Refrescos de cola, ¿son tan perjudiciales como dicen?


Popularmente siempre nos han dicho que los refrescos de cola son perjudiciales para la salud pero, ¿qué tiene esto de cierto? ¿Realmente estas bebidas tienen consecuencias para nuestro organismo o son solamente leyendas urbanas?

La lógica nos hace pensar que un refresco a base de azúcar y gaseosa no puede aportar muchos beneficios, aunque su sabor y su capacidad refrescante nos hace obviar los posibles efectos negativos, lo cierto es que aparte de estas dos cualidades no hay muchas más ventajas en este tipo de productos.

A todos nos gusta acompañar una buena comida con una bebida que nos guste, pero recuerda siempre que lo ideal sería comer siempre con agua. Si prefieres bebidas con sabores, una copita de vino o de cerveza pueden ser los mejores compañeros de mesa, ya que nos aportan beneficios bastante interesantes para nuestra salud.

Consumir refrescos de cola cada cierto tiempo no te van a causar graves perjuicios, pero un uso diario y en grandes cantidades sí puede tener consecuencias muy negativas sobre tu salud, como los que te resumimos a continuación:

refrescos cola
Los refrescos de cola son ricos en azúcar y cafeína

Diabetes:

La gran cantidad de azúcar que contienen estos alimentos eleva el riesgo de padecer diabetes en la edad adulta, incluso si nunca antes se nos había manifestado este tipo de trastorno. Es importante evitar en la medida de lo posible las bebidas con un alto contenido en azúcar y apostar más por las bebidas naturales como el agua o los zumos y batidos caseros.

Caries:

De nuevo el exceso de azúcar es el responsable directo de este problema de salud. En concreto, la salud bucal también se ve resentida cuando abusamos de los refrescos de cola, especialmente cuando los consumimos desde la infancia ya que propicia la aparición temprana de caries.

El color del esmalte también se ve perjudicado con el consumo diario de estas bebidas en la edad adulta, perdiendo el blanco natural debido a los componentes químico que oscurecen y corroen nuestras piezas dentales.

Engordar:

Los refrescos de cola tienen muchas más calorías de las que imaginas. Además, el tipo de ingredientes que llevan en su fórmula hacen que estas calorías se metabolicen de una manera diferente al de otros alimentos que quizás tengan la misma cantidad pero se digieran más rápido.

Este tipo de bebidas no aportan nutrientes y sí un exceso de azúcares insalubres.

Hipertensión:

Si sufres de tensión alta, deberías prohibirte los refrescos de cola excepto en contadas ocasiones especiales, ya que tienen mucha cafeína y como seguro que ya sabes, ésta eleva aún más tu tensión natural.

Además, también influirá en tu sistema nervioso e incluso en tu estado de ánimo: abusar de refrescos con cafeína te puede provocar insomnio, ansiedad, irritabilidad e incluso dolor de cabeza.

Aparte de todo lo dicho, es cierto que cada vez es más frecuente ver variedades de refrescos de cola sin cafeína o con cero calorías. De cualquier modo, siempre es más recomendable que acudas a bebidas más naturales como zumos, batidos, agua o infusiones.