Consejos para reducir el reflujo nocturno y descansar mejor


Los síntomas del reflujo nocturno pueden aumentar por la noche interfiriendo en el descanso. En este artículo te contamos por qué se produce, cuál es su tratamiento y algunos consejos para descansar mejor.

¿Qué es el reflujo nocturno?

Algunas personas sienten que un líquido irritante vuelve a su garganta después de unos minutos de acostarse. Se trata de una resubida del ácido estomacal hacia el esófago. Esto puede suceder en algunas raras ocasiones o de manera frecuente.

Cuando el reflujo nocturno ocurre cada 3 o 4 días se debe recurrir al médico para determinar si no se trata de un reflujo gastroesofágico moderado o grave.

reflujo nocturno

Síntomas de reflujo nocturno

Los primeros síntomas puede ser la regurgitación de líquidos agrios o de alimentos. El cual puede estar acompañado o no de un ardor en el centro del pecho, sentir que tienes algo en la garganta o simplemente una dificultad para tragar.

Cuando sucede por la noche puede estar acompañado de una interrupción del sueño por ahogo, laringitis, tos crónica o asma.

Causas del reflujo nocturno

Si tienes que tomar un antiácido de venta libre cada dos o tres días puede tratarse de un reflujo gastroesofágico. Para que el alimento pase al estómago la válvula esfínter se relaja y después se cierra.

Cuando existe una relajación anormal de esta válvula el líquido o alimento puede volver a la boca. El nivel de irritación del ácido estomacal puede provocar una inflamación en el tejido que reviste al esófago

Existen algunos factores que pueden ayudar a aumentar los síntomas y entre ellos se encuentra el embarazo y la obesidad.

En el siguiente artículo se explica cuál es la relación entre: Obesidad y el reflujo gastroesofágico.

La esclerodermia puede afectar al proceso de tragado de alimentos y generar estos síntomas. Otra causa frecuente es la presencia de una hernia hiatal o una formación en el estómago puede efectuar presión en el diafragma y provocar este reflujo nocturno.

Sin embargo, la mayor causante del reflujo nocturno es ingerir abundantes alimentos a horarios muy cercanos al de acostarnos. Especialmente si se trata de fritos, chocolates, gaseosas u otras bebidas como el café o con alto grado de alcohol.

Algunos alimentos tienen como efecto secundario a la acidez. Uno de ellos es la aspirina.

Complicaciones que derivan de un reflujo nocturno

Si el reflujo nocturno es frecuente y no se trata adecuadamente puede aumentar el riesgo a sufrir las siguientes afecciones:

Estrechamiento del esófago

El ácido frecuente en el esófago puede dañar al tejido causando la formación de tejido cicatricial. Este nuevo tejido puede provocar un achicamiento del esófago, llamado estenosis esofágica.

Llaga abierta

El efecto del ácido puede erosionar el tejido hasta el punto de formar llagas abiertas. Se denomina úlcera esofágica y produce mucho dolor y dificultad al querer comer. También pueden sangrar.

Cambios precancerosos

Los cambios que puede producir el reflujo de manera frecuente en el tejido que recubre al esófago. Aumentando el riesgo de desarrollar cáncer.

reflujo nocturno

Remedios caseros para el reflujo nocturno

El tratamiento más efectivo está relacionado con un cambio de estilo de vida a uno más saludable. Sin embargo, si se trata de un reflujo gastroesofágico se necesitará tomar algunos medicamentos para aliviar los síntomas.

Así como hay alimentos que aumentan la acidez, hay otros que neutralizan el efecto del ácido. A continuación, te contamos cuáles son.

Jugo de limón

Si bebemos medio vaso de agua con una cucharada de jugo de limón antes de cada comida lograremos aliviar los efectos de la acidez. Esto es posible al metabolizar el jugo de limón se transforma en alcalino en el estómago.

En algunas personas puede causar el efecto contrario, es decir, aumentar los síntomas. Por lo tanto, debes probar y dejar inmediatamente si no brinda el efecto deseado.

Té de jengibre

El jengibre aporta muchos beneficios a nuestro organismo. Uno de ellos es que mejora la digestión favoreciendo a la producción de enzimas que desarman a los alimentos, disminuyendo el tiempo del mismo dentro del estómago.

Otro beneficio que nos aporta esta raíz es que posee compuestos fenólicos que minimizan la irritación del esófago. Para preparar el té necesitas añadir 4 rodajas de jengibre en un litro de agua hirviendo.

Esta bebida la puedes tomar de a poco en cualquier momento del día.

Bicarbonato de sodio

Algunos antiácidos de venta libre poseen bicarbonato de sodio, porque se trata de una solución alcalina natural que ayuda a disminuir los síntomas de la acidez. La solución consiste en añadir una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua.

Su efecto se nota al tomar la mitad del vaso.

Té de manzanilla

La manzanilla es una hierba que posee la propiedad de ser calmante, digestiva e ideal para tratar las úlceras del estómago y esófago. Tomar una taza de este te al día tiene muchos beneficios.

Incluso lo puedes combinar con té de anís, malvavisco o milenrama, las cuales tienen propiedades antiinflamatorias.

Jugo de sábila

Esta hierba tiene la propiedad de controlar el ardor y por consiguiente alivia el dolor. El jugo se prepara con la pulpa de dos hojas de aloe vera y una manzana sin su piel ni semillas. Licua estos dos alimentos en la licuadora añadiendo un vaso de agua.

Puedes endulzarla a gusto y tomarla durante el día.

reflujo nocturno

Cambios de hábito

Algunas costumbres saludables nos pueden ayudar a aliviar los síntomas del reflujo nocturno. Entre las más eficientes se encuentran las siguientes:

  • Toma menos líquido durante las comidas.
  • Acuéstate después de dos horas de comer.
  • Disfruta de la comida masticando adecuadamente y de manera lenta.
  • Ingiere porciones más pequeñas y más veces en el día.
  • Ponte ropa holgada en la cintura.
  • Opta por el lado izquierdo cuando te acuestas.
  • Dormir con la cabeza levantada a unos 30º.
  • Aprende técnicas de relajación para evitar el estrés.

¿Qué puedes comer cuando sufres de reflujo nocturno?

Manzana

La manzana es una de las frutas que ayuda a anular la acidez estomacal, debido a su riqueza en pectinas.

Calabaza

Estos alimentos poseen mucílagos que logran suavizar y proteger la membrana del tubo digestivo. Por otro lado, su contenido de betacarotenos regenera el tejido lastimado.

Zanahoria

La fibra soluble de la zanahoria ayuda a calmar la mucosa del tubo digestivo. Además, su rico contenido de vitamina A, ayuda a regenerar el daño.

Avena

Este alimento posee mucílagos que contrarrestan los efectos del ácido gástrico.

Papa

La propiedad emoliente de la papa ayuda a neutralizar el efecto del reflujo.

Rábano

Para mejorar la digestión se recurre al rábano, porque estimula la producción de jugos gástricos. Controlando las malas bacterias en los intestinos.

reflujo nocturno

Almendra

El aceite que contienen las almendras ayudan a calmar los daños que causaron los ácidos.

Cúrcuma

Su efecto antiinflamatorio mejora el funcionamiento del sistema digestivo.

Nuez

El contenido de las nueces ayuda a producir butirato, una sustancia que ayuda al sistema digestivo.

Plátano

Esta fruta ayuda a calmar la sensación de ardor de la mucosa gástrica, rebajando también el efecto del reflujo.

Pescados y carnes magras

Entre las carnes magras más recomendadas se encuentran las aves y el pescado. El modo de cocción puede ser al horno o plancha o al vapor.

Productos lácteos

Los productos lácteos desnatados son algunos de los alimentos más recomendados.

¿Qué alimentos debes evitar si tienes reflujo nocturno?

Es mejor evitar algunos tipos de alimentos para disminuir la frecuencia de los reflujos.

  • Por su contenido graso se debe evitar consumir chocolate.
  • Gaseosas, café, alcohol.
  • Embutidos y frituras.
  • Aceite de oliva y mantequilla

Con estos consejos lograrás minimizar los efectos del reflujo nocturno y las probables complicaciones.