¿Por qué no consigo adelgazar?


Cuando comenzamos a hacer algún tipo de dieta para perder peso o adelgazar, lo más común es conseguir buenos resultados durante los primeros días o semanas. En función de lo radical que sea el plan nutricional que sigamos, esta pérdida será más o menos rápida.

Sin embargo, a la hora de adelgazar nos suele ocurrir que llega un momento en que no perdemos más o nos cuesta mucho más esfuerzo y tiempo ver como la báscula descuenta un kilo más. Esto puede ser debido a que ya estemos por debajo de nuestro peso idóneo: si no tenemos qué perder, lógicamente no vamos a perder nada. También puede pasar que nuestro cuerpo se haya acostumbrado al ritmo al que estamos sometiendo y necesitemos cambiar algún hábito de nuestra nueva rutina.

Si descartamos estas dos opciones, nos queda la hipótesis que probablemente será la acertada: estás cometiendo algún error. Hoy queremos hablarte de los errores y fallos más comunes que hacen que nos estanquemos y nos impiden adelgazar más.

¿Por qué no adelgazo?: Los 5 errores más frecuentes

Fallos adelgazar
¿No consigues adelgazar más? Probablemente hayas caído en alguno de estos errores

1. Prohibir alimentos debería estar prohibido:

Todos los tipos de alimentos son necesarios para nuestro organismo. Eliminar algunos de ellos es un grave error que nos llevará no solo a no adelgazar más, si no que nos puede ocasionar deficiencias nutricionales que repercutirán en nuestra salud. Cuidando las horas de ingesta y las cantidades, debemos cuidar de comer de todo: hidratos, proteínas, frutas, hortalizas, incluso azúcares, son necesarias en nuestra dieta.

2. El tamaño del plato no se corresponde con la realidad:

El error está tanto en el exceso como en el defecto. Comer demasiado poco hará que nuestro cuerpo experimente un efecto rebote en cuanto ampliemos un poco la cantidad, mientras que consumir unas raciones demasiado grandes (aunque sean alimentos light) hará que nos estanquemos y no logremos adelgazar más

3. La inconstancia se paga cara:

«Hoy salgo de cena, mañana pico entre horas, pasado me atiborro a dulces y al siguiente día como solo lechuga para compensar». Que levante la mano quien alguna vez no haya pensado o hecho esto. Ser inconstantes en nuestra dieta es probablemente el error más grave de todos si buscamos adelgazar, ya que nuestro cuerpo necesita una rutina para perder esos kilos de más.

4. El agua no forma parte de nuestra dieta:

La importancia de beber agua para adelgazar no es una leyenda urbana. Si no bebemos suficiente, retendremos mucho líquido y nuestra báscula no se moverá. Acostúmbrate a tomar los dos litros diarios recomendados y notarás la diferencia.

5. La cucharadita de azúcar del café o el chorrito de aceite en la ensalada influyen y mucho:

De nada sirve cenar solo lechuga y tomate si luego metemos la pata en los aliños, al igual que también es inútil merendar tostadas de pan integral si al café (desnatado) le añadimos azúcar. Al igual que controlamos los alimentos y la dieta que seguimos para adelgazar, no debemos hacer la vista gorda con complementos que no nos aportan más que calorías y grasas que no necesitamos.

Si has llegado a ese punto en que no consigues adelgazar más, piensa si no estarás cometiendo alguno de estos errores o si no ha llegado el momento de cambiar algo en tu rutina.