Propiedades de la cebolla


La cebolla es uno de esos alimentos que no dejan indiferentes a nadie. En las reuniones familiares o de amigos, es muy común escuchar el clásico «no le eches cebolla» o «para mí sin cebolla» y es que aunque sus propiedades y beneficios lo convierten en un ingrediente que debería ser de cabecera, hay quienes aún se resienten a quererlo en sus platos.

Lo cierto es que la cebolla, por su característico sabor y su textura tan diferente al resto de alimentos, no termina de cuajar en todos los paladares, especialmente en el de los más pequeños. No es el único alimento que cuesta trabajo introducir en los menús infantiles, pero con un poco de imaginación podrás conquistar a tus hijos con un plato de verduras.

beneficios de la cebolla
Las propiedades de la cebolla te convencerán de la importancia de incluir este alimento en tu menú diario

Hoy queremos darte motivos de peso para que te animes a introducir este alimento en tu dieta y disfrutes de las propiedades de la cebolla y los beneficios de esta hortaliza tan presente en nuestra cocina… pero a la vez tan desaprovechada.

Beneficios y propiedades de la cebolla

Añadimos esta hortaliza a nuestra cocina sin ser conscientes de sus beneficios o la despreciamos sin valorar las muchas propiedades de la cebolla. Conocer las características de los alimentos es fundamental para darle a tu familia la mejor nutrición y aprovechar todos los aspectos positivos que la alimentación nos ofrece.

Las propiedades de la cebolla son bastante extensas, pero en este artículo vamos a resumirlas en cinco, cinco beneficios que a partir de ahora te harán ver esta hortaliza de otro modo.

beneficios cebolla
Entre los diferentes tipo de cebollas, la roja es la mejor para el cabello

Buena para el aparato respiratorio

Seguro que de niño, tus padres o tus abuelos te hicieron dormir con una cebolla en la habitación para que la tos no te tuviera otra noche en vela. Y, funcionara mejor o peor, este remedio casero tiene su base científica.

La cebolla es excelente para mejorar las afecciones respiratorias, ya se trate de algo pasajero como la tos o un resfriado o algo más serio como una bronquitis o alguna infección pulmonar. .

Buena como desinfectante

Para evitar las infecciones o para mejorarlas, comer cebolla cruda es uno de los consejos que seguro habrás escuchado más de una vez de boca de tu médico. Además, también nos ayuda a fortalecer nuestras defensas y limpiar el organismo desde dentro.

Rica en minerales y vitaminas

En la tabla que encontrarás al final de este artículo verás la información nutricional de la cebolla, pero te adelantamos que es muy rica en vitaminas y minerales, entre ellos, destacamos la presencia de Vitaminas A, B, C y E y de minerales como el magnesio, el calcio, el hierro, el fósforo, el potasio, el yodo o el zinc.

Buena para el cabello

La clave para afirmar que la cebolla es buena para el cabello la encontramos en la quercetina, un flavonoide responsable de aspectos capilares como la debilidad y caída del cabello o la presencia de caspa.

Si notas tu pelo débil, sin fuerza y castigado, quizás necesites aumentar la ingesta de este elemento nutricional… lo encontrarás en la cebolla y en mayor proporción en la cebolla roja.

Buena para la circulación

Junto con el ajo, la cebolla es uno de los mejores alimentos para mejorar la circulación y los problemas asociados a ella, como el riesgo de trombosis, la hipertensión o el colesterol, entre otros.

La cebolla en tu cocina

sopa de cebolla
Cruda, frita, en crema… hay mil opciones para utilizar la cebolla en la cocina

Aprovechar las propiedades de la cebolla en tu cocina es muy fácil. Y es que pocos alimentos dan tantas posibilidades y nos permiten hacer tan variados menús con ellas.

Desde las saludables cremas hasta las riquísimas pizzas, casi a cualquier plato que se te ocurra le puedes añadir cebolla. Como la mayoría de los alimentos, en crudo suele mantener mejor sus beneficios y propiedades, pero tampoco debemos renunciar a comerla frita y añadirle un toque sano a hamburguesas, pizzas, platos combinados o patatas fritas. No es el menú más sano, pero una vez al año no hace daño y si lo acompañamos de algo que sí sea saludable le estarás haciendo un guiño a tu buena salud.

Si tienes en casa alguna de esas personas que siempre piden todo sin cebolla, puedes «engañarles» e introducir este alimento en forma de salsa, crema, sopa o muy picada. En la mayoría de las ocasiones, no es el sabor lo que les desagrada, si no los trozos y la textura de esta hortaliza tan beneficiosa, por lo que si conseguimos que la vista no la detecte podemos engañar a nuestro paladar.

Probar a cocinarla de diferentes maneras (cruda, frita, cocida…) es otra opción para que aquellas personas que siempre dicen NO a la hortaliza que nos hace llorar encuentren nuevos sabores y modos de comerla. ¿Quién sabe? Quizás descubren que, tras toda una vida desterrando la cebolla, es un alimento que puede ofrecerles mucho más de lo que imaginaban.

Tabla de información nutricional de la cebolla

Además de conocer los beneficios de esta hortaliza y sus usos en la cocina, terminamos el artículo dedicado a las propiedades de la cebolla con un listado de sus principales valores nutricionales.

Valores mediosPor cada 100 gramos
Agua89.11 g
Energía40 kcal
Proteínas1.10 g
Lípidos0.10 g
Hidratos de carbono9.34 g
Fibra1.7 g
Azúcares4.24 g
Calcio23 mg
Hierro0.21 mg
Magnesio10 mg
Fósforo29 mg
Potasio146 mg
Sodio4 mg
Zinc0.17 mg
Ácido fólico30 µg
Vitamina A3 IU
Vitamina B-60.192 mg
Vitamina C11.8 mg
Vitamina K0.6 µg