¿Qué es la dismenorrea o menstruaciones dolorosas?


La dismenorrea es uno de los trastornos asociados con la menstruación más frecuente, está caracterizada por la aparición de dolor durante regla, el sangrado o el periodo.

Los dolores menstruales se pueden presentar inmediatamente antes o durante el sangrado menstrual. Normalmente la menstruación dura entre 3 y 7 días, pero el 90% de la sangre se elimina en los primeros tres días.

La mayoría de las mujeres no padecen de estas molestias, pero una tercera parte sufre de dolores muy fuertes durante su regla que pueden llegar a interferir con sus actividades cotidianas.

Los dolores menstruales pueden afectar a más de la tercera parte de las mujeres
Las reglas dolorosas es una de las alteraciones de la menstruación más frecuentes y puede tener solución

Características de la dismenorrea

Algunas mujeres padecen fuertes dolores en la región pélvica o bajo vientre durante los primeros días de la menstruación, como si fueran cólicos o retortijones.

En ocasiones se irradian hacia la espalda, las piernas y pueden asociarse con mareos y deseos de vomitar o vómitos propiamente dichos, y también de diarreas o constipación.

Junto con las reglas dolorosas, se puede presentar, cansancio, menor capacidad de rendimiento, dolor de cabeza, pérdida del apetito y palpitaciones.

¿Por qué se produce la dismenorrea o el dolor menstrual?

Se postula que los cólicos o retortijones están asociados a la excesiva producción de una sustancia llamada prostaglandinas. En otras ocasiones puede ser consecuencia de algunas afecciones orgánicas.

A veces, la prostaglandina puede provocar náuseas, vómitos, dolor de cabeza y de riñones, diarrea y dolores menstruales muy fuertes.

Tipos de dismenorrea

Existen dos tipos de dismenorrea la primaria y la secundaria.

Dismenorrea primaria

En este caso las menstruaciones dolorosas no son consecuencia de una enfermedad, está normal el aparato reproductor y funciona adecuadamente. Es más frecuente en la adolescencia.

Dismenorrea secundaria

En este tipo la dismenorrea está asociada a otras enfermedades o trastornos, las cuales se manifiestan con dolores menstruales. Por lo general aparecen en mujeres que previamente no tenían molestias y comienzan a padecer de los mismos.

¿A qué puede estar asociada la dismenorrea secundaria?

Cuando los dolores menstruales se producen con la primera menstruación o menarquia pueden estar asociados a una posición anormal del útero, a una deformación del útero a un estrechamiento del canal del útero. También puede deberse a trastornos en la producción de hormonas.

Entre las causas que pueden ser motivo de dismenorrea secundaria, se encuentran:

Endometriosis

Como previamente comentamos en otro post, la endometriosis es consecuencia del crecimiento de tejido endometrial en otras localizaciones que no son las normales o sea fuera del útero.

Inflamación pélvica

Cuando se produce una inflamación de la región pélvica puede experimentarse dolores menstruales. Su origen es casi siempre una infección bacteriana o micótica.

Tumores, pólipos o fibromas

Alteraciones anatómicas como pólipos, fibromas o tumores pueden manifestarse por dolores durante el sangramiento menstrual.

¿Cómo puedo aliviar los síntomas de la dismenorrea?

El alivio de los síntomas de la dismenorrea, siempre estará relacionado con las causas que lo motivan, si ellos se presentan durante la aparición de la primera menstruación de inmediato debe consultarse a un médico.

Si se presentan después de los 25 años y previamente no tenía reglas dolorosas, o son muy intensos que interfieran con sus actividades normales debe consultar un especialista para que determine si son expresión de otras patologías asociadas. En los casos anteriores la conducta a seguir la determinará la afección diagnosticada.

Si los dolores menstruales son leves o moderados y no están asociados a ninguna otra afección, por lo general van disminuyendo con el transcurso de la edad y después del primer parto.

Lo recomendable es aplicar medidas inmediatas si desea evitar las molestias de los dolores menstruales. Entre ellos el uso de bolsas de agua tibia en el abdomen inferior, también el baño con agua tibia y los masajes relajantes tanto en el abdomen, como en el cuerpo en general.

El uso de analgésicos de los que se pueden adquirir sin recetas, son los indicados como el ibuprofeno, acetaminofén o naproxeno. En otras ocasiones el uso de drogas antiinflamatorias es recomendable.

También ha demostrado ser muy efectivo el uso de píldoras anticonceptivas y otros preparados hormonales aplicados por diferentes vías, para ello siempre es conveniente la supervisión médica.

No sufras de las molestias de la dismenorrea, siempre busca la solución indicada para tu caso.