Riesgos y ventajas de hacer ejercicios en invierno, todo lo que debes saber


Una de las maravillas de nuestro organismo es que siempre está preparado para entrenar y hacer ejercicios en invierno. Hacer actividad física durante el frío o el calor siempre tiene grandes beneficios. Sin embargo, los extremos son riesgosos y debemos tener algunas precauciones para entrenar en invierno.

¿Sabías que los meses de frío son los mejores del año para hacer ejercicio? Porque te permiten bajar de peso y tonificar los músculos en menos tiempo y, además, levanta las defensas. Sin embargo, se debe tener cuidado porque existen algunos riesgos que puede perjudicar seriamente nuestra salud.

Ventajas de hacer ejercicios en invierno

Junto con el frío llegan algunos beneficios y no estamos hablando de ocultar algunos kilos extras debajo de un sueter de un talle más grande. Los beneficios están más relacionados con la balanza y nuestra apariencia en el espejo.

hacer ejercicios en invierno

Aumento del metabolismo

Cuando las temperaturas bajan, nuestro cuerpo debe hacer un esfuerzo para mantener estable la temperatura interna. Ese esfuerzo, involucra un aumento del ritmo del metabolismo, por lo tanto, se produce una mayor quema de calorías, aunque estemos en reposo.

Esto ocurre sin realizar ninguna actividad física. Por lo tanto, si hacemos ejercicio, se produce un aumento importante de quema de calorías.

Mayor contracción muscular

Otro efecto que el frío provoca en nuestro organismo para mantener el calor corporal, es el aumento de la contracción muscular involuntaria. Favoreciendo al tono muscular y un mayor consumo de energía.

Mejora del rendimiento físico

Cuando el organismo se enfrenta a un contratiempo y lo supera se hace más fuerte, las condiciones físicas mejoran en muchos aspectos. El sistema circulatorio, por ejemplo, cambia con el frío, puesto que la cantidad de sangre y la oxigenación se incrementa, permitiendo que todo el organismo mejore, desde la piel hasta los músculos.

El incremento del nivel sanguíneo se debe a la necesidad de calentar cada célula del organismo, incluyendo la piel. El encargado de este fenómeno es el hipotálamo que se encuentra en el encéfalo.

Menor deshidratación

La deshidratación es uno de los riesgos de hacer ejercicios en verano. Este peligro no ocurre en invierno, porque la cantidad de sudor es menor. Además, la cantidad de sangre aumenta en todo el sistema circulatorio, por lo tanto, todo el organismo está más hidratado. Sin embargo, no debes confiarte y llevar siempre una botella con agua cuando sales a caminar.

Fortalecimiento del sistema inmune

Al realizar ejercicios, las defensas naturales de nuestro organismo aumentan. Esto se debe a un aumento del nivel de leucocitos y granulocitos, dos grandes responsables del funcionamiento general de las defensas naturales de nuestro organismo.

Sin embargo, se debe tener cuidado, de lo contrario se corre el riesgo de bajar las defensas. A continuación, te contamos cuáles son los cuidados que se deben tener para disfrutar de estas grandes ventajas y no sufrir el efecto contrario.

Cuidados que se deben tener para no correr riesgos

Cuando llega el invierno la salud corre algunos riesgos, como la hipotermia, congelamiento o dar lugar a algunas enfermedades como gripe, bronquitis, neumonía o dolores de articulaciones y otras afecciones.

Para evitar cualquier contratiempo mientras se realiza ejercicios, es necesario tomar algunas medidas. A continuación te contamos qué tener en cuenta para hacer ejercicios en invierno de manera segura.

hacer ejercicios en invierno

Sistema respiratorio sensible

Uno de los mayores cuidados que se debe tener está relacionado con las bajas temperaturas y el sistema respiratorio, especialmente si se sufre de asma o algún otro trastorno respiratorio. Porque el aire frío puede entrar en los pulmones sin calentarse ni humidificarse lo suficiente, provocando irritación.

Precalentamiento

Recuerda que todo el organismo está frío y las bajas temperaturas no ayudan calentar los músculos y las articulaciones. Por lo tanto, el intervalo de precalentamiento debe ser un poco mayor que el de verano.

De esta manera no pasaremos por contracturas u otras molestias dolorosas que no nos permitan mantener un buen rendimiento.

Vestir ropa adecuada

Obviamente no se puede vestir de la misma manera en invierno y en verano. Según los especialistas, existen zonas del organismo que son más propensas a enfriarse y congelarse. Ellas son las que se encuentran más alejadas del corazón, tales como la cabeza, manos y pies. Por ese motivo dichas partes se deben abrigar para mantenerlas calientes.

¿Cómo vestirse para entrenar en invierno?

Cuando vamos a entrenar al aire libre con temperaturas bajas nos debemos vestir adecuadamente para no sufrir hipotermia. Para ello confiaremos en la superposición de prendas con diferentes cualidades. La primera de ella, la que estará en contacto con la piel debe tener la capacidad de absorber el sudor. El género ideal es algodón.

La segunda capa de ropa debe ser térmica y sobre ella recién podemos ponernos una prenda que nos proteja del viento, que sea impermeable y transpirable. Lo más importante es que, aunque sientas calor, siempre te debes abrigar al terminar el entrenamiento. De lo contrario, podrías enfermar.

¿Cuál es la hora ideal para hacer ejercicios en invierno?

Si tienes opción a elegir la hora del día para entrenar, se obtiene un mayor beneficio al entrenar durante la luz del día de la mañana. La cantidad de horas a entrenar por día dependerá de la práctica y estado de salud.

En caso de que se haga ejercicios habitualmente se obtiene una excelente relación beneficio y tiempo al entrenar una hora diaria. Porque lo realmente importante será la intensidad de los ejercicios, optando por los de media y alta intensidad a un ritmo continuo. Tratando de evitar los descansos largos entre ejercicios. De esta manera se puede evitar una hipotermia.

Para entrenar o hacer ejercicios en invierno de manera segura se debe estar preparado y equipado para la temperatura actual. Recuerda que la alimentación es un pilar fundamental cuando se desea entrenar, especialmente en invierno.

Aquí tienes algunos consejos sobre qué comer en invierno para no engordar y protegerse de enfermedades.