10 razones del sabor metálico en la boca y sus soluciones


No hay nada más molesto que sentir un sabor metálico en la boca. Te cambia el gusto de todo lo que llevas a la boca. Dicha alteración del sentido del gusto es conocido con el nombre de disgeusia. Lo que más te gustaba ahora ya no te llama la atención. Además, sigues sintiendo ese óxido o hierro aunque no tengas nada en la boca.

Otros artículos que te interesarán: ¿Qué sabes sobre la gingivitis?

Este síntoma puede presentarse de manera aislada o estar acompañado de otros. También pude ser pasajero o convertirse en un problema crónico. No te preocupes aquí te contamos algunas de las razones por las que ocurre y cómo solucionarlo.

Sabor metálico en la boca
Conoce las causas del sabor metálico en la boca

Medicamentos que influyen en el sabor metálico en la boca

Si estas tomando un nuevo medicamento hace unos días, puede ser esa la razón de que tengas un sabor metálico en la boca. Revisa el prospecto del remedio y verifica si se encuentra entre sus efectos secundarios. Generalmente son los antibióticos o la clorhexidina, los causantes de este síntoma. De todas maneras es importante que se lo notifiques al médico.

Mala salud bucodental

Dentro de la misma boca puede estar el problema por el que tienes ese síntoma. El cuidado e higiene de los dientes son fundamentales para la salud de todo nuestro organismo. Así que si tienes alguna de estas afecciones, ten por seguro que será la razón. Trata de darle solución lo antes posible y ya dejarás de notar ese sabor metálico en la boca.

Placa

Un exceso de placa puede provocar gingivitis y otros problemas en los dientes y encías. La gingivitis, es una inflamación e infección que destruye los tejidos de soporte de los dientes. Por lo tanto, trata de realizar una limpieza bucal cada año para protegerte de ella.

Si la gingivitis no es tratada como corresponde puede llevar a una periodontitis. La inflamación e infección puede afectar a los ligamentos y hasta los huesos que sirven de soporte a los dientes.

Cuida tus dientes para no tener sabor metálico en la boca
Cuidado dental para no tener gusto metálico

Xerostomía

Esta palabra tan complicada solo es esa sensación de sequedad bucal por la falta. Generalmente se trata de una disminución de producción de la saliva.

Caries

Las caries también pueden generar infecciones si no son tratadas a tiempo. Los abscesos por ejemplo, también pueden generar ese síntoma de sabor a metal en la boca.

Enfermedades sistémicas

Un síntoma del desarrollo de una enfermedad sistémica es el sabor metálico en la boca. En este caso es un signo de alarma. Algo no está funcionando bien en nuestro organismo y la forma de avisarnos es a través de este cambio en el gusto.

Entre las enfermedades que lo producen se encuentra el cáncer y tumores. El mal sabor también puede ser ocasionado por la quimioterapia o radiación a los que son expuestos algunos pacientes.

Un funcionamiento indebido del hígado o riñones también puede causar este síntoma. Además de otras enfermedades como la diabetes, hiperparatiroidismo, síndrome de Sjögren, sarcoidosis, amiloidosis o carencia de vitamina B-12 o zinc.

Embarazo

Los cambios hormonales que ocurren durante el primer trimestre del embarazo son enormes y pueden provocar ese sabor a metal en la boca. Este síntoma tiende a desaparecer luego de los primeros meses de gestación.

Síntomas de embarazo
El sabor metálico en la boca es un síntoma de embarazo

Altos niveles de minerales

Si tienes un sabor metálico en la boca puede deberse que tienes un exceso de minerales tales como el hierro o cobre en el organismo. Tanto la deficiencia como el exceso de zinc también provoca el cambio de gusto por uno metálico.

Intoxicación

Los pescados, por ejemplo, si están en mal estado generan una intoxicación alimenticia. Uno de los síntomas es el sabor a metal en tu boca.

Alergias

Las alergias pueden generar mucosidad y congestión nasal. Como veremos más adelante una deficiencia del sistema respiratorio también puede ser una razón del cambio de sabor. Aunque también dicho síntoma puede ser generada por las histaminas, que causan una variedad de síntomas, entre los cuales también se encuentra el sabor metálico.

Agentes tóxicos

En el mercado existen muchos productos con sustancias muy tóxicas como el benceno, cobalto o barnices. Hasta el consumo de tabaco o la inhalación de los productos mencionados pueden provocar este síntoma.

Afecciones del sistema nervioso

Algunas enfermedades autoinmunes o las inflamatorias pueden provocar algunos trastornos del sistema nervioso. Los nervios periféricos o la parte donde se controla el sentido del gusto u olfato pueden tener algún problema. Como ambos sentidos se complementan entre sí, la alteración del olfato solamente puede generar un sabor metálico en la boca.

Problemas respiratorios

Las terminaciones nerviosas de la lengua se pueden irritar a causa de un simple resfriado. Lo que generaría un sabor metálico en ella. La congestión por ejemplo, causa un desarreglo en el sentido del olfato. Y como ambos sentidos están relacionados, un resfrío puede causar un sabor a óxido en la boca.

Caramelos para disfrazar el sabor metálico de la boca
Disfraza el gusto metálico de tu boca

Como el resfrío es temporal, el síntoma del cambio de gusto también terminará con él.

Tratamiento del sabor metálico

El cambio de sabor por uno metálico en la boca no es una enfermedad, es un síntoma. Por lo tanto el tratamiento se debe enfocar hacia la enfermedad que la está provocando. Si te diste cuenta que puede llegar a ser algunas de las razones anteriores, tienes que tratar de ponerle fin lo antes posible.

Mientras tanto, existen algunos remedios caseros que pueden ayudar a aliviar ese mal sabor en tu boca. Aquí te contamos algunos de ellos:

Enjuague bucal de agua y sal

Si el gusto metálico se debe a algún problema en nuestra boca, este enjuague nos va a ayudar muchísimo porque tiene propiedades desinflamatorias. Muy útil para desinflamar las encías, matar las bacterias de la boca y ayuda a eliminar los restos de comida de los dientes.

En casos de resfriados, este enjuague también ayuda a desinflamar la garganta y para destapar una nariz congestionada. Para ello tienes que colocar una o gotas de la solución en cada fosa nasal.

La solución consiste en agregar una cucharadita de sal de mesa común a medio vaso de agua tibia. Para realizar el enjuague bucal puedes agregar una gota de aceite de menta. Renovará tu olfato y gusto, haciéndote olvidar del metal por algunos minutos.

Caramelos

Los olores y gustos fuertes de ciertos caramelos como los de menta, eucaliptus o regaliz pueden disfrazar el sabor metálico.

Gusto metálico en la boca
Remedios provocan gusto metálico en la boca

Frutas cítricas

Los cítricos estimulan la segregación de saliva, lo que ayuda a minimizar el sabor de la boca. Puedes utilizar naranjas o limones, además de otras verduras que también tienen dicha propiedad.

Aquí tienes algunas soluciones más: Remedios naturales para el mal aliento, muy efectivos

Cuándo acudir al médico

El sabor metálico en la boca suele pasar en unos días. Si es recurrente o no notas que sigue aunque pasen los días. Trata de ir a una consulta con tu médico. El será quien puede guiarte mejor en caso de este acompañado de otro síntoma.