Protectores solares: ¿se puede evitar el daño a la piel?


Como lo prometido es deuda y en el artículo sobre radiaciones solares  quedamos en abordar este apasionante tema de los protectores solares, estamos, con este artículo, empezando a pagar el compromiso prometido. Y por otra razón sustantiva: ayudar a que se alcance elevados niveles de salud por ser esta una de las razones principales de nuestra web.

Y es que encontré esta cita en la Guía sobre los Protectores Solares Seguros (2013 Guide to Safer Sunscreens) que por los datos que aporta resulta realmente alarmante y quisiera compartir con Ustedes. En esta se expone que el 75% de los protectores solares no eran del todo confiables al no ser seguros, o inefectivos o las dos condiciones en su conjunto.

El sol: bello pero pelogroso
Belleza de un atardecer de sol que podemos disfrutar pues estas raidaciones son las que menos dano hacen

De ahí que resulta imprescindible el abordaje de este tema de los protectores solares. Estos tienen en su composición productos que absorben o reflejan las radiaciones ultravioletas. La pregunta consiste en conocer cuál de estos es el más aconsejable.

¿Qué son los protectores solares?

Se consideran protectores solares aquellos productos que tienen como propósito ayudar en la prevención de la acción de los rayos ultravioletas (UV) impidiendo que alcancen la piel. Como hemos visto existen diferentes tipos de radiaciones ultravioletas: UVA, UVB, y UBC.

Los UVB constituyen la principal causa de las quemaduras ocasionadas por las radiaciones solares, en tanto las UVA son las que penetran más profundamente en la piel. Esto hace que se asocien con el fotoenvejecimiento cutáneo, y por lo tanto con la pérdida de la elasticidad y las arrugas.

De ahí que en la composición de los protectores solares encontramos compuestos que actúan como filtros físicos o químicos contra las radiaciones solares que de conjunto con otros ingredientes entran a formar parte de las fórmulas de los llamados protectores solares.

Se puede disfrutar del bronceado deseado usando protectores solares
Podemos protegernos y adquirir ese bronceado deseado

No todos los protectores solares actúan de la misma forma ni tienen el mismo resultado en brindar defensa para impedir que los rayos ultravioleta dañen la piel, de ahí que se haya buscado una forma de expresar el grado de protección que ofrecen. Esto es lo que se conoce como FPS (Factor de Protección Solar) de sus siglas en ingles SPF.

 Por ciento de protección de acuerdo al nivel de FPS

Así tenemos que si el FPS (Factor de Protección Solar) es la expresión de la capacidad que tiene un bloqueador solar de proteger la piel, una fórmula que tenga FPS 15 bloquea aproximadamente el 93 % de los rayos ultravioletas que alcanzan la piel, en tanto una fórmula FPS 30 bloquea el 97 %, y un FPS 50 bloquea el 99 %.

Claro está que esto del factor de protección solar es la linea de deseo pues si la persona se moja, lo que ocurre frecuentemente en la playa, se pierde parte del producto y deja de ejercer su acción protectora.

Otro tanto sucede con las transformaciones químicas que se suscitan por el efecto de las propias radiaciones solares, el sudor u otros mecanismos presentes una vez que se aplica. Por estas razones es que para que el protector solar ejerza su acción eficientemente debe reaplicarse en un término no mayor a las dos horas. Claro está, esto es dependiente de la composición de los protectores solares.

Conozcamos algunos de los ingredientes comunes que conforman los protectores solares

Entre los ingredientes que frecuentemente se encuentran en las formulaciones de los protectores solares encontramos algunas referencias en la bibliografía en las que se señala que se sospecha que entre estas sustancias hay productos que están considerados como carcinógenos, es decir, que participan en la causa de algunos tipos de cáncer.

No pretendo agobiar a nadie con nombres complejos de las estructuras químicas de estos ingredientes. Solo lo doy para que los interesados en el tema tengan la referencia. Y es que en la lista de productos cuestionados y que han sido estudiados y exonerados por la FDA, agencia regulatoria de medicamentos de los EEUU, se encuentran algunos de estos: parabenos, diethanolamine, Triethanolamine, salicylates, octyl dimethyl PABA, benzophenones, padimate-o, homosalate, oxybenzone, octyl-methoxycinnamate (octinoxate), entre otros. No son los únicos.

En paralelo en Junio 2012 entro en vigor una exigencia por parte de la propia FDA acerca de una nueva consideración denominada Amplio Espectro, (Broad Spectrum). Esto consiste en garantizar que este tipo de protectores solares protejan tanto contra las UBA como las UVB.

Según estas nuevas regulaciones este nuevo tipo de protector solar, que protege contra todo tipo de daños a la piel causados por el sol, llevarán la etiqueta “Amplio Espectro” en la parte del frente del envase.

En tanto en la parte de atrás del producto se debe señalar que los protectores solares con esta etiqueta de “Amplio Espectro” si son usados de conjunto con otras medidas de protección solar, pueden contribuir a reducir el riesgo de padecer cáncer de la piel así como las manifestaciones del envejecimiento de la piel.

Hasta aquí quedan aún las dudas de que se debe hacer para protegernos del sol. Uso protectores solares pero, ¿qué más debo hacer para protegerme del sol?