puede variar por su consumo.

6.- Tu nivel de hidratación y el consumo de líquidos pueden hacer variar tu peso

Entre un 55% y un 75% del peso de una persona adulta está constituido por agua, esto significa que este componente es básico para un desarrollo normal del fisiologismo. Tomar agua ayuda al balance hídrico, evita la piel reseca y el estreñimiento, pero si tomas abundante agua y después te pesas los resultados pueden afectarse. Por el contrario si no repones las pérdidas ocasionadas por el sudor y las micciones puedes presentar episodios de deshidratación muy negativos para tu bienestar.

Consumo de líquidos
Tu peso puede variar en relación al consumo de líquidos que efectúes durante el día y las perdidas hídricas que sufras

Las bebidas estimulantes como el café con cafeína pueden contribuir a reponer el líquido, reducir el apetito y quemar algunas calorías. Pero recuerda las grasas y las calorías son perjudiciales, así que cuidado con estas adiciones.

7.- Consumo de sal y retención de líquidos

La sal contribuye a la retención de agua, aumenta la presión arterial y afecta la salud cardiovascular. Las comidas procesadas son muy altas en sodio, puedes adicionar libras a tu propósito si no disminuyes el contenido de sodio en tus alimentos.

8.- Frecuencia en las deposiciones líquidas y sólidas

Todo lo que entra al organismo tiene un destino, se procesa, se asimila y se excreta. Si por condiciones fisiológicas la evacuación intestinal y vesical no se produce normalmente puede variar tu peso en función del momento en que se efectúe la micción o la defecación.

9.- Los cambios hormonales de la mujer

Durante el ciclo menstrual de la mujer se producen modificaciones en los niveles de algunas hormonas, entre ellos los estrógenos que se elevan antes de la aparición de la menstruación. Esto provoca en algunas mujeres retención de líquidos y podría dar origen a un discreto aumento de peso que por lo general se sitúa entre 1 y 3 kg. Algunos especialistas reportan retenciones de hasta 4 Kg en un mismo día, con relación al peso de la mujer.

10.- Cuidado con el fin de semana…

Los fines de semana son un gran desafío para los que pretenden bajar de peso, la comida excesiva, las transgresiones en azúcares y harinas refinadas pueden pasarte la cuenta. De igual forma la inactividad física puede contribuir a que si te pesas los lunes pues la grasa corporal aumente y que aun manteniendo el peso tú masa muscular haya disminuido.

Una combinación de dieta y ejercicios
En ocasiones aunque lleves una dieta adecuada y hagas ejercicios regularmente, tú peso puede no reflejar tu esfuerzo, lo más conveniente es ir evaluando como tus medidas se van reduciendo

Y por último no te desanimes…

La batalla por la pérdida de peso es compleja porque hay factores de índole genéticos, metabólicos y hormonales muy entremezclados. Las oscilaciones de peso son normales y ellas no deben de determinar tu estado anímico del día.

Lo más importante es que tú, aprendas a conocerte, el control del peso no es solo un problema estético, es también bienestar y salud. Podría ser que no perdieras mucho peso o inclusive ganar un poquito más y sin embargo, estes reduciendo tallas, que tu cintura haya disminuido, que tengas más músculos y que te sientas más ligero y activo.

No dejes de leer: La dieta mediterránea ha sido clasificada como la mejor dieta del 2019