Hipotensión o presión arterial baja, sus causas y consecuencias


En artículos anteriores abordamos el interesante, y más aun apasionante tema de la presión arterial baja o hipotensión arterial, como comúnmente se le conoce. Y como sucede en muchas ocasiones, el espacio conspira con abordar todos los aspectos necesarios acerca de un tema. Y es el caso de la hipotensión.

Lee más: ¿Quieres conocer más sobre la hipotensión arterial?

Este articulo nos permitirá abordar la relación entre hipotensión y otras enfermedades relacionadas o causadas por la propia hipotensión arterial.

Presión arterial baja e insuficiencia cardiaca

La hipotensión puede estar igualmente asociada con la insuficiencia cardiaca. Esta no es más que la incapacidad que puede tener un corazón de bombear la sangre en los volúmenes adecuados y necesarios. De ese modo se podrá satisfacer las demandas de oxígeno y nutrientes de nuestro organismo.

Electrocardiogarma: util herramienta en el diagnostico de enfermedades del corazon
El uso del electrocardiograma permite deinir si se padece de insuficiencia cardiaca

Cuando la persona sufre de insuficiencia cardiaca, presenta una disminución crónica de la presión de llenado de los ventrículos cardiacos. Lo que en otras palabras significa que no llega suficiente sangre al órgano encargado de bombearla: Por lo tanto, disminuye la capacidad física del paciente. Si una persona padece de insuficiencia cardíaca y además presenta hipotensión arterial, se enfrenta a una combinación de alto riesgo para su salud.

¿A que enfermedades se asocia la insuficiencia cardiaca?

La insuficiencia cardiaca puede estar asociada fundamentalmente a cardiopatías de tipo isquémicas, congénita, valvular o hipertensiva. Es decir, a enfermedades del corazón que conllevan déficit de irrigación de sangre.

En otros casos, las congénitas, son el resultado de estar presentes al momento de nacer. En tanto las conocidas como valvulares se refiere a que afectan las válvulas del corazón.

Sin embargo, las causas de insuficiencia cardiaca pueden estar igualmente asociadas a otros elementos como son:

  • Infecciones
  • La hipoxemia
  • Arritmias
  • Excesos físicos, ambientales y emotivos
  • Infarto agudo de miocardio
  • El infarto pulmonar
  • La anemia
  • Niveles muy elevados de hormonas tiroideas en la sangre
  • Agravamiento de hipertensión
  • Miocarditis reumática, vírica y otras formas (fiebre reumática aguda, infecciones e inflamaciones de miocardio)
  • Endocarditis infecciosa

Presión arterial baja, paro cardiaco e infarto agudo de miocardio

Cuando decimos que se ha producido un infarto agudo de miocardio, nos referimos a una situación donde el paciente presenta un riego sanguíneo insuficiente. Este va acompañado de daño del tejido del músculo que forma el corazón. Esto se produce por una obstrucción en una de las arterias coronarias, encargadas de llevar la sangre al corazón.

Infarto del ventriculo cardiaco
Se aprecia el infarto del miocardio (corazon)

El infarto agudo de miocardio se produce frecuentemente por la presencia de las llamadas placas de ateroma. Estas constituyen una especie de obstáculos que se forma en el interior de nuestras arterias. Estas placas pueden, al aumentar su crecimiento, llegar a cubrir todo el interior de la misma, provocando su bloqueo.

Y asi se genera el infarto del miocardio

Cuando se ha producido la obstrucción se origina una isquemia. Es decir, no existe un suministro eficiente de oxígeno y como resultado de esto, se produce la angina de pecho. Esta angina de pecho se manifiesta en dolor en el pecho. Si el corazón se mantiene en anoxia, es decir con la privación casi total de oxígeno, provoca la lesión del miocardio. Este tipo de lesión conduce finalmente a la necrosis: el llamado infarto agudo de miocardio.

Dolor en el pecho tipico del infarto del miocardio
El dolor en el pecho es una de las manifestaciones que se observa con mayor frecuencia cuando se sufre de un infarto del miocardio

Recordemos que el infarto de miocardio es la principal causa de muerte en todo el planeta. Este se encuentra asociado a factores de riesgo como la arteriosclerosis y la hipertensión arterial. También incluyen otros, como pueden ser:

  • El envejecimiento y el natural desgaste que sufren nuestros órganos
  • Pertenecer al sexo masculino, pues los hombres presentan mayor riesgo que las mujeres
  • Tabaquismo y el consumo de drogas, sean legales o no
  • Niveles elevados de colesterol en la sangre o hipercolesterolemia
  • La homocisteinemia, o la elevación en la sangre de la concentración de homocisteína. Este es un aminoácido que puede verse cuando existe una insuficientes en nuestro organismo de vitaminas B2, de B6, de B12 y de ácido fólico
  • Al conjunto de trastornos metabólicos denominado diabetes mellitus
  • Obesidad mórbida
  • El estrés

¿Que sucede si se prolonga la falta de circulación de sangre?

Sin embargo, cuando en nuestro organismo se produce una detención de la circulación sanguínea y por lo tanto se detiene el suministro de oxígeno al cerebro, lo que se está produciendo es un daño cerebral. Este puede o no de acompañarse de paro del corazón como de la respiración. Esto no debe ser confundido con un infarto.

Los paros si están muy asociados a la presión arterial baja. Esta se produce ya sea por una pérdida del volumen de sangre o por alguna reacción sistémica.

¿Como se manifiesta el paro cardiorespiratorio?

El paro cardiorrespiratorio se manifiesta del siguiente modo:

  • La persona está inconsciente y no reacciona ni a la palabra, ni al tacto, ni a la estimulación dolorosa o lumínica.
  • El paciente aparentemente no respira y tanto el pecho como el vientre se encuentran inmóviles.
  • No se percibe el pulso.
  • La víctima muestra síntomas de coloración violácea de los dedos de pies y manos, conocida como cianosis.
  • Existe dilatación pupilar.

Hipotensión y hemorragia

En ocasiones se produce una fuga significativa de sangre en nuestro sistema cardiovascular. Esta puede estar provocada por la ruptura de vasos sanguíneos como venas, arterias o capilares. En estas circunstancias hablamos de hemorragia. De hecho, estas constituyen una de las situaciones más peligrosas que pueden producirse en nuestro organismo. Las hemorragias están invariablemente acompañadas de hipotensión arterial.

Tratamiento de Urgencia frente a cuadros de presion arterial baja
Las hemorragias que ocasionan cuadros de presion arterial baja son tributarios de atencion medica de urgencia

¿Qué consecuencias tiene la presión arterial baja?

La hipotensión suele afectar al sistema nervioso central, a las arterias periféricas, a los riñones y especialmente al corazón. Cuando la persona no tiene conocimiento de que padece de hipotensión arterial no puede darle la atención y el tratamiento que esta requiere.

De igual manera, cuando la hipotensión se produce como manifestación clínica de una patología más grave, generalmente vinculada a un mal funcionamiento del corazón, estamos ante una bomba de tiempo silenciosa.

¿Es posible establecer un tratamiento para la presión arterial baja?

La hipotensión arterial crónica es tratable. Por lo tanto, lo primero que debemos hacer si nuestra presión es irregular es acudir a un especialista. Obtener un diagnóstico es el primer paso, pues la hipotensión puede ser un indicio de enfermedad.

Muchas personas creen, erróneamente, que si su presión arterial es baja esto se puede resolver con un simple incremento en la cantidad de sal que se consume. En el caso de que tengamos un problema de este tipo, necesitamos obtener un diagnostico que confirme la hipotensión arterial. Pero sobre todo necesitamos saber porque se produce.

Si bien es cierto que la sal tiene un efecto hipertensor y puede subir la presión arterial baja, este cambio de dieta ha de ser indicado por un médico. No puede tomarse por decisión propia, ello implicaría un riesgo adicional si la hipotensión se está produciendo por una insuficiencia cardiaca o renal. La hipotensión arterial es tratable, pero, sobre todo, puede prevenirse.

Medicamentos e hipotensión

Es sabido que el uso de medicamentos tiene contraindicaciones, ya sean en mayor, o en menor medida.  Los riesgos asociados están siempre presentes. El uso indiscriminado de ansiolíticos, analgésicos, narcóticos, antidepresivos, diuréticos, entre otros, puede provocar la hipotensión arterial.

Esta es precisamente una de las razones por las que el uso de fármacos solo debe realizarse por prescripción facultativa. Y aprovecho para resaltar el concepto:  de ser posible, emplear terapias alternativas. Y de forma muy especial, aquellas que disminuyen los riesgos de salud.

Los casos de hipotensión arterial suelen ser tratados con fludrocortisona, un cortico esteroide sintético con moderada acción glucocorticoide. No obstante, si podemos utilizar remedios naturales para controlar este y otros problemas, esto repercutirá de un modo integral y favorable en nuestra salud. Los fármacos pierden efectividad cuando se abusa de ellos y deben ser utilizadas solo lo imprescindible.

La prevención

El mejor modo de ganar esta batalla por la salud es previniéndola. Si desarrollamos un estilo de vida saludable, entonces podemos prevenir los problemas asociados a la presión arterial. Y a cualquier otro padecimiento que tengamos.

Si alteramos el sistema nervioso consumiendo alcohol, cigarro u otras drogas esto tiene repercusiones en la presión arterial. Si, por el contrario, obtenemos un equilibrio entre las actividades laborales, recreativas y un descanso activo, podemos mantener nuestra presión en los niveles adecuados.

Presión arterial baja y dieta

La dieta es uno de los elementos más importantes a la hora de regular el organismo humano. En ese sentido, también es importante respecto a la hipotensión. El consumo de vegetales, la poca ingestión de carbohidratos y una alimentación rica en vitaminas y minerales siempre resulta beneficiosa.

De igual modo es importante que prioricemos el consumo de jugos y bebidas naturales. Estos no tienen los efectos perniciosos que se asocian con el consumo de refrescos de procedencia industrial. Se ha demostrado que el consumo de refrescos de cola está asociado con un mayor riesgo de padecer una enfermedad renal crónica.

Un aspecto muy importante en relación con la dieta de las personas hipotensas es que deben prestar una atención especial a los horarios de ingerir alimentos. Ya sea al desayuno, la comida más importante del día, las meriendas, el almuerzo o la cena, quienes padecen de presión baja no deben saltarse los horarios de comida y deber realizar la ingestión de alimentos sanos y variados.

¿La persona hipotensa puede realizar ejercicios físicos?

La respuesta a esta pregunta es un rotundo . Es cierto que para quien padece de presión baja no están indicados los ejercicios que se consideren de alto impacto. Sin embargo, con la asistencia de un profesional se pueden realizar ejercicios físicos que contribuyan a mejorar nuestra salud.

Quienes padecen de hipotensión deben acudir a un gimnasio donde exista personal calificado para que pueda realizar aquellos ejercicios que le resulten más beneficiosos. Pero a su vez realizar estos del modo más frecuente posible. El ejercicio físico pocas veces está contraindicado, solamente ha de regularse para de ese modo obtener los mejores resultados.

Finalmente, que podemos hacer si queremos evitar la presión arterial baja

En nuestras manos esta mantener un control sobre nuestra presión arterial. Ya hemos visto la importancia que esta tiene para nuestra salud. Pero más aún las consecuencias que implica desentendernos de la misma. Si se desea tener una adecuad calidad de vida, hay que mantener estilos de vida saludables, que incluyan la alimentación sana y el ejercicio físico frecuente. Pero tan trascendente como lo anterior es lograr el aprendizaje y desarrollo de actitudes emocionales positivas.

Si bien existen factores de riego que pueden favorecer la aparición de la hipotensión arterial como un importante problema de salud, la praxis de una vida saludable es mucho más efectiva que el uso de fármacos.