¿Qué es la sialorrea? Causas y tratamientos, ¡ponle freno!


¿Crees que tienes producción de exceso de saliva y que padeces de sialorrea?

Si tu respuesta es afirmativa a la cantidad de saliva que produces pudieras estar sufriendo de una condición denominada sialorrea, también conocida como ptialismo o hipersalivación que de hecho se caracteriza por el exceso relativo en la producción de saliva o flujo salival.

¿Qué es la saliva y la sialorrea o ptialismo?

La saliva es un fluido acuoso, hipotónico producido por diferentes glándulas que se encuentran en la boca y que liberan su secreción hacia el interior de la misma.

Las glándulas salivales mayores se distribuyen en pares simétricamente ubicados en la boca. Estas son:

  • la parótida
  • la submandibular o submaxilar
  • la sublingual

También hay glándulas salivales menores en diferentes zonas de la mucosa vestibular,  palatina y labial, al igual que en la lengua y  las zonas sub-lingual y retromolar.

Cada tipo de las glándulas salivales  mayores produce un fluido salival de diferente composición y características físicas. En su conjunto, a la mezcla de la saliva producida por todas estas glándulas se le denomina saliva total o saliva mixta y contiene básicamente proteínas, enzimas y sales, entre otros compuestos. (1, 2, 3)

Que es la saliva
La saliva es un fluido acuoso que es producido por diferentes glándulas salivares que se encuentran en la boca.

¿Qué funciones desempeña la saliva?

La saliva desempeña importantes funciones en el organismo las más importantes son las que cumplimenta en la lubricación de la boca, en la masticación con formación del bolo alimenticio y su deglución, así como en la digestión de los alimentos que contienen carbohidratos como el almidón.

También la saliva es importante en  la degustación de los alimentos, el lenguaje, la remineralización de los dientes y protección contra la desmineralización de los mismos, la protección antimicrobiana y la amortiguación del pH, entre otras funciones. (4)

¿Qué cantidad de saliva produce el ser humano? ¿Qué se considera como salivación excesiva?

El volumen  de saliva diaria que como promedio produce un adulto es de aproximadamente 1500 ML. La cantidad de saliva que se encuentra en la boca en cada momento del día es variable y depende del flujo salival el cual puede ser influido por diferentes factores. Entre ellos se encuentran la actividad física, el avistamiento  de los alimentos, el contacto de los alimentos en la boca, la calidad de los alimentos (los alimentos ácidos estimulan más la producción de saliva),  entre otros. Los menores niveles de producción de saliva se producen durante el acto de dormir, cuando el flujo salival se hace prácticamente nulo. (1)

Un aumento o una disminución de la cantidad de saliva adecuada nos puede traer problemas no solo a nivel de incomodidad física, también trastornos que veremos a continuación. No pases por alto la salivación excesiva.

¿Qué consecuencias tienen los cambios en la cantidad de saliva que se produce y salivar mucho?

Debido a las importantes funciones que tiene la saliva, cuando una persona padece de una gran disminución en la producción de la misma, puede sufrir  diversas enfermedades. Entre ellas se encuentran la sensación de sequedad en la boca,  denominada xerostomía, las caries dentales y la enfermedad periodontal. Las dos últimas constituyen las principales causas de la pérdida de dientes en los seres humanos.

Sin embargo, el  exceso en la  producción de saliva o sialorrea, también puede ser perjudicial desde el punto de vista biológico,  psicológico y social.(5)

¿Qué es la sialorrea? ¿Cuáles pueden ser las causas de la sialorrea?

Causas que pueden producir Sialorrea
La sialorrea puede ser producida por numerosas causas, medicamentos, intoxicaciones, enfermedades virales o deficiencias nutrionales entre otras.

Existen numerosas causas  y dentro de ellas se consideran que entre las más  frecuentes se encuentran diversas afecciones neurológicas y medicamentos colinérgicos que pueden asociarse a deficiente función de la musculatura bucofacial, la disfagia (imposibilidad de  tragar) y la  disminución de la coordinación y el control del sistema nervioso central. (5,6,7,8)

Dentro de las afecciones neurológicas que pueden producir sialorrea se encuentran: la enfermedad de Parkinson, la esclerosis lateral amiotrófica, la parálisis cerebral, la enfermedad de  Huntington, la disautonomía familiar o síndrome de Riley-Day, secuelas del infarto cerebral y el trauma cerebral grave. (6-14)

Los medicamentos que pueden producir sialorrea incluyen a los  colinérgicos muscarínicos.  La clozapina, ampliamente utilizada en el tratamiento de trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia provoca sialorrea entre el 30 y el 97% de las personas tratadas, lo cual disminuye su aceptación por parte de estas personas. (15,16) Incluso se ha reportado neumonía por aspiración debido a la sialorrea ocasionada por clozapina. (17) La sialorrea asociada a la administración de clozapina parece estar determinada genéticamente.(18,19)

La intoxicación por plaguicidas carbamatos y organofosforados también puede originar la sialorrea. (20)

Algunas deficiencias nutricionales pueden ocasionar sialorrea. Por ejemplo, la deficiencia de la vitamina niacina produce una enfermedad denominada pelagra que entre sus características tiene la salivación profusa. (21)

Enfermedades virales como la gingivoestomatitis herpética aguda también incluyen la sialorrea entre sus signos iniciales. (21)

Como ves, hablando de sialorrea, causas hay para todos los gustos y personas. ¿Cuál es la tuya?

¿Quiénes son más propensos a padecer de sialorrea nocturna o a cualquier hora?

La respuesta a esta interrogante se corresponde con aquellas personas que sufren algunas de las alteraciones o los tratamientos medicamentosos mencionados con anterioridad. También los niños pequeños durante el brote de los dientes y las embarazadas son más propensos a padecer de sialorrea. (22,23) Esta relación entre sialorrea y problemas dentales parece lógica: el cuerpo tiene sus propios mecanismos de defensa y se defiende ante lo que él considera que es una amenaza externa.

La sialorrea en los bebes es muy común.
Los niños en la época de salida de los dientes y las embarazadas, son grupos de personas muy propensos a padecer Sialorrea. Por suerte, si hablamos de sialorrea en el embarazo, tratamiento existe. Te lo contamos a continuación.

¿Cuál es el tratamiento de la sialorrea?

El tratamiento de la sialorrea deberá ir  dirigido en primer lugar hacia la identificación y eliminación de las causas de ser esto posible. Ejemplo de ello sería la suspensión de la administración de algún medicamento o su sustitución  por uno alternativo que no produzca sialorrea.

También pueden utilizarse medicamentos con efecto anticolinérgico que inhiben la producción y liberación de la saliva (por inhibición del sistema nervioso autónomo parasimpático). Entre ellos se reporta la atropina, el glicopirrolato,  el butilbromuro de escopolamina, la amitriptilina y el tropicamide (6,15,20,24,25)

En el caso de la sialorrea inducida por el consumo de la clozapina se han usado esquemas de tratamiento en bajas dosis con glucopirrolato o con amisulpride. (16,26-28)

En determinadas ocasiones es necesario el tratamiento quirúrgico. (5,29) Entre ellos está la extracción de algunas glándulas salivales como las sublinguales o las submandibulares. También se emplea la ligadura de los conductos por donde la saliva es liberada hacia la boca desde las glándulas salivales (glándulas parótidas o glándulas submandibulares). Esto provoca la disminución del tamaño de la glándula y por lo tanto de su producción de saliva. (30-32)

Además, en los últimos años se ha reportado el uso de la inyección de neurotoxina botulínica en el interior de las glándulas salivales  con gran eficacia en la eliminación de la producción de saliva y con escasas reacciones adversas.  (33-38) Algunos estudios han puesto en duda la eficacia y seguridad de este tratamiento en niños. (39)

En casos de sialorrea postoperatoria en el cáncer bucal que involucra la comisura labial es eficaz utilizar injertos de piel. (40)

Otra estrategia terapéutica en estudio consiste en  provocar la esclerosis de las glándulas salivales a través del uso de sustancias como el oleato de etanolamina. (41)

También se ha reportado el uso de la hipnosis en el tratamiento de la sialorrea del embarazo, (22) así como  terapias conductuales y del lenguaje en las afecciones neurológicas y en la sialorrea producida por clozapina (16)

Cuando otras formas de tratamiento no funcionan puede utilizarse como última opción la radioterapia de las glándulas salivales. (42)

En algunos casos, como por ejemplo, en las afecciones neurológicas y en los niños, el tratamiento de la sialorrea debe realizarse con un enfoque multidisciplinario, en el que pueden participar para la elección de los medicamentos para la sialorrea más adecuado, el médico general, el odontólogo, el neurólogo, el psiquiatra, el psicólogo, el fisioterapeuta, y el trabajador social, de acuerdo a las características de la persona, el trastorno que padece y las condiciones en que se desarrolla.   (43,44)

 ¿Qué debemos hacer ante la sospecha de padecer de sialorrea?

Lo primero es consultar al médico de cabecera, quien a través de un adecuado interrogatorio, examen físico y si es necesario exámenes de laboratorio, podrá determinar si realmente sufre de sialorrea y en caso afirmativo identificará la causa. Esto será determinante para decidir la conducta a seguir. A partir de él, deja en sus manos la decisión y síguela a pies juntillas. No dejes que la sialorrea estropee tus días y pon tu problema en manos de un profesional que realmente te pueda ayudar. ¿Por qué sufrirla si puedes eliminarla de tu vida?

Otros temas de salud que te interesarán: ¿Sabes lo que es la ictericia?

Referencias bibliográficas

  1. Cardellá-Hernández. Bioquímica médica. Tomo VI. La Habana:Ecimed;1999. p. 1204.
  2. Miranda-Rius J, Brunet-Llobet L, Lahor-Soler E, Farré M. Salivary secretory disorders, inducing drugs, and clinical management. Int J Med Sci. 2015 Sep 22;12(10):811-24.
  3. Hall JE. Secretory functions of the alimentary tract. In: Hall JE, ed. Guyton & Hall Textbook of medical physiology, 12th ed. Philadelphia: Saunders Elsevier; 2011. p. 773-6.
  4. Garcia Triana BE, Delfin Soto O, Lavandero Espina AM, Saldaña Bernabeu A. Principales proteínas salivales: estructura, función y mecanismo  de acción.    Rev Haban Cienc Méd. 2012 Sep/Dic;11(4). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_abstract& pid=S1729-519X2012000400004&lng=es&nrm=iso&tlng=es
  5. Steffen A, Beutner D, Hakim S, Jost W, Kahl KG, Laskawi R, et al. [Hypersalivation – inauguration of the S2k Guideline (AWMF) in short form]. 2013 Aug;92(8):515-22. [Article in German]
  6. Nicaretta DH, Rosso AL, Mattos JP, Maliska C, Costa MM. Dysphagia and sialorrhea: the relationship to Parkinson’s disease. Arq Gastroenterol. 2013 Jan-Mar;50(1):42-9.
  7. Farber NM, Perez-Lloret S, Gamzu ER. Design and development of a novel supportive care product for the treatment of sialorrhea in Parkinson’s disease. Curr Top Med Chem. 2015;15(10):939-54.
  8. Porte M, Chaléat-Valayer E, Patte K, D’Anjou MC, Boulay C, Laffont I. Relevance of intraglandular injections of botulinum toxin for the treatment of sialorrhea in children with cerebral palsy: a review. Eur J Paediatr Neurol. 2014 Nov;18(6):649-57.
  9. Zlotnik Y, Balash Y, Korczyn AD, Giladi N, Gurevich T. Disorders of the oral cavity in Parkinson’s disease and parkinsonian syndromes. Parkinsons Dis. 2015;2015:379482.
  10. Egevad G, Petkova VY, Vilholm OJ. Sialorrhea in patients with Parkinson’s disease: safety and administration of botulinum neurotoxin. J Parkinsons Dis. 2014;4(3):321-6.
  11. Mass E. [A review of the oro-dento-facial characteristics of hereditary sensory and autonomic neuropathy type III (familial dysautonomia)]. Refuat Hapeh Vehashinayim (1993). 2013 Jan;30(1):35-43, 70. [Article in Hebrew]
  12. Hobson EV, McGeachan A, Al-Chalabi A, Chandran S, Crawley F, Dick D, et al. Management of sialorrhoea in motor neuron disease: a survey of current UK practice. Amyotroph Lateral Scler Frontotemporal Degener. 2013 Dec;14(7-8):521-7.
  13. Bourry N, Guy N, Achard JL, Verrelle P, Clavelou P, Lapeyre M. Salivary glands radiotherapy to reduce sialorrhea in amyotrophic lateral sclerosis: dose and energy. Cancer Radiother. 2013 Jun;17(3):191-5.
  14. Assouline A, Levy A, Abdelnour-Mallet M, Gonzalez-Bermejo J, Lenglet T, Le Forestier N, et al. Radiation therapy for hypersalivation: a prospective study in 50 amyotrophic lateral sclerosis patients. Int J Radiat Oncol Biol Phys. 2014 Mar 1;88(3):589-95.
  15. Mustafa FA, Khan A, Burke J, Cox M, Sherif S. Sublingual atropine for the treatment of severe and hyoscine-resistant clozapine-induced sialorrhea. Afr J Psychiatry (Johannesbg). 2013 Jul;16(4):242.
  16. Sagy R, Weizman A, Katz N. Pharmacological and behavioral management of some often-overlooked clozapine-induced side effects. Int Clin Psychopharmacol. 2014 Nov;29(6):313-7.
  1. Saenger RC, Finch TH, Francois D. Aspiration pneumonia due to clozapine-induced sialorrhea. Clin Schizophr Relat Psychoses. 2013 Jun 17:1-7.
  2. Rajagopal V, Sundaresan L, Rajkumar AP, Chittybabu C, Kuruvilla A, Srivastava A, et al. Genetic association between the DRD4 promoter polymorphism and clozapine-induced sialorrhea. Psychiatr Genet. 2014 Dec;24(6):273-6.
  3. Solismaa A, Kampman O, Seppälä N, Viikki M, Mäkelä KM, Mononen N, et al. Polymorphism in alpha 2A adrenergic receptor gene is associated with sialorrhea in schizophrenia patients on clozapine treatment. Hum Psychopharmacol. 2014 Jul;29(4):336-41.
  1. Leão SC, Araújo JF, Silveira AR, Queiroz AA, Souto MJ, Almeida RO, et al. Management of exogenous intoxication by carbamates and organophosphates at an emergency unit. Rev Assoc Med Bras. 2015 Oct;61(5):440-5.
  2. Santana Garay JC. Atlas de patología del complejo bucal. La Habana: Ecimed; 2010. p. 90, 215.
  3. Beevi Z, Low WY, Hassan J. Successful treatment of ptyalism gravidarum with concomitant hyperemesis using hypnosis. Am J Clin Hypn. 2015;58(2):215-23.
  4. Suzuki S, Fuse Y. Clinical significance of ptyalism gravidarum. Arch Gynecol Obstet. 2013 Apr;287(4):629-31.
  5. Banfi P, Ticozzi N, Lax A, Guidugli GA, Nicolini A, Silani V. A review of options for treating sialorrhea in amyotrophic lateral sclerosis. Respir Care. 2015 Mar;60(3):446-54.
  6. Takeuchi I, Suzuki T, Kishi T, Kanamori D, Hanya M, Uno J, et al. Effect of Scopolamine Butylbromide on Clozapine-induced Hypersalivation in Schizophrenic Patients: A Case Series. Clin Psychopharmacol Neurosci. 2015 Apr 30;13(1):109-12.
  7. Loy F, Isola M, Isola R, Lilliu MA, Solinas P, Conti G, et al. The antipsychotic amisulpride: ultrastructural evidence of its secretory activity in salivary glands. Oral Dis. 2014 Nov;20(8):796-802.
  8. Blissit KT, Tillery E, Latham C, Pacheco-Perez J. Glycopyrrolate for treatment of clozapine-induced sialorrhea in adults. Am J Health Syst Pharm. 2014 Aug 1;71(15):1282-7.
  9. Praharaj SK, Munoli RN, Sharma PS. Low-dose glycopyrrolate for clozapine-associated sialorrhea. J Clin Psychopharmacol. 2014 Jun;34(3):392.
  10. Formeister EJ, Dahl JP, Rose AS. Surgical management of chronic sialorrhea in pediatric patients: 10-year experience from one tertiary care institution. Int J Pediatr Otorhinolaryngol. 2014 Aug;78(8):1387-92.
  11. Chakravarti A, Gupta R, Garg S, Aneja S. Bilateral submandibular duct transposition with sublingual gland excision for cerebral palsy children with drooling. Indian J Pediatr. 2014 Jun;81(6):623-4.
  12. Scheffer AR, Bosch KJ, van Hulst K, van den Hoogen FJ. Salivary duct ligation for anterior and posterior drooling: our experience in twenty-one children. Clin Otolaryngol. 2013 Oct;38(5):425-9.
  13. Maria OM, Maria SM, Redman RS, Maria AM, Saad El-Din TA, Soussa EF, et al. Effects of double ligation of Stensen’s duct on the rabbit parotid gland. Biotech Histochem. 2014 Apr;89(3):181-98.
  1. Reid SM, Walstab JE, Chong D, Westbury C, Reddihough DS. Secondary effects of botulinum toxin injections into salivary glands for the management of pediatric drooling. J Craniofac Surg. 2013 Jan;24(1):28-33.
  2. Anagnostou E, Rentzos M, Alexakis T, Zouvelou V, Zambelis T, Evdokimidis I. Volume matters: the influence of different botulinum toxin-A dilutions for sialorrhea in amyotrophic lateral sclerosis. Muscle Nerve. 2013 Feb;47(2):276-8.
  3. Mazlan M, Rajasegaran S, Engkasan JP, Nawawi O, Goh KJ, Freddy SJ. A double-blind randomized controlled trial investigating the most efficacious dose of botulinum toxin-a for sialorrhea treatment in asian adults with neurological diseases. Toxins (Basel). 2015 Sep 22;7(9):3758-70.
  4. Petracca M, Guidubaldi A, Ricciardi L, Ialongo T, Del Grande A, Mulas D, et al. Botulinum Toxin A and B in sialorrhea: Long-term data and literature overview. 2015 Dec 1;107(Pt A):129-40.
  5. Vashishta R, Nguyen SA, White DR, Gillespie MB. Botulinum toxin for the treatment of sialorrhea: a meta-analysis. Otolaryngol Head Neck Surg. 2013 Feb;148(2):191-6.
  6. George KS, Kiani H, Witherow H. Effectiveness of botulinum toxin B in the treatment of drooling. Br J Oral Maxillofac Surg. 2013 Dec;51(8):783-5.
  7. Chan KH, Liang C, Wilson P, Higgins D, Allen GC. Long-term safety and efficacy data on botulinum toxin type A: an injection for sialorrhea. JAMA Otolaryngol Head Neck Surg. 2013 Feb;139(2):134-8.
  8. Li WT, Hsieh JH, Horng SY, Cheng NC, Chien HF, Chen JS, et al. Treatment and long-term follow-up of oral cancer postoperative sialorrhea with dermal sling operation. Ann Plast Surg. 2015 May;74 Suppl 2:S113-7.
  9. Abbas F, Farid R, Nada I, El-Sharnouby M. Evaluation of ethanolamine oleate sclerotherapy on the submandibular glands of canines as a potential therapy for sialorrhea. Int J Pediatr Otorhinolaryngol. 2013 Mar;77(3):351-5.
  10. Hawkey NM, Zaorsky NG, Galloway TJ. The role of radiation therapy in the management of sialorrhea: A systematic review. 2015 Jul 7.
  11. Daniel SJ. Multidisciplinary management of sialorrhea in children. 2012 Dec;122 Suppl 4:S67-8.
  12. Williams UE, Philip-Ephraim EE, Oparah Multidisciplinary Interventions in Motor Neuron Disease. J Neurodegener Dis. 2014; 2014: 435164.