Síntomas de problemas hormonales, ¿cómo identificarlos?


¿Estas notando cambios en tu cuerpo que empiezan a preocuparte? ¿Son cambios que quizás no puedes controlar? Se trata de problemas hormonales, esos que hacen de las suyas en nuestro organismo y cuando apenas dan una alerta hay que considerar la mejor respuesta, que es asistir a tu medico de confianza.

Las hormonas no son más que compuestos químicos generados por los órganos y las glándulas endocrinas, es decir el sistema endocrino de nuestro cuerpo humano. Esas sustancias segregadas viajan por la sangre llevando numerosos datos informativos a los demás órganos y tejidos.

Estos cambios los produce el sistema endocrino.

De ahí la importancia que le debes dar. Pues, ese trabajo en equipo que hace el sistema endocrino junto a los demás órganos del cuerpo humano es el responsable de la forma en que actúas, piensas, sientes y, en general de todo lo que haces.

¿De todo lo que haces? Sí, créelo…

Para que lo entiendas mejor. Imagina que ocurre un cambio en tu cuerpo ocasionado por la influencia que generan las hormonas. Por ser una situación inesperada, el sistema nervioso envía información al cerebro que interpreta los datos que obtuvo. Decide cuál es la mejor solución para el contratiempo, indicando cuál órgano debe actuar y cuáles serán las hormonas segregadas.

¿Por qué ocurren problemas hormonales?

Como ya te lo mencionamos, los problemas hormonales condicionan nuestra vida. Pueden ser de diversas índoles. Por ejemplo: problemas de peso, caída del cabello, depresión, dolores e inflamaciones, tristeza, cambios de humor.

Existen muchos más, pero todos se relacionan con el acceso o la disminución de hormonas. Los trastornos más comunes están vinculados con la tiroides que regula el metabolismo. Por su parte, la insulina normaliza la glucosa en la sangre y el estrógeno influye en el proceso de fertilidad de las mujeres. Hay otras: testosterona, cortisol y con ellas muchísimas más.

¿Quiénes sufren de problemas hormonales?

Ahora bien, te preguntarás si eres la única persona que está sufriendo estos problemas. Te aseguramos que no, y es que son numerosas las causas que pueden generar estos cambios. Entre ellas:

Predisposición genética

Tienes que estar alerta si tus familiares directos padecen de una enfermedad hormonal. Los genes contienen información que se hereda.

Problemas emocionales

El sistema endocrino detecta cualquier situación que ocurra en el cuerpo. Cualquier cambio emocional generará que se produzcan hormonas para contrarrestar la información. El problema radica en que a veces las consecuencias pueden ser negativas.

Por ejemplo, si te estresas tus glándulas endocrinas liberarán cortisol y eso influirá en pérdida o aumento de peso, caída del cabello, falta de sueño y, en el caso de las mujeres irregularidades con el periodo menstrual.

Mala alimentación

Los alimentos contienen información importante que llega al organismo. Los nutrientes, vitaminas, minerales, antioxidantes son los que generan reacciones positivas. Pero, aquellos alimentos altos en azúcar refinada, grasas, carbohidratos, hacen que el cuerpo se destruya.

En esta situación, se produce la resistencia varias hormonas y se genera cambios en el metabolismo que producen enfermedades como la diabetes, el hipertiroidismo, entre otras.

8 problemas hormonales comunes en las mujeres

Los trastornos hormonales en las mujeres son más comunes que en los hombres, porque comúnmente atraviesan por la menstruación. Durante todas las etapas de su vida, desde que son niñas, adolescentes, jóvenes y hasta que llegan a la adultez, experimentan cambios en su organismo que pueden provocar variaciones hormonales.

Esos cambios pueden desembocar en problemas funcionales de las principales hormonas femeninas. ¿Cuáles son? El estrógeno, progesterona, testosterona, cortisol, oxitocina y tiroidea.

Los 8 problemas hormonales más comunes en las mujeres son:

  • Ovario Poliquístico (SOP).
  • Hipotiroidismo.
  • Falla ovárica precoz.
  • Hiperprolactinemia.
  • Irregularidades en el ciclo menstrual.
  • Aumento o pérdida de peso.
  • Acné o sarpullido en varias zonas del cuerpo.
  • Infertilidad.
  • Alopecia.
  • Hirsutismo que refiere el crecimiento excesivo de vello en mentón, cuello, abdomen y pezón.

Tratamiento recomendado por los especialistas

Es recomendable que visites al endocrino, médico especialista en la materia. Seguramente  solicitará exámenes de sangre para evaluar el nivel de producción hormonal. Este estudio es el DHEA, el cual mide los niveles de progesterona, estrógeno, cortisol y testosterona.

problemas hormonales y el doctor
Es recomendable que visites a un endocrino de confianza.

Según los resultados que arroje el estudio el doctor referirá un tratamiento específico de acuerdo con el problema que presentes. Seguramente, cambiará tu dieta, recomendará el ejercicio físico y, en casos más extremos, evaluará la dosis de suplementos hormonales.

Esto es lo que debes hacer en caso de desequilibrio hormonal

Tanto para hombres como para mujeres, el desequilibrio hormonal puede representar una etapa de mucha preocupación.

Más allá del tratamiento método que puedas acordar con tu doctor para combatir los problemas hormonales… Existen algunas soluciones naturales que te pueden ayudar a evitar, sobrellevar o solucionar las complicaciones que estés atravesando.

Investiga sobre los cambios que estén generando alerta

Pregunta a un médico, sigue su tratamiento, pero también haz una revisión bibliográfica de lo que te detectaron. De esta manera, podrás entender lo que le sucede a tu cuerpo. Y, aunque no lo creas, te generará más calma ante la situación.

Cambia tu dieta

Una alimentación balanceada te ayudará a mantener el equilibrio hormonal. Consume alimentos ricos en vitaminas, minerales, fibras, ácidos grasos como el Omega 3. Evita el alcohol, las gaseosas y las comidas chatarras.

Ejercítate

Los ejercicios aumentan la sensación de estabilidad. Practica yoga.

Evita que estos problemas hormonales afecten tu autoestima

La revolución hormonal puede llevar a la depresión, cambios de humor y conflictos con la autoestima. En estos casos las sustancias químicas que ayudan a solventar esos trastornos son la serotonina  y la endorfina.

Ambas hormonas mantienen el sistema inmunológico fuerte, regulan el estado de ánimo y los niveles de felicidad. Recuerda que mientras más feliz eres, tu organismo es más fuerte contra factores dañinos.

problemas hormonales y las defensas.
Si tus defensas están fuertes, tu estado de ánimo también.

Cómo sentirte feliz: un truco sencillo

Para estar alegre, con una autoestima elevada puedes elevar los niveles de estas hormonas haciendo ejercicio físico y mental. Deja el estrés, dedícate tiempo para sanar tu mundo interior y ríe mucho. Verás que tu estado de ánimo mejorará y te aseguro que serás capaz de apreciar todo tu ser.

Recuerda que en estas situaciones lo importante es actuar rápidamente. Tu mejor aliado es tu endocrino de confianza, será él quien te dará las indicaciones para solucionar todos esos problemas hormonales que estén afectando tu vida.

Te recomendamos leer: Sistema endocrino, glándulas y hormonas: trío inseparable y original