Proteínas saludables, ¿qué podemos comer hoy?


Contenido

La imprescindible proteína

Las personas que viven a dieta tienen una guerra particular contra las proteínas. Parece que los alimentos que los contienen deben de ser excluídos, relegados a un consumo mínimo y poco satisfactorio. Nada menos lógico. Porque la proteína ha de formar parte de unos hábitos alimentarios saludables y correctos. Afortunadamente, nuestras capacidades gastronómicas son lo bastante poderosas como para conseguir platos de proteínas saludables, que nos satisfagan al 100% a la hora de realizar una de las actividades más reconfortantes del día: disfrutar de la comida. ¿Preparados para aprender a cuidarnos con todo el sabor?

proteina2
Las proteínas son fundamentales en una dieta equilibrada

Solomillo de cerdo con habas

Empezamos por todo lo alto con una receta que nos aporta la proteína del solomillo. ¿Quién da mas?

Necesitaremos

  • 1 solomillo de cerdo
  • 500 g de habas
  • Sal
  • Unas hojas de lechuga (para la guarnición)

Elaboración

  • Cocemos las habas, durante ocho minutos, en agua con sal. Las pelamos para obtener unas sabrosas habitas verdes.
  • Salteamos las habitas en una sartén durante un par de minutos.
  • Hacemos rodajas de 1 cm. de grosor con el solomillo y lo cocinamos a la plancha durante un minuto por cada lado, espolvoreando un poco de sal. Para que esta receta sea de verdad sabrosa, es importante no pasarse con el punto del solomillo, pues corre el peligro de quedarse seco.
  • Incorporamos las habitas y salteamos todo junto durante un minuto.
  • Preparamos la guarnición con lechuga, que habremos troceado y aliñado… y listo. ¡Más fácil imposible!

Arroz con soja

Este salteado de arroz trae a nuestra cocina los sabores más naturales y las proteínas más saludables.

Necesitaremos

  • 2 tazas de arroz integral
  • 1 taza de soja
  • 1 taza de maíz
  • 3 tomates
  • 2 cebollas
  • 2 tallos de apio
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cucharadita de ajedrea (que podemos sustituir por otra especia, como romero)
  • 1/2 cucharadita de tomillo
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 1/2 taza de caldo de verduras
  • 25 g de queso parmesano
  • Sal
  • Aceite

Elaboración

  • Troceamos el tomate, el apio, la cebolla y el ajo.
  • Cocemos por un lado el arroz, durante el tiempo indicado, que suele ser unos 20 minutos.
  • Por otro lado, cocemos la soja, durante una hora.
  • Mezclamos arroz y soja con el maíz, el tomate, la cebolla, el apio, el ajo  y las especias.
  • En otro recipiente mezclamos bien el concentrado de tomate y el caldo.
  • Incorporamos esta salsa a la mezcla anterior. Lo colocamos en un recipiente para horno.
  • Espolvoreamos el queso por encima y metemos en el horno, que habremos precalentado a 175 grados, durante 30 minutos.

Pastel de merluza

Este pastel resulta delicioso pues sabe sacar todo el partido al sabor de la proteína, combinándola con ingredientes que lo convierten en una opción estupenda para cualquier comida.

Necesitaremos

  • 800 g merluza
  • 3 huevos
  • 200 g de bechamel
  • 5 cucharadas de salsa de tomate
  • Pan rallado
  • Sal

Elaboración

  • Cocemos la merluza en agua con sal durante cuatro minutos. Es importante que no quede muy hecha.
  • Desmigamos la merluza, retirando todas las posibles raspas.
  • Incorporamos la bechamel, el tomate, los huevos batidos y mezclamos bien.
  • Preparamos un recipiente para horno, que habremos engrasado con aceite. Lo espolvoreamos de pan rallado y vertemos la mezcla.
  • En el horno precalentado a 200 grados, cocinamos durante media hora. Nuestro pastel ya está preparado.

Guisado de pavo

Algunas veces, la clave para sentirnos mejor reside en el hecho de alimentarnos de una manera sabrosa, para que nos invada el buen humor. Con esta receta, tenemos un buen guisado, un plato redondo, levantado en torno a proteínas saludables.

Necesitaremos

  • 500 g de pechuga de pavo
  • 1 cebolla dulce
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 200 g champiñón
  • 200 g tomate triturado
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 vaso de vino
  • Tomillo
  • Perejil
  • Pimienta negra
  • Aceite
  • Sal

Elaboración

  • Cortamos el pavo y hacemos el pimiento en tiras. Picamos la cebolla, el ajo y laminamos los champiñones.
  • Pochamos la cebolla y el ajo. Añadimos los pimientos.
  • Cuando ya estén cocinados, incorporamos el pavo y los champiñones.
  • Un buen chorreón de vino y subimos el fuego para que se evapore el alcohol.
  • Bajamos de nuevo el fuego, sazonamos con las especias, añadimos el tomate, removemos y dejamos cocinar durante media hora, a fuego lento.
  • El último toque, el perejil picado, lo incorporamos cuando hayamos apagado nuestro guiso.