Carne de cerdo ¡Los cuidados que tienes que tener en cuenta!


Uno de los pilares que tenemos que tener en cuenta en el momento de querer cambiar nuestro estilo de vida a uno más saludable, es la alimentación. Reducir la ingesta de alimentos con alto contenido de grasa saturada y colesterol es la primera medida. En este sentido, la carne de cerdo suele preocupar. Se piensa en que este tipo de carne y en sus derivados como un alimento insano que también hace engordar.

Cuidados con la cocción de cortes de cerdo
Conoce los cuidados a tener en cuenta con la cocción de la carne porcina

Dejando de lado su sabor tan particular y las numerosas desventajas del consumo de este tipo de carne, se sabe que el consumo de cortes porcinos aporta grandes beneficios a nuestro organismo. Aquí te contamos en detalle, ¿Qué nos aporta esta sabrosa carne a nuestro organismo y cuáles son las desventajas de su consumo?

Cuáles son las ventajas de la carne porcina

Aunque en algunas religiones como el judaísmo y el islamismo prohíben comer cortes de porcinos, sin lugar a dudas, es uno de los tipos de carnes más consumidos en todo el mundo. Por lo tanto, es importante conocer que además de su excelente sabor, la carne de porcino aporta nutrientes y proteínas importantes a nuestro organismo.

Tipo de grasa saludable

La carne porcina es rica en ácidos grasos. De hecho contiene una mayor cantidad, tanto de los mono como poliinsaturados, comparado con otros animales como la ternera o el cordero. Esta grasa de mayor calidad ayuda a mejorar los efectos negativos de otros tipo como la saturada y colesterol que puede causar serios inconvenientes en nuestra salud.

Su riqueza en ácidos grasos permite mantener buenos niveles de colesterol bueno HDL. Además, también baja el nivel de colesterol malo LDL, cuando se trata de cortes magros. Sin embargo, posee menos cantidad de ácidos grasos encontrados en la carne de ave.

Opta por los cortes magros de carne de cerdo
Elige los cortes magros de carne de cerdo para consumir

Generalmente se aprovecha al animal en su totalidad dando lugar a numerosos y sabrosos derivados. De los cuales el corte de lomo es el más magro de todos.

Vitamina B1

La vitamina B1 presente en este alimento es muy alta, si la comparamos con otro tipo de carnes. La de cerdo contiene más de diez veces que la de ternera, cordero y pollo. Al consumir 100g de cortes porcinos estamos cubrimos el 64% de la dosis recomendada de esta vitamina.

Es importante aclarar que la naturaleza nos brinda vegetales que contienen esa misma proporción de esta vitamina. Uno de ellos es la soja, aunque la avena en su versión integral es también muy rica. Otros vegetales, superan dicha proporción, entre ellos se encuentra la levadura, piñones y trigo.

Proteínas y minerales

Su riqueza en proteínas lo convierte en un alimento ideal para deportistas. Porque es magra y aporta vitaminas y minerales necesarios para cubrir las necesidades de las más exigidas actividades físicas.

Las proteínas presentes en la carne de cerdo ayudan al buen desarrollo muscular. Mientras que los minerales ayudan a fortalecer el sistema óseo y generar más energía en cada célula.

Aspectos negativos de la carne de cerdo

Durante los pasos de cocción y curación que se realiza a la carne porcina para que sea apta para su consumo, se observan sustancias que son dañinas para nuestro organismo.

Disfruta con moderación de la sabrosa carne porcina
Disfruta del sabor de la carne porcina pero consume con moderación

El consumo habitual de cortes porcinos puede ocasionar un consumo alto de nitrosaminas y otras sustancias dañinas llamadas aminas heterocíclicas. Dos sustancias responsables de generar o acelerar algunos cáncer. Tales como, el cáncer de cerebro, colon, hígado o páncreas.

Nitrosaminas

En las etapas de curación se utilizan derivados del nitrito y nitrato. Esto produce que en los embutidos se encuentre un nivel elevado de nitrosaminas.

Aminas heterocíclicas

Estas sustancias son muy dañinas y se encuentran en los derivados de los cortes de porcino. Las mismas se generan en la cocción, como una reacción a las altas temperaturas que ocurren.

Histamina

Esta sustancia se encuentra en niveles más elevados que en otro tipo de carne y afecta negativamente a nuestro organismo porque favorece al desarrollo de alergias a alimentos.

Tiramina

Los cortes de porcino contienen un nivel alto de tiramina, esta sustancia puede provocar un aumento de tensión arterial. Lo que puede ser peligro para personas que sufren de presión alta.

Hipoxantina

En cambio, la hipoxatina, provoca adicción a consumir carne de chancho. Por ello es que deseas consumir cada día más, la sabrosa carne porcina y sus derivados.

Compuestos nitrogenados no proteicos

En este tipo de carne son ricas en estas sustancias. Especialmente el nitrógeno ureico, la creatinina y el ácido úrico. El órgano encargado de metalizarlas es el hígado, elevando el riesgo de padecer cirrosis.

Aprende a cocinar cortes de cerdo
Conoce los cuidados de manipulación y cocción de la carne porcina

Por lo tanto, tienes que tener la precaución de no sumar bebidas alcohólicas con menús que contengan cortes de cerdo. Porque puede aumentar significativamente el riesgo de contraer cáncer de hígado.

Más grasa total

Tal como lo expresamos en las ventajas, este alimento tiene grasa insaturada lo que lo convierte en más saludable si lo comparamos con la de otros animales. Sin embargo, sigue conteniendo un elevado nivel de grasa en total. Para evitar o disminuir el desarrollo de enfermedades del corazón se aconseja optar por los cortes magros.

Parásitos

Es importante tener cuidado con la manipulación y cocción de la carne de porcino porque posee muchos parásitos. Una buena cocción puede prevenir enfermedades causadas por parásitos. Algunas de ellas son: triquinosis, toxoplasmosis y cisticercosis.

Más virus y más bacterias

Esta carne posee una cantidad más elevada de bacterias y de virus. Entre las más conocidas y resistentes se encuentran la salmonella, los estafilococos y los micrococos, los enterococos y la listeria. Estas bacterias suelen provocar diarrea  o gastroenteritis.

La gripe puede ser transmitida también a través del virus que se encuentra en el cerdo.

Cuando no consumir carne porcina

Es importante conocer las sustancias dañinas que contienen los cortes de cerdo al ser consumidas. ¿Por qué debemos ser cautelosos y moderados en el momento de su consumo, especialmente de sus derivados?

Menús con carne de cerdo
Aprende a preparar los más exquisitos menús de carne de cerdo

Sin embargo, hay situaciones en las que no conviene consumirla. En caso de tener algunas patologías, comer carne porcina o sus derivados pueden agudizar o agravar su estado. Entre las situaciones que debemos evitarla se encuentran las siguientes:

  • Si actualmente tiene un elevado nivel de ácido úrico o sufre de gota no debe consumir carne porcina ni sus derivados.
  • En caso de insuficiencia renal, es contraindicada por su riqueza proteica.
  • Si se tiene trastornos hepáticos, el consumo de este tipo de carne puede favorecer al desarrollo de cirrosis. A causa de una sobrecarga del funcionamiento hepático. Con mayor razón las personas que ya estén enfermas de cirrosis.
  • La histamina puede desarrollar eccemas, por lo tanto es contraindicado el consumo de cerdo y sus derivados en caso de tener tendencia a sufrir patologías de piel.
  • El nivel de sodio en los derivados y el contenido de tiramina, hacen que la carne porcina sea contraindicada para las personas que tienen hipertensión.
Cuidados a tener en cuenta a la hora de consumir carne de cerdo
Ventajas y desventajas del consumo de carne de cerdo
  • En caso de tener alguna de las enfermedades del corazón o arteriosclerosis, se debe evitar el consumo de carne de cerdo por su riqueza en grasa.
  • Para los enfermos oncológicos, está totalmente contraindicado todos los menús que contengan carne de porcinos o sus derivados.
  • Los ancianos y los niños, son los más propensos ante infecciones por virus, parásitos y bacterias existentes en este tipo de carne. Por lo tanto se aconseja evitar su consumo.

Precauciones en la manipulación y cocción de carne porcina

En ningún caso se recomienda consumir carne de chancho cruda o poco cocinada. También debes estar seguro de que posee un control sanitario adecuado. De lo contrario podrías correr el riesgo de contraer enfermedades muy serias como  la triquinosis, toxoplasmosis, salmonella y cisticercosis.

Así que si deseas disfrutar de ella y estar saludable solo tienes que extremar los cuidados de higiene y elegir los cortes más magros.

Que precauciones tener con otros tipos de carnes como: No laves el pollo