Limpiar el hígado, una cuestión básica para adelgazar


¿Quieres bajar de peso? ¿Quieres depurar el organismo? ¿Quieres ayudar a tus órganos a trabajar mejor? Para todo esto y mucho más, necesitamos limpiar el hígado. Y a pesar de lo mal que puede sonar, te aseguramos que es mucho más fácil de lo que piensas.

Limpiar el hígado es eliminar de tu cuerpo todo aquello que ya no necesitas, elementos de los que tu cuerpo no se está beneficiando pero que pueden ser tóxicos. Hoy te explicamos cómo limpiar el hígado y sus beneficios.

Lee más: El hígado y todo lo que necesitas saber sobre él

La alimentación es uno de los factores claves para bajar el colesterol
Una dieta basada en alimentos saludables, baja en grasa y evitar los excesos de forma cotidiana es una de las claves del éxito para limpiar el hígado y bajar el colesterol

¿Por qué debemos limpiar el hígado?

Podemos querer limpiar el hígado principalmente por dos motivos: para adelgazar o para reparar el daño de este órgano. Al limpiarlo, conseguimos eliminar los elementos tóxicos que nuestro cuerpo no necesita. Por nuestro estilo de vida, alimentación incorrecta y falta de ejercicio, el hígado cada vez genera más grasa y la almacena (y no solo grasa), esto explica que al limpiarlo también perdamos peso, aumentemos nuestra energía y mejoremos nuestras funciones hepáticas.

¿Cómo limpiamos el hígado?

Podemos limpiar el hígado con algunas recetas y alimentos enfocadas a ello. Te dejamos algunos ejemplos para facilitarte la tarea.

Receta para limpiar el hígado: Zumo de ajo, naranja y aceite de oliva

frutas de temporada
Coge el hábito de tomar cada día un zumo de naranja natural y reforzarás tu salud.

Ingredientes:

  • 50 ml. de aceite de oliva
  • 50 ml. de zumo de naranja
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 1 cucharadita de ajo picado

¿Cómo lo preparamos?:

Preparar estos zumos caseros es realmente fácil. Todo a la licuadora y listo. Bébetelo 3 noches seguidas antes de ir a dormir.

Alimentos para desintoxicar el hígado

La manzana es un importante quema grasa
El fruto prohibido será nuestro mayor aliado

Además de esta receta, hay algunos alimentos que están enfocados a limpiar el hígado. Combínalos entre sí para crear tus propias recetas o tómalos a diario para ayuda a tu hígado.

Casi todos coinciden en ser alimentos naturales y bajos en calorías, especialmente frutas y verduras como manzanas, uvas, zanahorias, remolachas, hortalizas de hoja verde, berenjena, escarola, endivias o aguacates, entre otras. Asimismo, también nos ayudan líquidos como el aceite de oliva o el té verde.

Además de aumentar la ingesta de estos alimentos o preparar la receta de zumo de naranja, aceite de oliva y jengibre, ¿podemos hacer algo más? Sí, por supuesto. Como siempre solemos ver en este tipo de artículos, hay algunos tips para lograr tu objetivo. Pequeños consejos para el día a día, como beber mucha agua, realizar ejercicio diariamente, evitar el alcohol, los productos refinados y la carne roja y reducir poco a poco las raciones de comida.

Como ves, limpiar el hígado no es una tarea complicada y deberíamos darle la importancia que merece, no solo por adelgazar, también por salud.

Otros temas relacionados: Alimentos buenos para el hígado, ¿los conoces todos?