3 ventajas de vivir solo que te harán querer independizarte ya


Cuando vamos ganando años, es inevitable que nos planteemos cómo queremos que sea nuestra vida al menos en los próximos años. Vivir en pareja, seguir viviendo con nuestros padres, vivir con amigos o, en algunos casos, vivir solo, son algunas de las opciones que se nos plantea. Hablemos de esta última: ¿conoces las ventajas de vivir solo?

Para muchos, no es una opción, ya que la soledad pesa con el paso del tiempo, pero para otros es una liberación. Sea como sea, hoy te vamos a mostrar la cara buena de la moneda, las ventajas de vivir solo que te gustará conocer y que te harán decantar la balanza hacia ese lado.

Otros artículos de interés: Ventajas de vivir en pareja

3 ventajas de vivir solo

Todas las decisiones pasan por ti:

ventajas de vivir solo
¿Cuáles son para ti las ventajas de vivir solo? En este artículo tratamos de acercarte algunas de ellas

No tendrás que consultarle a nadie de qué color compras las cortinas, qué compañía de Internet quieres elegir o por qué has puesto este mueble en esta posición. Tú podrás decidirlo todo sin consultar con nadie, y aunque esto tiene su parte negativa, sin duda es muy liberador poder tener plena capacidad de decisión. Más que nunca: tu casa, tus reglas.

Disfrutar de la soledad:

ventajas de vivir solo
Algunas de las ventajas de vivir solo incluyen tener más tiempo para ti, ya sea para hacer algo o simplemente para no hacer nada

Hay quienes simplemente no disfrutan compartiendo tiempo con alguien más, o al menos no de puertas para dentro. Llegar a casa y estar solo es para algunos un castigo, pero para otros es una gran ventaja. No solo por el hecho de poder hacer lo que quieras, si no por estar a solas con uno mismo, con nuestros pensamientos y con lo que de verdad queremos.

Más tiempo para ti:

ventajas de vivir solo
Tirarte en el sofá a ver un maratón de series es un lujo que no podrás hacer si vives acompañado… Siempre habrá alguien que te cambie el canal o que te “moleste” con ruidos

Y, al hilo de lo anterior, tener más tiempo para uno mismo es un tesoro. No se trata de disfrutar de la soledad, pero sí de poder hacer lo que quieras en cada momento. Desde invitar a alguien a casa, hasta pasar el día durmiendo sin que nadie te moleste, hacer un maratón de tus series preferidas o simplemente pasar el día entre fogones y dejar la cocina desordenadísima hasta la noche, sin que nadie te diga que debes recogerla ya. Darte un baño en calma o simplemente tirarte en el sofá a recordar todo lo de la noche anterior… eso sí, para estos momentos de paz, no olvides apagar el teléfono o no conseguirás disfrutar del tiempo extra que te concede la soledad.

Y tú, ¿cómo disfrutarías de las ventajas de vivir solo? En tu caso particular, ¿prefieres vivir acompañado o disfrutas simplemente de ti mismo? Cuéntanoslo, tu opinión y tu filosofía de vida nos interesan.

Sigue leyendo: Ventajas de vivir con una mascota