Plantas medicinales, aromáticas y condimentos: todo lo que debes saber


Durante mucho tiempo el uso de plantas medicinales fue mal visto por la sociedad.  Relacionadas con mitos y creencias poco científicos, no deberíamos olvidar que antes de que las sustancias se produjeran en forma sintética… ¡toda la medicina provenía de las plantas! Sin embargo se debe ser cuidadoso: una sustancia en determinada cantidad puede ser curativa, pero si te excedes se puede convertir en tóxica o venenosa.  Además, los niños y mujeres embarazadas no deberían utilizar plantas medicinales.  En esta nota, todos los secretos para el uso seguro de plantas medicinales.

Plantas medicinales
Las plantas medicinales proporcionan alivio a muchas enfermedades pero hay que saber utilizarlas

Esto te interesará: Plantas medicinales para diferentes dolencias

Haz tu propio jardín de plantas medicinales

Uno de los aspectos más gratificantes del uso de plantas medicinales es que… ¡puedes tener tu propio jardín saludable! En realidad ni siquiera necesitas demasiado espacio: las plantas medicinales pueden cultivarse en macetas o en jardines verticales interiores mientras reciban la cantidad necesaria de luz solar por día.   ¡Sus aromas, colores y texturas te alegrarán el día!

Pero aprendamos primero qué son realmente las plantas medicinales.

  • Muchos vegetales pueden considerarse plantas que curan,  pero plantas medicinales genuinas son sólo el 15% de todas las especies, y su utilidad primordial es aliviar enfermedades.
  • Luego tenemos las plantas oficinales: estas son las que contienen principios activos que forman parte de un medicamento.
  • Las aromáticas también pueden considerarse dentro de las plantas que curan; sus principios activos se encuentran en sus aceites esenciales obtenidos de diversas partes de la planta y tienen algunas propiedades curativas.
  • Y por último los condimentos que son en realidad plantas medicinales que a la vez transmiten sabores, aromas y colores a los alimentos para hacerlos más sabrosos y apetitosos.

En la actualidad se está viviendo una revalorización de las plantas medicinales.  De hecho, la Organización Mundial de la Salud reconoció las medicinas tradicionales, llamadas también alternativas o complementarias basadas en plantas y hay que decir que en muchos lugares del mundo y desde hace miles de años, las plantas medicinales han salvado vidas.

Actualmente la medicina tradicional y la medicina con plantas pueden ayudarse mutuamente.  Por ejemplo se están investigando fármacos para la artritis, la diabetes y la hepatitis a partir de sustancias empleadas en la medicina ayurvédica tradicional.

Te sugerimos cultivar estas plantas de uso medicinal y gastronómico:

  • Ajedrea (Satureja hortensis): Antidiarreico, estimulante, antiséptico.
  • Ajenjo (Artemisia absinthium L.): carminativo, antibiótico, tónico.
  • Albahaca (Oncimum basilicum L.): Aperitivo, digestivo.
  • Comino (Cuminum cyminum L.). Estomacal, sudorífico.
  • Hisopo (Hyssopus officinalis L.): Antiséptico, aperitivo, digestivo.
  • Jengibre (Zingiber officinalis Ross.): carminativo, estimulante, antiséptico.
  • Lavanda (Lavandula officinalis Chaix ex Villares): Antiespasmódico, antiséptico, diurético, analgésico, antiparasitario, antipolillas.
  • Malva rosa (Pelargonium graveolens L. Herit): Astringente, tónico, antiséptico, antidiabético.
  • Manzanilla (Chamomilla L.): antiinflamatorio, antimicrobiano, espasmolítico, sedante.
  • Melisa o toronjil (Melissa officinalis L.): Aperitivo, digestivo, sedante, balsámico, cicatrizante.
  • Menta inglesa (Mentha piperita L.): Antiséptico, analgésico, colagogo.
  • Menta (Mentha longifolia L.): Antibacteriano, antifúngico, cardiotónico.
  • Milenrama (Achillea millefolium L.): Antinflamatorio, cicatrizante, antiespasmolítico, tónico.
  • Orégano (Origanum vulgare L.): Tónico, antiséptico, expectorante, diurético.
  • Romero (Rosmarinus officinalis L.): colerético, diurético.
  • Salvia (Salvia officinalis L.): Antiséptico, estrogénico, antitranspirante, digestivo.
  • Tomillo (Thymus vulgaris L.): bactericida, estimulante del apetito, antifúngico.

Recuerda que algunas plantas como la ortiga, romero, manzanilla, cúrcuma, jengibre o caléndula, tienen contraindicaciones.  En todos los casos antes de realizar preparados con plantas medicinales… ¡consulta con tu doctor!

Las plantas medicinales y los niños

Plantas medicinales
Antes de dar remedios naturales a los niños consulta con el pediatra

Aunque las plantas medicinales puedan parecer inofensivas, en realidad su uso sin experiencia o sin la guía necesaria puede resultar hasta peligroso.  De hecho, muchos principios activos son en realidad sustancias tóxicas y venenosas que, en ínfimas cantidades, provocan reacciones en el organismo que ayudan a combatir una enfermedad.

En la actualidad hay varios movimientos que proponen el uso de medicinas alternativas o herbarias en vez de medicamentos de laboratorio.   Los niños pueden verse afectados por ejemplo por los movimientos anti-vacuna o por recibir preparados realizados con plantas medicinales aparentemente inofensivas.  Se calcula que el 30-40% de los niños y adolescentes ha recibido medicinas alternativas o medicamentos de plantas medicinales.

Una planta de uso habitual es el anís estrellado, que se da inclusive a lactantes para combatir los cólicos.  A las dosis recomendadas no es tóxico, pero en dosis elevadas puede provocar convulsiones.  Inclusive durante unos años estuvo prohibida su venta ya que se descubrió que estaba contaminado con otra planta de la misma familia, la badiana del Japón, cuyas semillas contienen una sustancia tóxica.

Te recomendamos, especialmente si tienes niños pequeños, no utilizar plantas medicinales sin consultar con el médico, ya que… ¡no todo lo natural es seguro para los niños!

Las plantas medicinales y la lactancia materna

Como bien lo explica la Guía Práctica para Padres elaborada por la Asociación Española de Pediatría, las madres que amamantan deben ser muy cuidadosas con el uso de plantas medicinales, ya que sus principios activos pueden pasar al organismo del bebé a través de la leche y se desconoce cómo éste puede reaccionar.

Muchas mujeres se inclinan por los medicamentos naturales cuando están amamantando, en la creencia de que los fármacos pueden afectar al bebé.  Sin embargo en la actualidad muy pocos medicamentos son incompatibles con la lactancia materna.

Además no está comprobado que haya preparados de plantas medicinales que aumenten la producción de leche.  Si estás amamantando y deseas utilizar plantas medicinales, consulta con tu médico.

Entre estas plantas, llamadas galactógenas, se encuentran:

  • Cardo mariano (Silybum marianum): decocción de una cucharada pequeña de semillas por taza de agua durante 10 minutos.  Tomar hasta dos tazas por día.
  • Albahaca (Ocimum basilicum):  Decocción de 30 g de hojas secas por litro de agua durante 10 minutos. Tomar hasta dos tazas por día.
  • Anís verde (Pimpinella anisum): Decocción de una cucharada de semillas por taza de agua durante 10 minutos. Beber hasta dos tazas diarias.
  • Hinojo (Foeniculum vulgare): Infusión de una cucharada de semillas secas por taza de agua. Beber hasta dos tazas diarias.
  • Fenogreco: una de las plantas medicinales más utilizadas para aumentar la cantidad de leche ya que contiene fitoestrógenos.  Realizar una decocción de una cucharada de semillas por taza de agua durante 10 minutos. Beber 3 tazas diarias.
Plantas medicinales
El anís verde es recomendado para las madres que amamantan

Descubre los: Beneficios del aloe vera