La receta prohibida del pastel de patata y carne


Uno de nuestros ingredientes preferidos y que nunca deben faltar en la cocina es la carne picada. Con ella se pueden hacer innumerables recetas, desde un sencillo plato de pasta a la boloñesa hasta el pastel de patata y carne que hoy te queremos enseñar a hacer. ¿Por qué decimos que es la receta prohibido? En primer lugar, evidentemente no es apto para quienes estéis siguiendo una dieta, por lo que su simple olor nos hará caer en la tentación. Evidentemente es un plato calórico, pero también es realmente sano y nos aporta energía. Además, es prohibido porque su exquisito sabor hará que guardes la receta con recelo para ti. Tus invitados querrán volver siempre a tu casa.

Aprende a hacer el pastel de patata y carne en unos sencillos pasos.

Receta del pastel de patata y carne

pastel de patata y carne
Puedes utilizar un molde rectangular, cuadrado o redondo, al gusto

¿Qué necesitamos?:

  • 1 kg. de carne picada mixta o de ternera
  • 4 patatas grandes
  • 2 zanahorias
  • 100 ml de vino blanco
  • Queso rallado
  • Tomate frito
  • Agua
  • Aceite
  • Sal
  • Especias / Pimienta

¡Manos a la obra!:

pastel de patata y carne
Al sacarlo del horno, el aspecto será muy similar al de una lasaña

El pastel de patata y carne es muy sencillo de preparar y a la vez muy vistoso, pero lo mejor es lo rico que es. Si es posible, acércate a tu carnicería de confianza y compra allí la carne picada. Te asegurarás la mejor calidad. Para que el plato quede más tierno, puedes comprarla mixta (mezcla de ternera y cerdo a partes iguales) o solo de ternera que es la carne picada más común.

El primer paso será trocear la zanahoria y pasar por una picadora para que nos quede muy pequeñita. La ponemos en una sartén con un chorrito de aceite y dejamos dorar un poco. Bastarán 2 o 3 minutos, agregamos la carne y a fuego medio vamos removiendo hasta que cambie de color. Agregamos el chorrito de vino blanco, volvemos a subir el fuego para que se consuma bien y esperamos hasta que no quede apenas líquido. Esto es importante para que luego no se nos desmonte el pastel de patata y carne una vez que esté terminado.

Una vez consumido, añadimos el tomate frito y las especias,mezclamos y dejamos otro poquito a fuego medio-bajo hasta que veamos que está todo bien integrado.

Dejamos reposar para que se asienten los sabores y preparamos el puré de patata. Si eres hábil en la cocina, puedes ir preparándolo mientras haces la carne. Tan solo tenemos que cocer las patatas previamente peladas y troceadas. Cuando pasen 15 minutos, las trituramos bien y vamos armando las capas.

Utilizaremos para ello un molde rectangular. Agregamos en el fondo una capa fina de puré de patata, a continuación toda la carne picada procurando terminar lo más plano posible y por último el resto de puré de patatas. Añadimos queso rallado al gusto y gratinamos durante 6 minutos.

Esperamos a que temple un poco antes de desmoldar. Como podemos tomarlo frío o caliente, podemos desmoldarlo frío si elegimos esta opción. Será más fácil que no se nos desmoronen las diferentes capas.

pastel de patata y carne picada
Con patata y carne picada también podemos preparar deliciosas bolitas, también conocidas como bombas, aunque la receta es algo más complicada

¿Quieres más? Si aún te sobra este ingrediente en tu nevera, descubre más recetas con carne picada. ¡Te chuparás los dedos!

3 recetas con carne picada para repetir una y otra vez