La menopausia no es una enfermedad


La menopausia está determinada por la ausencia de menstruación durante 12 meses consecutivos. La misma se produce entre los 48 y 54 años y como media a los 51 años, pero puede tener una presentación precoz entre los 40 y 45 años y tardía cuando todavía a los 55 años la mujer continua menstruando.

Esta es una fase por la cual transita la mujer, no es una enfermedad es solo su entrada hacia una nueva etapa de su vida, hacia un periodo no fértil. Pero durante el mismo se manifiestan síntomas y signos muy característicos y que pueden variar en intensidad.

La sensación de sofoco es una de las manifestaciones de la menopausia
Las irregularidades en los periodos menstruales y los sofocos o calores repentinos son los síntomas más comunes de la menopausia

La menopausia se produce porque se va perdiendo progresivamente la función ovárica, y se afecta la producción de estrógenos y progesterona, y otros cambios endocrinos determinan un comportamiento poco previsible.

Pero la menopausia debe enfrentarse como una fase fisiológica normal, agradecerle a la vida que le ha dado la posibilidad de llegar a esa nueva etapa y de disfrutar del privilegio que le confieren los años y la experiencia.

La menopausia es un proceso paulatino que atraviesa por diferentes fases: premenopausia, menopausia y posmenopausia.

¿Cuáles son las fases de la menopausia?

Pre menopaúsica

Esta fase se caracteriza por cambios hormonales que pueden determinar periodos intermenstruales más prolongados, algunas manifestaciones de resequedad en la piel y las mucosas y se incrementa la grasa en el organismo, puede modificarse la distribución de la masa muscular y de la masa ósea.

En paralelo se pueden producir cambios en el estado anímico de la mujer y otras alteraciones en su conducta. Esta etapa dura alrededor de 5 años.

Menopausia

La delimita la última menstruación, es a partir de ahí que ya está catalogada como una mujer menopaúsica.

Postmenopausia

Una vez que ha tenido su última menstruación entra en la fase postmenopáusica y se mantiene en ella hasta que llega a la edad senil o vejez.

¿Cuáles son los principales síntomas asociados con la menopausia?

La gran mayoría de las mujeres desarrollan signos y síntomas característicos de la menopausia.

Los síntomas más comunes son:

  • Irregularidades en la frecuencia de la menstruación, en su duración e intensidad
  • Sensación de calor brusco o de sofocos repentinos
  • Sensación de ansiedad, sudoración y palpitaciones
  • Dificultades para conciliar el sueño e irregularidades en el mismo
  • Cambios en la figura corporal y tendencia al aumento de peso
  • Cambios en el estado anímico y emocional
  • Sequedad vaginal y puede producirse molestias en el acto sexual
  • Mareos
  • Osteoporosis

Cuidados a tener después de la menopausia

Hay dos medidas fundamentales que debes mantener después que entras en la menopausia: alimentación adecuada y actividad física.

Alimentación adecuada

Consumir alimentos ricos en calcio como la leche y sus derivados, frutas y verduras frescas, sardinas, legumbres, esto te ayudará a suplir las necesidades diarias de 1,5 gramos de calcio.

Cuando la alimentación no satisface estos requerimientos, es necesaria la suplementación con calcio, a lo que se adiciona la necesidad de vitamina D y mantener el colesterol en niveles normales.

Actividad física

La osteoporosis es una de las enfermedades asociadas con la menopausia y está demostrado que las personas que desarrollan actividades físicas de forma regular pierden menos masa ósea.

La práctica de algún ejercicio te ayudará en esta fase de tu vida, pero también a mejorar la salud en general y a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Si los síntomas de la menopausia son muy intensos y molestos debes acudir a tu médico para que te indique los medicamentos adecuados para atenuarlos, pero la mayoría de las veces son soportables con medidas generales y una actitud muy positiva ante esta nueva fase de tu vida.

En la etapa posterior a la menopausia los sangramientos no son normales, si los mismos se presentan debes visitar a un especialista.

Y recuerda…

La menopausia no es una enfermedad, no es una fatalidad, es una suerte llegar a experimentar los síntomas de esta nueva etapa de la vida.