¿Te has preguntado el por qué del color de los uniformes médicos?


Si te ha llamado la atención el color de los uniformes médicos, a pesar de que parecería algo sin importancia, hay historia, fundamentación y funcionalidad detrás de cada uno de los colores  ya sean blancos, verdes o azules.

Las batas y las pijamas en un hospital han sido seleccionados con mucho cuidado y responden en la mayoría de los casos a estándares aceptados por la mayor parte de la comunidad médica. Estos colores influyen positivamente no solo en pacientes y familiares, sino en el estado psicológico del propio galeno.

Pero como todo en la vida, lo más aceptado no quiere decir que sea lo único, aunque hay razones argumentadas para sustentar el uso de un determinado color en los uniformes médicos, eso no quiere decir que sea aplicado unánimemente y mucho menos que no hayan dependencias que sustenten otras prácticas. Algunas unidades médicas establecen colores diferenciados por especialidades y en pediatría prefieren emplearlos más coloridos.

El color blanco de los uniformes médicos se asocia a pulcritud, limpieza y bienestar
El color blanco de los uniformes médicos sustituyó la imagen tenebrosa de las batas de color oscuro

Pero si eres de los que alguna vez te has preguntado el porqué del uso de las batas blancas o uniformes azules o verdes  en los salones de operaciones y la  práctica médica, aquí tienes la respuesta a tu curiosidad.

Un poco de historia sobre el color de los uniformes médicos

Durante la Edad Media, la mayoría de los médicos utilizaban un vestuario pardo u oscuro, en gran parte para esconder manchas de sangre y otros efluvios del cuerpo de sus pacientes. Como es lógico eso funcionaba, pero esos propios humores eran fuente de contaminación y transmisión de bacterias y gérmenes entre pacientes. Sumado a la falta de higiene imperante, muchos de los enfermos morían de ahí que el color oscuro o negro de las batas comenzó a vincularse con la muerte.

Batas blancas en los uniformes médicos un cambio de apreciación

Los avances médicos, los conceptos de higiene, asepsia y el mayor prestigio de la profesión hicieron que fuera reconocida con mejor valoración y un mayor prestigio ante la población.

La introducción de las batas blancas estaba unida a un cambio en la concepción y cambios en la apreciación de la profesión, de una imagen tenebrosa y oscura asociada con la muerte se transformaba en un nuevo paradigma de salvador, salud, limpieza y vida.

En las culturas occidentales el blanco se asocia a pureza, asepsia, pulcritud, virginidad, bondad, todo lo cual tranquiliza y calma al paciente y además ese color permitía detectar de inmediato cualquier suciedad.

Pero con las potentes luces del salón de operaciones, el color blanco produce unos destellos y reflejos similares a los que puedes sentir en un día nevado con intenso sol y de ahí que el campo de la cirugía tuvo que innovar y adecuar su vestimenta a las nuevas tecnologías.

El verde es mejor que el blanco para operar

Desde principios del siglo pasado, en 1914, la comunidad internacional diferenció el color del uniforme médico en dos: blanco para las consultas y verde espinaca para los procedimientos que requerían contacto con la sangre y otros fluidos de los pacientes.

La selección del color de los uniformes médicos responde a estudios de factores físicos y psicológicos
El color verde de los uniformes médicos se sustenta en una mejor apreciación cromática al cambiar la vista de tonos rojos y rosados

Las razones fueron tanto prácticas como psicológicas. En primer lugar, un cirujano con una bata blanca manchada de sangre tiene problemas para separar el color de su ropa de la que brota del propio paciente. Además, el rojo es un color fuerte que causa fatiga visual, por lo que el cirujano pierde percepción de la escala cromática desde el rosado hasta el rojo fuerte, resultando más difícil diferenciar visualmente tejidos, órganos y fluidos. Esto, como es lógico, puede ser fatal para el paciente.

Otro criterio del por qué la selección del color verde lo sustenta un artículo publicado en la revista ‘Livescience’, con las tonalidades de rojo y rosado llega un momento en que el  cirujano experimenta fatiga visual. Esto impide distinguir correctamente la escala cromática de tonalidades rojas y rosadas que componen los tejidos humanos, así se afirma que como el  color verde es opuesto al rojo  permite  refrescar la vista.

Después de estar mucho tiempo mirando las partes del cuerpo que está operando, su ojo se vuelve insensible al rojo, pero si durante unos instantes mira el color opuesto o sea el verde, logra atenuar estos efectos y volver a diferenciar perfectamente las tonalidades rojas y rosadas.

¿Más aun sobre por qué el verde?

Otros expertos proponen que la sangre sobre verde se ve marrón e impresiona menos, algo fundamental para todos los presentes en una operación quirúrgica. Una mancha de sangre sobre una bata blanca es un elemento que causa temor y angustia, tanto en los enfermos como en sus familiares.

También se postula que estos colores eran los que mejor compatibilizaban con las características de la saturación de los rollos de películas desarrollados en la década de los 50. Se conisdera que permitían tomas más nítidas de filmaciones quirúrgicas en los salones de operaciones, que cuando se empleaban las tonalidades blancas.

También el azul grisáceo

Hace unas décadas, el verde espinaca se viene sustituyendo por el azul grisáceo. Hay dos razones de peso para ello: la primera es una rara ilusión óptica y la segunda responde a los avances tecnológicos.

El color azul de los uniformes médicos actúa como refrescante de la visión
La selección de los uniformes médicos obedece a estudios que tienen en cuenta el bienestar del equipo médico y de los pacientes.

Si fijamos nuestra vista por largo tiempo sobre algo rojo y miramos luego algo blanco, el cerebro lo entiende de repente como verde. Puede usted mismo hacer la prueba: tome una hoja, dibuje y coloree un círculo rojo en el centro, mírelo por espacio de un minuto y luego cambie la vista a una parte blanca del folio.

Aunque esta ilusión solo dura una milésima de segundo, es peligrosa cuando un cirujano opera, porque además las gasas, los apósitos y muchos otros elementos de un quirófano son blancos, mientras su ropa es verde.

Para eliminar esta confusión, se está instaurando el azul-gris en el uniforme médico  del cirujano, que disimula la sangre igual de bien, no da lugar a la confusión visual y es un tono que da sensación de calma y limpieza.

La segunda causa del color de los uniformes médicos azules es mucho más práctica y fácil de entender: este color captado en video no tiene  reflejos ni aberraciones cromáticas, por lo que es ideal para hacer grabaciones de operaciones para su posterior estudio.

Interesante, ¿no es cierto?

Otros artículos de interés: Curiosidades sobre la cromoterapia