Ventajas de vivir una relación con diferencia de edad


Seguro que has escuchado mil veces que el amor no tiene edad y así es. El amor no entiende de edad, kilómetros, clases sociales ni aficiones. Si es de verdad y si la pareja se complementa bien, todo esto son excusas que podemos salvar perfectamente, aunque en un primer momento se vivan como un obstáculo. Por ello, si estás empezando una relación con diferencia de edad queremos darte algunos consejos para que reconozcas las ventajas y desventajas que puede llegar a tener este tipo de relaciones.

Por supuesto, cuando hablamos de una relación con diferencia de edad es muy relativo, porque esto de la diferencia depende de nuestra percepción. Por ejemplo, para algunos un par de años ya es diferencia, mientras que para otros lo consideran a partir de una década. También influye si es el hombre o la mujer el mayor de los dos, así como la horquilla de edad. Ejemplo, no es lo mismo una relación entre adolescentes, donde la diferencia de edad de apenas un par de años se nota mucho, que una relación entre adultos, donde se empiezan a notar las diferencias a partir de unos diez años de distancia entre un miembro y otro.

Por ello, a continuación te dejamos las principales ventajas y desventajas de este tipo de relaciones. Pero recuerda siempre que al final, quien debe decidir eres tú. Y la mejor decisión la podrás tomar atendiendo a un solo criterio: ¿eres feliz? En esta pregunta siempre encontrarás las respuestas para todo.

Otros artículos de interés: Vivir con tu pareja, inconvenientes y ventajas

Las ventajas de una relación con diferencia de edad

relación con diferencia de edad celebrar San Valentín en pareja

Una segunda oportunidad de sentirte joven:

Esto suele ser precisamente lo que atrae a la persona más mayor de la relación. Reconoce en el otro actitudes, rutinas y deseos que ya creía olvidados y le hace volver a una etapa de su vida en la que se sentía más joven.

Por ello, suele ser más habitual que sea el miembro más adulto el que se adapte al más joven (hablando siempre de relación adultas y no adolescentes) ya que le aporta más en este caso que al revés.

Uno de los dos aporta madurez:

¿Por qué es más fácil superar una ruptura en verano? celebrar San Valentín en pareja

Sin embargo, también en el otro sentido se aporta algo enriquecedor. El miembro más mayor, por lo general, aporta madurez no solo a la relación, también a la forma de ver el mundo de la otra persona, dándole las herramientas necesarias para que vea otro punto de vista, tome decisiones con madurez y reconozca lo bueno y lo malo de las experiencias que ya ha pasado su pareja y de las cuales le puede dar consejos desde la perspectiva de la experiencia.

Ver el mundo con otra perspectiva:

Hablando de perspectivas, es precisamente esta una de las ventajas de una relación con diferencia de edad. Nos creemos que si en una pareja hay edades muy dispares, nos vamos a encontrar con más problemas por nuestra forma de ver el mundo, pero nada más lejos de la realidad. De hecho, si mantenemos una mente abierta y tenemos ganas de aprender del otro, de compartir nuestro mundo y de que él nos comparta el suyo, va a ser una experiencia increíble que nos ayudará a disfrutar del otro, de nuestra pareja y de la vida en general.

Lo que al principio puede ser un problema, después refuerza:

Es cierto que precisamente esto al principio puede ser un bloqueante. Especialmente si nos cuesta adaptarnos a los cambios, a lo mejor no vemos con buenos ojos el ritmo de vida del otro, sus gustos o aficiones, o sus amigos. Un ejemplo muy manido es el del miembro mayor de la pareja que prefiere una cena en casa con amigos, mientras que el miembro más joven quiere ir a un concierto de rock. Sabemos que esto es caer en estereotipos, pero es un ejemplo muy sencillo para comprender cómo a veces podemos no estar de acuerdo con lo que quiere hacer el otro.

Entonces, ¿por qué decimos que nos refuerza? Es fácil: no siempre tenemos que adaptarnos a lo que quiere hacer el otro, pero sí debemos dejarle su libertad y su propio espacio. De esta forma, aprenderemos a tener una pareja con autonomía, donde ambos comparten cosas pero también donde ambos saben seguir haciendo sus planes sin tener que contar siempre con la aprobación del otro. Esta actitud refuerza.

Una experiencia enriquecedora:

No cabe duda que todo lo que sea capaz de rompernos el molde nos va a enriquecer. Deja que la forma de mirar el mundo de tu pareja se cuele en tus ojos y deja también que él o ella haga lo propio con la tuya.

¿Hay inconvenientes en una relación con diferencia de edad?

ser amigo de un ex Ser su mujer ideal

Por supuesto, en una relación con diferencia de edad hay desventajas que, si no las afrontamos, se pueden convertir en insalvables. Por ejemplo, el grado de madurez de ambos miembros. Ya hemos visto lo importante que es tratar de buscarle el lado positivo y enriquecernos con nuestras maneras diferentes de ver la vida, pero cuando las decisiones van más allá de si esta noche cenamos en casa o nos vamos a un concierto, los inconvenientes se tornan muy complicados. Por ejemplo, imagínate que uno de los dos quiere hijos y el otro ni se lo plantea hasta dentro de otros diez años. O que uno quiere comprar una casa y establecer en un lugar estable mientras que el deseo del otro es ser un nómada por el mundo. En realidad, esto poco tiene que ver con la diferencia de edad y puede ocurrir en cualquier pareja, pero es evidente que hay más propensión a que suceda en una pareja con edades dispares.

Otro de los inconvenientes es la influencia externa. Si eres una persona que se deja influenciar mucho por los comentarios ajenos y tu círculo es bastante corto de miras, es probable que traten de convencerte de que esa relación no va a ninguna parte, que una relación con diferencia de edad no es lo «normal» y que acabará mal. No dejes que las opiniones de los demás decidan sobre tu vida. Tú eres tú y debes atender a tu corazón, sin que otros influyan en lo que decides. La diferencia de edad no es un problema si no quieres que lo sea.

Por último, otro inconveniente es, evidentemente, las posibilidades de conciliar ambas vidas. Esto, cuanto mayor es la diferencia de edad, más se puede agravar. Imagínate el caso de una persona que aún acaba de empezar la Universidad con otra que supera los 50. Desde el hecho de hacer planes a corto plazo como a largo plazo, es posible que en algún momento de tu relación veas que la edad o mejor dicho, la forma de vida que lleváis ambos, es incompatible.

Sea como sea, lo cierto es que una relación con diferencia de edad no tiene que ser un problema por sí solo, si no que al final, nuestra forma de ser y de entender el mundo serán los que determinen si podemos o no llevar adelante esa relación o si está condenada al fracaso. En cualquier caso, no te cierres en banda solo atendiendo a un año de nacimiento. El amor, el verdadero amor, no consiste en eso.

Sigue leyendo: Planes para hacer en pareja