Qué es ELA: Cómo afecta a tu organismo y quienes pueden padecerla


ELA son las siglas de Esclerosis Lateral Amiotrófica, una enfermedad neurodegenerativa progresiva descubierta por Lou Gehrig. En este artículo te contaremos acerca de qué es ELA, cómo afecta a tu vida diaria y qué puedes hacer para frenar su avance.

Qué es ELA

El término amiotrófica proviene del griego y significa: Músculos sin alimentación. Cuando un músculo no recibe el alimento que necesita para subsistir se atrofia. El hecho de que las células nerviosas afectadas por esta enfermedad se encuentran en el lateral de la médula espinal, el término Lateral se encuentra en el nombre de  esta enfermedad.

La degeneración del tejido de estas células nerviosas se cicatriza y se endurece dando lugar a una esclerosis en la región.

Por lo tanto, para dar una respuesta simple acerca de qué es ELA, podemos decir que se trata de una enfermedad que afecta el funcionamiento de un tipo de neuronas llamadas motoras. Gran parte de estas células nerviosas son parte del cerebro y otras del cordón nervioso ubicado en el centro de la columna vertebral. Su función principal es controlar la actividad muscular.

Cuando se degeneran causan una pérdida de control de dichos músculos voluntarios de manera progresiva. Llegando a limitar las condiciones habituales de nuestra vida diaria como el hablar o el caminar.

Primeros síntomas de ELA

Al comenzar la degeneración de dicho tipo de neuronas, las fibras musculares encargadas de realizar movimientos voluntarios dejan de recibir impulsos. Estos impulsos se traducen en movimientos, al no recibirlos, el músculo comienza a atrofiarse. A medida que se atrofian, se debilitan y disminuyen de tamaño.

Qué es ELA
Primeros síntomas de ELA son los trastornos para caminar

Acciones tan simples como mantener el teléfono en nuestro oído mientras hablamos comienza a ser un esfuerzo. Estos primeros síntomas están relacionados con una debilidad muscular en los brazos y piernas. Generalmente no ocurre de manera rápida. Además, tampoco existe un orden de músculos a los que va atacando.

Esta enfermedad afecta a cada individuo de manera diferente, sus síntomas varían enormemente de una persona a otra. Comenzando a veces por los músculos del habla o acción de tragar.

Una característica importante de esta enfermedad es que no afecta los sentidos, la vejiga e intestinos, o la función sexual.

Tipos de nervios

En nuestro cuerpo existen varias clases de nervios, que tienen determinadas funciones. Algunos están involucrados en los procesos de pensamiento, memoria y detección de sensaciones. Reciben el nombre de neuronas sensoriales y se encargan de los distintos sentidos, tales como el dolor o sensación de temperatura, vista, oído y otros sentidos.

Cuando se trata de qué es ELA, se debe aclarar que no afecta a esta clase de nervios. ELA solo produce una degeneración de un tipo especial de neuronas llamadas motoras o neuromotoras. Que son aquellas que producen los movimientos voluntarios.

Existen varios sistemas en nuestro organismo que no funcionan de manera voluntaria. El sistema circulatorio y digestivo, por ejemplo, también poseen músculos, pero ellos no son atacados por ELA. Por lo tanto, los latidos del corazón y la digestión no se verán afectados.

Qué causa ELA

Hasta el día de hoy no se sabe cuáles son las causas que desatan esta enfermedad. Sin embargo, se ha logrado entender científicamente qué es ELA y cuál es su efecto fisiológico. Lo que es un paso importante para estudiar sobre los tratamientos.

A quiénes afecta la ELA

Generalmente las personas que comienzan a notar los primeros síntomas son mayores que 40 años. Aunque el mayor rango de pacientes con ELA tienen 20 0 30 años más.

Además existen diferentes tipos de ELA que afectan más a hombres que a mujeres.

ELA afecta a las personas adultas
ELA afecta a las personas adultas. Especialmente a los mayores de 50 años.

Un dato importante aportado por las estadísticas de esta enfermedad es que menos de un 10% de los pacientes con ELA tiene un familiar de primer grado afectado. El 90% restante no tiene antecedentes familiares.

Qué afecta la ELA

Tal como lo mencionamos al comienzo del artículo, esta enfermedad afecta a las neuronas motoras. Sin embargo, existen dos grandes grupos de este tipo de nervios.

Neuronas superiores

Se llaman así a las que se encuentran en la corteza cerebral. Sus axiomas llegan a comunicarse con las células nerviosas ubicadas en cordón nervioso del centro de la columna vertebral. Ellas se encargan de pasar las instrucciones del cerebro al resto del cuerpo.

Neuronas inferiores

Las que se encuentran en la médula espinal son las encargadas de controlar las funciones musculares. Por que siguen las instrucciones de las neuronas superiores. Cuando estas células son dañadas, se sufre un debilitamiento en los músculos.

Diagnóstico ELA

ELA es un trastorno poco frecuente que no posee un patrón bien definido. Principalmente porque sus primeros síntomas son muy leves y pueden ser confundidos con torpeza o debilidad moderada.

Incluso si una persona descubre que su manera de hablar es un poco desarticulada. Se tendrá que hacer estudios para descartar otras enfermedades que son mucho más comunes que ELA.

El diagóstico de ELA es muy difícil

Como cada persona es afectada de manera diferente, realizar un diagnóstico certero es muy difícil.

Exámenes generalmente solicitados

Un neurólogo será el profesional correcto para acudir en casos de sospechas de estar desarrollando ELA. A través de un examen clínico, el especialista podrá sacar algunas conclusiones sobre algunos signos que note como respuesta de su organismo. Si es necesario le recomendará realizar algunos exámenes como los siguientes:

Análisis de sangre

El incremento de creatina quinasa en la sangre puede ser un indicador de la presencia de un músculo inactivo. Aunque puede ser a causa de otras enfermedades o puede ser un signo de que es ELA. Por lo tanto se aconseja realizar análisis de sangre en busca de valores de creatina quinasa.

Electromiograma

A través de finas agujas insertadas en determinados músculos se puede obtener un registro de los impulsos de los nervios que se encuentran dentro del mismo.

Con este examen se puede detectar algunos indicios de ELA aunque el músculo no esté afectado todavía. De allí la importancia de este examen para dar un diagnóstico.

Registro de señales nerviosas

Con este estudio se puede detectar la velocidad con la que una señal eléctrica es transportada por los nervios.

Se realizan estudios para descartar otras enfermedades potenciales
Qué estudios se realizan para detectar ELA

Estimulación Magnética Transcraneana

A través de este estudio se puede estimular la corteza cerebral. Con los resultados de las mediciones de la actividad de neuronas correspondientes, los profesionales podrán obtener su propia conclusión.

Resonancia Magnética

Aunque este estudio no es útil para diagnosticar ELA, aunque puede dar algunas pistas acerca de si se trata de otras enfermedades o secuelas de ellas.

Tratamiento de ELA

No existe una cura definitiva de esta enfermedad o un tratamiento que lo detenga o revierta los síntomas de ELA. Aunque hay un medicamento que detiene el avance, por lo tanto, es muy importante una detección temprana de esta enfermedad.

Existen muchos medicamentos en ensayos clínicos que brindan mucha esperanza para frenarla. Hasta ahora un medicamento ha sido aprobado por la FDA, se llama riluzole y ayuda a frenar el avance de la degeneración celular.

Lo importante es el desarrollo actual de dispositivos y terapias significativas para controlar los síntomas de la ELA. Además de ayudar a los pacientes a lograr tanta independencia como sea posible. Para lograr de esta manera una mejor calidad de vida prolongando a su vez la supervivencia.

Te aconsejamos Mejorar tu calidad de vida con Relajación