Intolerancia a la lactosa; Cómo saber y qué hacer si tu hijo la padece


La intolerancia a la lactosa es una intolerancia de las más comunes en la actualidad y hay una gran cantidad de niños que la padecen. Es por ello que los padres deberían estar informados de qué es realmente esta intolerancia y qué es lo que deben hacer para tratarla.

Intolerancia a la lactosa; No es lo mismo que la alergia a la leche (proteína)

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la intolerancia a la lactosa no es lo mismo que la alergia a la proteína de la leche. En realidad, la intolerancia a la lactosa es la intolerancia que los niños desarrollan al azúcar que hay presente en la leche, el cual también puede estar en muchos otros alimentos.

La intolerancia a la lactosa es una de las intolerancias más comunes que hay en la actualidad.
La intolerancia a la lactosa

 

¿Cómo sé si mi hijo tiene intolerancia a la lactosa?

Para saber si nuestro hijo tiene intolerancia a la lactosa es importante que observemos su crecimiento. A diferencia de otras alergias, hay muchos síntomas de esta intolerancia que pueden no ser visibles a los ojos de los padres, aunque también pueden darse como pueden ser las erupciones o inflamación. Sin embargo, podremos sospechar de la intolerancia a la lactosa si vemos que nuestro hijo está a menudo enfermo, si no crece lo suficientemente bien o si tiene menos talla que los otros niños de su edad.

Si sospechamos que nuestro hijo puede tener intolerancia a la lactosa, lo primero que debemos hacer es ir al pediatra e informarle de ello. Este nos pedirá unas prueba o test para determinar si nuestro hijo está afectado o no por esta intolerancia, los métodos habituales más utilizados para su diagnostico son:  test respiratorio de hidrógeno en el aliento, biopsia del intestino delgado,  test sanguíneo de sobrecarga de lactosa, test de acidez en deposiciones y estudio genético, siendo el primero el más utilizado.

Con los resultados, el pediatra nos informará de la dieta que debe llevar nuestro hijo y si debemos darle algún tipo de medicación, visitar a un médico escpecialista, etc.

Alimentos con lactosa; un mundo que debemos cambiar

Los alimentos que hay con lactosa y que, por ende, son dañinos por el organismo de los niños con esta alergia son de lo más variados. Podemos encontrar lactosa en un 70% de  los alimentos que le estamos dando ahora mismo a nuestro hijo y la única manera que tenemos para saberlo es mirando las etiquetas de cada uno de los productos que compramos.

En las etiquetas de los productos que la familia consume a diario veremos la composición de los alimentos y, en ella, veremos si hay lactosa o no. Es importante  que para garantizar una correcta alimentación y evitar los efectos de esta intolerancia leamos todas las etiquetas en el momento de hacer la compra y cambiemos los diferentes productos por otros similares sin ella.

Tratamiento para la intolerancia a la lactosa

El tratamiento que hay para este tipo de intolerancia no es con medicamentos, al menos en el primer momento. El pediatra nos hará hacer un cambio en la leche de nuestro hijo por una leche en la que no haya lactosa. Del mismo modo, nos pedirá que cambiemos los productos que compramos por productos en los que no haya este ingrediente.

Futuro de la intolerancia a la lactosa

El futuro de los niños con esta intolerancia es de lo más variado, pues hay niños que la superan con unos meses de dieta, mientras que hay otros que siempre van a tener que ingerir alimentos sin lactosa. En todo caso, debemos saber que es clave la detección de esta intolerancia antes de los cinco años, pues es cuando nuestro hijo tiene más probabilidades de superarla con una correcta dieta que no cuando ya han pasado de esta edad.

La intolerancia a la lactosa es una intolerancia de las más comunes que hay en la actualidad y el crecimiento de nuestros hijos puede verse afectado por ella. Es importante que los padres pongan bajo conocimiento de su pediatra sus sospechas para que estos puedan hacer las evaluaciones correspondientes.