Métodos para iniciar el año libre de estrés laboral


Empezar 2018 libre de estrés laboral es una meta en la que varias personas pensaron el último día del año. Aunque muchos de ellos se dedican a aplicar este deseo en el ámbito personal, la mayoría se olvida de una parte importante de nuestra vida diaria, bien conocido ambiente laboral.

Para disminuir nuestro nivel de estrés en el trabajo, especialistas recomiendan incluir ciertas rutinas. Pues, nos ayudarán a despejar la mente y alcanzar las metas que nos proponemos al inicio del año.

Cómo reducir el estrés laboral
Existen varias rutinas para reducir el estrés. ¿Quieres conocerlas?

Lee: ¿Cuál es tu nivel de estrés? Aprende a conocerlo y mejora tu salud

Métodos para tener un año libre de estrés laboral

Mente positiva antes y durante el nuevo año

Piensa que todo está bien. Repite la frase “estoy donde estoy, y estoy bien”, esta consigna programa a tu cerebro para que te sientas segura.

Tener una mentalidad libre de pesimismo y negatividad nos facilitará las cosas. Especialmente, al momento de planificarnos y alcanzar los objetivos laborales que nos propongamos.

Planificación como piedra angular

Sabes que la respuesta de nuestro cuerpo frente a situaciones desafiantes, es un elevado nivel de estrés. Para evitar estos momentos es clave que nos mantengamos organizados.  Con una planificación de cara a las metas que deseamos alcanzar durante el periodo que recién comienza.

Organizar los pasos a seguir nos permitirá anticiparnos a escenarios que sintamos se nos escapen de las manos. Realiza una lista de los proyectos, objetivos para cada uno y tareas. Una vez que esté lista llévala a la acción.

Adiós excesos, bienvenida a la dieta balanceada

Una de las resoluciones más populares al comienzo del año es implementar una alimentación saludable. Lo que muchas personas no saben es, que hacerlo también en el trabajo puede reducir significativamente el nivel de estrés laboral que mantengamos.

Incluye vegetales en tu dieta diaria, aumenta el consumo de agua y elimina progresivamente los azúcares. Esto permitirá que te sientas en armonía con tu organismo y el cansancio quedará a un lado.

estrés laboral y la comida
Una dieta balanceada reduce el estrés del trabajo. Así como también respetar los horarios de sueño.

Crea tiempo para ejercitarte

Cuando nos encontramos bajo una fuerte dinámica de trabajo, es importante realizar ejercicio de manera constante. Esta simple rutina permitirá que nuestro nivel de estrés sea cada vez más bajo. Lo cual nos ayudará a tener un mejor desempeño en el lugar de trabajo.

Nos referimos a apartar un tiempo de la agenda para trotar, estirarnos en casa o simplemente relajarnos caminando por la cuadra. Esto ayudará a que nos mantengamos despejados del agobio laboral y podamos tener la mente lista para dar el 100% en cada una de las tareas.

Escucha a tu cuerpo, debes descansar

Con una rutina ajetreada y niveles tan altos de estrés, es importante proporcionar el descanso necesario. Dormir al menos 7 horas es necesario para que el cuerpo rinda en términos óptimos. Más allá de dormir este tiempo, es fundamental que concilies un sueño reconfortante.

Un consejo muy popular que ofrecen los profesionales de la salud al momento de reducir el nivel de estrés, es tomar descansos cortos al momento de estar sentados frente a la computadora. Caminar un poco, estirar las piernas o levantarte a buscar un poco de agua disminuirá tus ganas de salir corriendo.

Aprende a respetar tu espacio

Es cierto que hoy en día existen muchos oficios que te obligan a trabajar más horas de las requeridas. Por ello, es importante que separemos nuestro espacio personal del espacio que utilizamos para trabajar.

Una de las razones más frecuentes del estrés laboral es no saber distinguir cuándo dejar de trabajar. Lo cual nos obliga a mantenernos con un nivel muy alto de estrés. Esto también impide compartir tiempo de calidad con familiares y amigos, por lo que es importante saber separar ambos mundos.

Sonríele a la vida

No hay nada más placentero y relajante que sonreír y disfrutar la vida. Por lo cual, una de las técnicas más populares para disminuir el estrés laboral es no tomar todo tan en serio.

Entonces, es importante destacar que con esto no nos referimos a tomar los proyectos o actividades laborales con ligereza. Sino más bien, saber que no pasa nada si te equivocas en determinados momentos.

Elimina las interrupciones

En una sociedad moderna como esta, no es un secreto para nadie que el celular toma parte de tu vida. A ver, piensa ¿cuántos dispositivos electrónicos tienes? Y si a cada uno de ellos le prestas atención por cierto tiempo, es posible que tu trabajo se vea amenazado por las distracciones que estos crean.

Para mantener nuestros niveles de estrés al mínimo, es importante que reduzcamos las distracciones en nuestro trabajo. Esto nos permitirá realizar el trabajo en un corto periodo de tiempo y de manera eficaz.

Respira profundamente

Cuando te sientas al borde de un colapso nervioso por culpa del estrés, lo más efectivo que puedes hacer es respirar. Esto ayudará a que te relajes un poco y puedas pensar con mayor claridad al momento de resolver la situación.

Una técnica para disminuir el estrés laboral es meditar durante 5 minutos en el puesto de trabajo. Para que esto surja efecto solo debes cerrar los ojos, respirar profundo y despejar la mente. Si escuchas ruido, báñalo con tu respiración.

Desarrolla una relación con tus compañeros

En muchas ocasiones, el ambiente laboral que tengamos en nuestra empresa es una de las causas fundamentales para la aparición de estrés. Una manera de contrarrestarlo, es compartir con los compañeros de trabajo fuera de la compañía.

Bien sea un café por las tardes o elegir un día del mes para disfrutar en la oficina. Será clave para tener un ambiente laboral más llevadero y disminuir el nivel de estrés laboral.

El hábito hace al maestro

Sabemos que seguir al pie de la letra cada recomendación es algo complicado al comienzo. Por esta razón, es válido que hagas una hoja de tareas donde incorporas las actividades con las que te sientes más cómoda a un espacio de tiempo. Por ejemplo: si te sientes atraída por el área espiritual, tal vez trotar y meditar sea lo recomendado para ti.

estrés laboral y los buenos hábitos
Los buenos hábitos controlan la presión laboral. No te dejes abrumar por el desorden.

Ahora bien, si por el contrario eres de las prefiere la organización antes que el ejercicio, entonces planifícate. Tomar una hoja de papel y escribir solo tomará unos minutos de tu tiempo y trae consigo resultados increíbles.