Yoga facial para rejuvenecer el rostro: cómo hacerlo y sacar beneficios


Al igual que tenemos que tonificar los músculos de nuestro cuerpo, de igual manera tenemos que ejercitar los músculos de la cara. Por eso hoy te proponemos rejuvenecer al menos 3 años con estos ejercicios de yoga facial para rejuvenecer.

El mercado está repleto de productos de belleza que tonifican y restauran la piel. Cada uno de ellos posee un ingrediente que lo hace súper especial, tales como la coenzima Q10 o el retinol u otros productos que la ciencia pone a nuestro alcance.

Yoga facial para rejuvenecer

Ahora imagina un producto que no te cueste absolutamente nada y pueda brindarte tonicidad en todo el rostro y cuello. Redoblamos la apuesta e imagina ahora combinando cualquier crema hidratante con ejercicios para conseguir tonicidad, mayor irrigación y relajación de las expresiones faciales.

Cuánto tiempo necesitas practicar yoga facial para notar los resultados

Tu rostro logrará rejuvenecer años, sin necesidad de ningún producto especial. Solo tendrás que realizar sesiones de ejercicios específicos para el rostro y cuello durante 8 días, para comenzar a notar los resultados.

Después de 2 meses los resultados serán visibles por cualquier persona. Aquí te contamos todos los detalles.

Qué necesitas para recuperar la tonicidad de tu rostro

Al igual que las pesas en el gimnasio, aquí necesitarás la fuerza de la yema de tus dedos. Muchos ejercicios tratan de recuperar la elasticidad de la piel y otros la movilidad de los músculos. Tal como ocurre con los músculos del cuello, que son los más tensionados a medida que avanzan los años.

Comencemos a practicar yoga facial para rejuvenecer el cuello

Con estos ejercicios que comprenden el yoga facial pondrás a trabajar todos los músculos de la cara. Comenzaremos por el cuello e iremos subiendo hasta la frente sin olvidar ningún músculo de tu rostro, así lograrás lucirlo totalmente rejuvenecido.

Movimiento de cuello

El objetivo del primer ejercicio propuesto es recuperar la tonicidad de los músculos del cuello. Generalmente a medida que pasan los años nuestro cuerpo se acostumbra a determinadas posturas que facilitan la tensión de algunos músculos y la flaccidez en otros.

El ejercicio consiste en mantener la espalda bien derecha y la mirada hacia adelante. Después girar el rostro hacia la derecha hasta que quede alineada con el hombro. Luego sube la mirada y mantén esa posición por 6 segundos.

Luego baja despacio y mantén por unos 6 segundos también. Vuelve el rostro al centro y repite el ejercicio hacia el lado izquierdo. Repite 3 veces en cada lado.

4 Ejercicios para tonificar la papada

Para evitar la flaccidez de la zona de papada puedes realizar este simple ejercicio que ayuda a tonificar los músculos del cuello y mandíbula inferior. Este ejercicio consiste en mirar hacia el frente y colocar las yemas de los dedos de la mano debajo de la mandíbula.

Después deslizar los dedos suavemente hacia abajo llevando la cabeza hacia atrás al mismo tiempo. Luego vuelve la cabeza a su posición inicial. Repite este ejercicio tres veces. Después lleva la mandíbula inferior lo más adelante posible mientras realizas presión con los dedos de la mano en la base del cuello, encima de la clavícula.

Trata de mantener esta posición durante cuatro aspiraciones profundas.

Dos últimos ejercicios efectivos para tonificar la papada

El tercer ejercicio para tonificar los músculos del cuello y reducir la flaccidez de la papada es el siguiente.

Apoyar el mentón en el dorso de los de la mano y sostener el codo de dicho brazo con la mano contraria. En esta posición tratar de hacer fuerza con la cabeza hacia abajo manteniendo por tres inspiraciones profundas.

El último ejercicio de yoga facial para rejuvenecer que te proponemos para renovar la tonicidad de la papada es sostener con el dorso de los dedos la mitad de la base de la mandíbula y luego con la otra mano la otra mitad de la mandíbula. Alternando una mano y la otra con movimientos delicados durante unos 15 segundos.

Yoga facial para rejuvenecer la parte baja del rostro

Ahora comenzaremos a trabajar lo músculos que se encuentran en la parte media baja del rostro. Son aquellos que se encuentran en la mejilla, alrededor de los labios y mandíbula inferior.

Recuperar la tonicidad de los labios

Aunque se trata de ejercitar los labios, los músculos que interactúan en este ejercicio son muchos más. Para comenzar relaja los músculos de todo tu rostro y cuello manteniendo la espalda derecha.

Después levanta la cabeza hacia atrás y en ese momento haz el gesto de querer dar un beso con tu boca realizando el sonido. Repite 10 veces el gesto y sonido del beso y vuelve el rostro a la posición inicial. Después relaja el rostro y cuello respirando profundamente.

Cada vez que exhalas hazlo como soplando con fuerza para apagar una vela. Luego relájate y repite dos veces más este ejercicio.

Revitalizar los músculos de alrededor de los labios

Aunque te parezca que los músculos de los labios los utilizas diariamente, al hacer este ejercicio notarás que les faltaba flexibilidad y tonicidad. Este ejercicio consiste en ocultar los dientes con los labios.

Yoga facial para rejuvenecer

En esa posición trata de decir “O” para luego abrir la boca sonriendo lo más que se pueda sin dejar mostrar los dientes. Si notas que se arruga alrededor de los ojos, estira con tus manos hacia arriba.

Repite esta secuencia durante 6 veces. Luego, manteniendo la posición de la sonrisa con los dientes ocultos trata de levantar la cabeza hacia atrás y luego hacia abajo. Repite este ejercicio 2 veces más.

El movimiento de la lengua también mueve los músculos que se encuentran debajo de la mandíbula inferior. Recorre con la lengua de un lado a otro de una mejilla a otra pasando por la parte interior de los labios inferiores. Repite de un lado a otro y luego traga.

Mejillas renovadas

Pellizca suavemente con el dedo índice y pulgar, toda el área de las mejillas incluyendo el surco labial durante unos 30 segundos. Con este ejercicio estimularás la circulación sanguínea.

Para ejercitar estos músculos debes succionar las mejillas hacia adentro todo lo que puedas y mantener la posición durante unos 30 segundo. Después llena las mejillas con aire y traslada el mismo de una mejilla a la otra, también durante los 30 segundos. Si quieres puedes apoyar los dedos sobre los labios para que esa área no se mueva.

 Yoga facial para la parte alta del rostro

Ahora es el turno de los músculos que se encuentran alrededor de cada uno de los ojos y frente. Para ello comienza con un masaje golpeando suavemente con el dedo índice alrededor del ojo. Comenzando desde el entrecejo hacia los lados y por debajo de cada ojo.

Al realizar la vuelta siguiente pasa por encima de las cejas hacia los lados y vuelve a bajar por debajo de los ojos.

Repite este movimiento 5 veces. Con este masaje se busca aumentar la circulación de la zona, reduciendo las arrugas y formación de bolsas debajo de los ojos.

Aquí tienes algunos consejos sobre: Cómo eliminar las bolsas debajo de los ojos

Ejercicios para tonificar la zona de los ojos

Para tonificar los músculos alrededor de los ojos, ponemos la mano sobre la frente. Manteniéndola en esa posición, miramos hacia arriba, abajo y hacia los lados sin mover la cabeza. Repite este ejercicio 5 veces.

Yoga facial para rejuvenecer

Otro ejercicio muy potente para tonificar los músculos alrededor de los ojos es abrir bien los ojos sin arrugar la frente. Para ello apoya la mano sobre la frente y repite 5 veces.

Para fortalecer los párpados superiores, cubre los dientes con los labios y di “O” y apoya los dedos índices debajo de los ojos. Ahora mira hacia arriba sin mover la cabeza. Repite 5 veces y luego vuelve a la posición inicial para comenzar el próximo ejercicio.

Luego cierra los párpados y apoya el dedo índice sobre ellos. Ahora trata de abrirlos para fortalecer dicho músculo. Repite 5 veces y relaja el rostro.

Relajación de los músculos del rostro

Una vez que has realizado los distintos ejercicios del yoga facial es hora de relajar todos los músculos del rostro. Para ello tienes que usar todas las yemas de los dedos y golpear suavemente todo el rostro y cuello por unos segundos.

Después frota la palma de una mano contra la otra para calentarlas y colocarla sobre los ojos cerrados. Mientras relajas los músculos del rostro realiza respiraciones profundas y exhala extendiendo el sentimiento de calma a todo tu cuerpo.

Al realizar estos simples ejercicios de yoga facial para rejuvenecer diariamente, notarás que cómo tu rostro vuelve a tomar la tonicidad y juventud que se pierde con el tiempo.