Recetas italianas saludables


Algo tiene el Mediterráneo que nos conquista a primera vista… pero también a primer bocado. Los países bañados por este mar tienen un merecido reconocimiento mundial en lo que a gastronomía se refiere y es que la dieta mediterránea no solo goza de productos de calidad, nutritivos y variados, si no que degustar un plato de nuestra cocina es toda una experiencia para los sentidos.

La comida española es sin ninguna duda maravillosa, pero existe otro país que también destaca por sus fantásticas recetas y que, lejos de ser nuestra competencia, disfrutamos de ella y la adaptamos casi sin darnos cuenta a nuestro menú semanal.

Estamos hablando de las recetas italianas, platos llenos de sabor, olor y color que además son muy saludables. Ya te dimos anteriormente recetas de pizzas sanas, hoy vamos a ir un paso más a allá para traerte tres auténticas recetas italianas muy fáciles de hacer y, sobre todo, muy nutritivas.

3 recetas italianas imprescindibles

Hoy vamos a preparar un completo menú italiano con un antipasti, un plato principal y un postre. Todo con ingredientes naturales y sabor mediterráneo.

Bruschetta de tomate

Bruschetta de tomate
Bruschetta de tomate, albahaca y queso

Los antipasti italianos o dicho en nuestro idioma, los entrantes, tienen mucha fama mundial. No es para menos, son exquisitos bocados que abrirán nuestro apetito y completarán un menú delicioso y sano. La mayoría de ellos suelen tener como protagonistas el tomate y el queso, dos ingredientes básicos en las recetas italianas.

Ingredientes (para 3 personas):

  • 1 baguette
  • 3 tomates
  • 1 diente de ajo
  • 100 gramos de queso
  • Aceite de oliva
  • Albahaca
  • Pimienta
  • Sal

Preparación:

  1. Para preparar nuestra bruschetta, comenzamos cortando la baguette en rebanadas de igual tamaño a gusto del consumidor (más gruesas o más finas)
  2. Las tostamos con ayuda de un tostador o metiéndolas en el horno (previamente precalentado) durante 3 minutos
  3. Picamos el tomate y el diente de ajo y mezclamos en un bol junto con la albahaca, el aceite, la pimienta y la sal
  4. Añadimos esta mezcla a las rebanadas de pan.
  5. Rallamos el queso que hayamos elegido (también podemos cortarlo en finas lonchas y ponerlo en la base, entre el pan y el tomate), lo echamos en la capa más alta y gratinamos de nuevo 3 minutos en el horno

Lasaña verde

lasaña verde
Aunque te damos la receta de lasaña verde con espinacas, calabaza y zanahoria, puedes elegir tus verduras preferidas

¿Conocéis a alguien a quien no le guste la lasaña? Probablemente no. Este delicioso plato a base de láminas de pasta, relleno a elección del consumidor y bechamel es uno de los preferidos por niños y mayores. Aunque casi siempre solemos hacerla de carne, la lasaña verde (aquella que se hace con verduras) también es una opción fantástica para disfrutar de las recetas italianas restando calorías a tu plato y sumándole nutrientes.

Ingredientes (para 3 personas:

  • 9 láminas de lasaña
  • 500 gramos de espinacas
  • 500 gramos de calabaza
  • 3 zanahorias
  • Albahaca
  • Bechamel
  • Queso rallado
  • Aceite
  • Sal

Preparación:

  1. Cocemos las láminas de lasaña
  2. Picamos muy finito la calabaza y la zanahoria y rehogamos con un pelín de aceite
  3. Preparamos las espinacas y mezclamos todo bien en un bol
  4. Montamos la lasaña: bechamel – pasta – mezcla de verdura y finalizamos con una capa generosa de bechamel y queso.
  5. Introducimos en el horno previamente precalentado durante 15 minutos a 180º (los últimos 5 minutos con el gratinador)

Buñuelos de manzana

buñuelos
Aunque los buñuelos de manzana es un postre calórico, es muy sano

Terminamos nuestro periplo por las mejores recetas italianas con un postre. Aunque la versión más conocida de los buñuelos son aquellos que se mojan en azúcar o chocolate, también los hay de frutas para convertir la merienda en una comida sana y nutritiva.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 2 vasos de leche
  • 100 gramos de harina
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 manzanas
  • El zumo de 1 limón
  • Sal

Preparación:

  1. Terminamos la última de nuestras recetas italianas batiendo en un bol las yemas de los huevos, la leche (si vemos que se queda corta añadimos un poco más progresivamente), la sal y la harina. Cuando esté bien mezclado, lo tapamos durante media hora.
  2. Montamos las claras de los huevos a punto de nieve y las añadimos a lo anterior, mezclando bien.
  3. Pelamos las manzanas, con un cuchillo o vaciador de piñas les quitamos el interior y las cortamos en rodajas.
  4. Rociamos las rodajas con limón y las bañamos en azúcar y luego en la masa realizada en los primeros pasos, varias veces para que se impregne bien.
  5. Por último, las freímos en el aceite caliente y al retirarlas las dejamos reposar 5 minutos en papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.