¿Se puede perder peso con la dieta mediterránea?


¿Te gusta comer bien? Qué preguntas… ¿y a quién no? La dieta mediterránea es conocida mundialmente por ser una de las más ricas tanto en alimentos como en nutrientes, sabor y color. Y además, hoy te traemos buenas noticias. Si eliges bien lo que comes, puedes perder peso con la dieta mediterránea, a la vez que no renuncias ni un ápice a la calidad en tu menú ni a tu salud, ya que contiene todos los nutrientes esenciales que necesitamos.

Ahora bien, ¿cómo lo hacemos? En este artículo trataremos de ayudarte dándote consejos sobre cuáles son los mejores ingredientes de la dieta mediterránea, cuándo y cómo tomarlos y cómo adelgazar comiendo rico y sano.

Sigue leyendo: Picoteo sano que también te ayudará a adelgazar

Adelgazar con la dieta mediterránea: es posible (y muy sano)

¿Podemos adelgazar con la dieta mediterránea? Sin ninguna duda, aunque eso sí, debemos advertirte que se trata de una pérdida de peso más lenta. Esto tiene sus ventajas y es que si adelgazamos más despacio, evitaremos el efecto rebote posterior, además de que, al tratarse de una «dieta» basada en alimentos sanos, nuestra salud también mejorará.

Otra ventaja que tiene es que se trata de una dieta variada y completa que podrá seguir toda la familia sin que tengamos precisamente la sensación de estar haciendo dieta. ¿Qué significa esto? Que ahorrarás tiempo y dinero al no tener que estar cocinando diferentes menús para cada uno, todos podemos comer lo mismo.

Entre los nutrientes que recibiremos, nos encontramos grasas saludables, antioxidantes, fibra, minerales y vitaminas.

Alimentos principales de la dieta mediterránea

¿Conoces los alimentos permitidos en la dieta mediterránea? Sigue esta lista y no te perderás:

  • Aceite de oliva
  • Hortalizas
  • Frutas
  • Frutos secos
  • Pescado
  • Carnes magras
  • Pasta
  • Vino

¿Cómo consumirlos?

Evidentemente, no vale comer de todo en cualquier momento. Debemos vigilar bien las horas del día. Evita los hidratos de carbono por la noche y deja los alimentos más ricos en fibra para la mañana (desayuno y almuerzo). No te olvides de hacer 5 comidas al día, controlando las cantidades, es mejor comer más a menudo, pero menos.

Recuerda que el aceite de oliva es tu fiel aliado y que puede sustituir a muchos otros alimentos, como las salsas calóricas de las comidas o la mantequilla del desayuno. ¡No hay nada más mediterráneo que esto!

Y siempre que puedas, aliña tus comidas con especias mediterráneas, como la albahaca, el ajo, el perejil o el oregáno.

En resumen: un desayuno rico en fibra, frutas para el picoteo de media mañana y media tarde, almuerzo con pasta y carne magra y una cena basada en verduras y hortalizas será la mejor combinación para comer rico, comer sano y comer bien.

Pero la dieta mediterránea es más que alimentación…

Realmente, si hablamos de dieta mediterránea, también podemos hablar de un estilo de vida mediterráneo. Adopta sus buenas costumbres: toma el sol (siempre con protección), toma zumos naturales y gazpachos, desayuna bien y fuerte y relaciónate más, con familia o amigos. Todo esto mantendrá alejado el estrés… ¡que también engorda!

Esto también te interesará: 10 trucos para controlar la ansiedad por comer